HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Huelva

Muere la abuela herida durante el incendio en la Hispanidad del mes de enero

  • Los familiares aseguran que su fallecimiento no ha tenido que ver con las heridas sufridas

Loli abrazada por su hija Patricia. Loli abrazada por su hija Patricia.

Loli abrazada por su hija Patricia. / H. I. (Huelva)

La familia afectada por el incendio que devastó una vivienda del barrio de la Hispanidad el pasado mes de enero, lamenta desde el pasado domingo una nueva víctima mortal. Loli Bravo de 50 años, falleció el pasado domingo en la capital onubense. Fuentes de su familia señalaron a Huelva Información a última hora de la tarde de ayer que “su fallecimiento no tiene nada que ver con el incendio que sufrió la vivienda, sino que se debe a otras causas”.

El fuego, originado en el número 10 de la calle Salvador Rueda de la barriada de la Hispanidad de la capital onubense, tuvo lugar el pasado 7 de enero, en una vivienda donde vivían nueve personas bajo el mismo techo. Como consecuencia de las llamas y el intenso humo originado en el mismo, Noelia Palma de 24 años y Jesús Manuel Kiki de apenas 15 años de edad, fallecieron a las pocas horas.

Francisco Jesús, el bebé de Noelia que apenas contaba con 25 días de vida, no pudo superar las consecuencias del devastador incendio y falleció pocos días después. Su estado era extremadamente grave y las posibilidades de supervivencias, muy escasas, ya que padecía daños irreparables en sus pulmones como consecuencia de la inhalación del humo originado en la vivienda. Su muerte se certificó apenas diez días después.

Imagen del funeral de Francisco Jesús, un bebé de apenas unos días, víctima del fuego. Imagen del funeral de Francisco Jesús, un bebé de apenas unos días, víctima del fuego.

Imagen del funeral de Francisco Jesús, un bebé de apenas unos días, víctima del fuego. / Josué Correa (Huelva)

Loli fue trasladada en estado muy grave a la Unidad de Quemados del hospital Virgen del Rocío de la capital hispalense, donde en un principio su evolución fue favorable. De hecho, tal y como reconocía su familia a Huelva Información, “se le pudo retirar la respiración asistida y conversar con nosotros”. Tenía muy dañado uno de sus pulmones y “una pequeña infección en el otro que parece que va remitiendo poco a poco”, confesaba la familia que tampoco descartaba “complicaciones en su estado”.

Desafortunadamente, éstas llegaron a comienzos del pasado mes de febrero, cuando fue necesario su ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro hospitalario sevillano, como consecuencia de las lesiones importantes que padecía en el tejido cerebral. La inhalación de humo a la que se vio sometida, provocó una muerte celular en su cerebro que fue confirmada con una resonancia magnética a la que fue sometida.

Loli no respondía a las estimulaciones a las que le sometían y apenas podía abrir los ojos, con lo que el equipo médico se resignaba a un “pronóstico no muy halagüeño a medio y largo plazo”, tal y como confirmaron sus allegados a Huelva Información. No obstante, quisieron transmitir a la familia la importancia de los tratamientos durante un periodo prolongado en el tiempo para comprobar si su respuesta a los mismos se podía llegar a recuperar, por lo que su pronóstico era impredecible.

Estado en el que quedó la vivienda devastada por el fuego. Estado en el que quedó la vivienda devastada por el fuego.

Estado en el que quedó la vivienda devastada por el fuego. / Alberto Domínguez (Huelva)

Sus familiares decidieron trasladarla a las instalaciones del complejo hospitalario Juan Ramón Jiménez de la capital onubense, donde permanecía ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del mismo. El estado continuaba siendo “muy grave” aunque en el momento de producirse su agravamiento, no estaba ingresada en dicho centro hospitalario.

A pesar de que se daba por hecho que su fallecimiento se había producido por las consecuencias del incendio, la familia confirmó a Huelva Información que la misma “se debió a otras causas, ya que las había superado; su muerte no tiene nada que ver”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios