HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus | Huelva El alcalde de Huelva insiste en la salvaguarda de la salud como prioridad máxima

  • Gabriel Cruz destaca el “ejemplo de madurez” de la ciudadanía tras la primera semana de reclusión

  • Asegura el cumplimiento de las medidas y subraya la unidad entre la Administración

El alcalde, Gabriel Cruz, en su casa, durante una videollamada ayer con el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Luis Albillo. El alcalde, Gabriel Cruz, en su casa, durante una videollamada ayer con el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Luis Albillo.

El alcalde, Gabriel Cruz, en su casa, durante una videollamada ayer con el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Luis Albillo.

La primera semana en estado de alarma concluye ahora con una cifra creciente de infectados en Huelva, entre una población que empieza a aclimatarse a la forzada reclusión en casa, y con la única certeza, absoluta, de que la razón de todo esto es “la protección de la salud”. El alcalde apunta en esa dirección, la única que reconoce y a la que vuelve continuamente durante la conversación mientras hace balance de los primeros días de esta situación excepcional, de la que tampoco se escapa la capital onubense.

Gabriel Cruz habla desde casa, un poco más sosegado que en días previos, en los que, reconoce, han tenido que responder a diario en el Ayuntamiento de Huelva a todas las nuevas cuestiones que se han ido planteando, tratando, al mismo tiempo, de mantener la actividad municipal para que el parón no sea absoluto, garantizando servicios mínimos de atención a la población. “Pero todos los servicios públicos deben tener siempre presente, por encima del propio servicio, que lo primero es la salud de las personas”

“Tratamos de dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos, actuando desde la responsabilidad y el rigor más absoluto, pero hay algo a tener en cuenta, que debe ser guía en la toma de decisiones y en nuestra propia rutina: aquí solamente hay un objetivo, que es la protección de la salud”.

El alcalde tiene claro que la salud prima sobre cualquier otra necesidad, sobre cualquier servicio que se preste. En cierto modo le obsesiona, y con ese fin habla de abordar la situación con “contundencia y responsabilidad”, “sabiendo que lo más importante, aún siendo duro, es seguir las indicaciones y las medidas que nos dan desde el Gobierno”.

"Todos somos Gobierno de España en el sentido de que somos indispensables”

Hay presente en estos primeros días un claro sentido de entrega y de vocación de servicio, de la necesaria unidad entre administraciones, de la asunción, además, como Ayuntamiento, de un deber como administración con un mayor contacto directo con la población: “Somos conscientes de que estamos obligados y somos un elemento fundamental en ese trabajo de puesta en marcha y aplicación de medidas adoptadas”.

En este sentido, asegura Cruz, hay un “permanente contacto con las dos administraciones [Gobierno central y Junta] tanto para la gestión ordinaria del Ayuntamiento como para otras cosas que trascienden de nosotros”. “Está clarísimo que la labor de coordinación es fundamental”, aunque considera que en casos como éste, la unidad da un paso más allá.

“Tenemos muy claro que somos todos un solo Gobierno, y no hablo de organización política sino de un concepto bastante más espiritual, si se quiere. Todos los gobiernos somos Gobierno de España, en el sentido de que somos indispensables y fundamentales para la contención de esta pandemia”.

De esta primera semana, Gabriel Cruz destaca también la respuesta vecinal. Asegura que se está dando ejemplo de “madurez ciudadana” y aún así apela a que entre todos “nos concienciemos de que esto es extremadamente serio”, y eso, dice, se consigue con “responsabilidad individual y colectiva”. También entre “un clima de apoyo, unidad y solidaridad, entendiendo que quien sale a la calle es porque lo necesita, y para valorar la situación ya está la Policía”. ¿Se van a incrementar los controles policiales para evitar salidas innecesarias? Apunta Cruz que “no es que se vayan a endurecer, es que se va a ser absolutamente inflexible”. Y vuelve el mensaje inicial, centro de todo.

"La salud está por encima de cualquier actividad, de cualquier servicio o cualquier costumbre que tengamos”

“La única forma de parar la crisis del coronavirus, esta situación tan dura, teniendo claro que estamos todos llamados a unirnos, a cooperar y coordinarnos, es la protección de la salud; la nuestra, la de nuestro entorno y la colectiva. Eso prima por encima de cualquier actividad que desarrollemos, de cualquier servicio que prestemos o de cualquier costumbre que tengamos”.

Con esa premisa, el alcalde de Huelva valora la corriente solidaria que ha llevado a un continuo ofrecimiento de voluntariado y de “ayuda en facetas estratégicas”, sobre todo en aspectos sociales, “en apoyo a las clases más vulnerables, a los sin techo”, y en labores de limpieza y desinfección. “Es todo un ejemplo de colaboración y voluntariado, como el de Cáritas en el Andrés Estrada”.

Maquinaria municipal

En paralelo, el Ayuntamiento mantiene la maquinaria municipal, encabezada por la Policía Local, Bomberos, Emtusa, el servicio de limpieza y los servicios sociales para ayuda en domicilio, además de la atención al público vía telefónica y telemática, la gestión de contratos públicos o la obra pública en la calle.

El propio regidor, obligado por las circunstancias a salir al Ayuntamiento y estar en contacto con el resto de servicios municipales, trata de pasar la mayor parte del tiempo en casa, respetando la cuarentena y siguiendo con interés la evolución sanitaria en Huelva. “Se vive con preocupación y angustia, porque hay vecinos nuestros a los que les ha tocado, pero deseando que el impacto sea el menor posible. Los datos diarios deben servirnos para tomar conciencia de extremar todos las medidas”.

“A nadie se le escapa que esto va a durar más que las dos semanas que se han fijado en principio”, reconoce Gabriel Cruz. “Va a derivar en momentos más complicados que exigirán un sobreesfuerzo”, añade, aunque con esperanza, escudado en la ola de “solidaridad y cariño” que aprecia entre la ciudadanía onubense, más unida estos días en manifestaciones espontáneas desde los balcones de casa. “Esto también nos va a ayudar, a nosotros y a las ciudades, a relacionarnos de otra manera”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios