Entrevista | Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía “La Justicia andaluza no puede ser una herramienta el servicio del poder político, sino del ciudadano”

  • El responsable de Justicia de la Junta sostiene que el sistema "no está saturado" y que la digitalización permitirá liberar la carga de los funcionarios 

Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía. Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía.

Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía. / Alberto Domínguez (Huelva)

–¿Cuándo será una realidad la Ciudad de la Justicia de Huelva?

–Cuando el alcalde nos autorice el suelo necesario nos pondremos a trabajar en ello. La Ciudad de la Justicia de Huelva es necesaria porque los partidos judiciales no pueden estar dispersos, además de los 24 millones de euros al año que nos cuestan los alquileres a los andaluces. Esa cantidad hay que invertirla en tener un patrimonio propio que nos permita ser más operativo.

–¿Es la solución para el colapso del sistema judicial?

–No comparto esa percepción. El sistema judicial no esta colapsado. Somos la comunidad con más litigios de España, tenemos más de ocho millones de habitantes y llevábamos doce años sin inversiones en infraestructuras judiciales. Tenemos 13 sedes judiciales en marcha y dos ciudades de la justicia. Desde 2012 no se reforzaba el personal público y hemos incorporado a 249. Hay refuerzos para los juzgados de violencia de género. En menos de 10 meses se ha avanzado mucho.

–¿Cómo piensa liberar la carga y reducir los tiempos de los procedimientos?

–La implantación del sistema Adriano nos permitirá que en 2022 contemos con un sistema donde el expediente judicial esté totalmente digitalizado. Hemos aumentado un 266% la inversión en materia judicial.

–¿Está satisfecho con el estado del sistema judicial andaluz?

–Por la Justicia había que apostar y el PSOE no lo hizo en décadas. Hemos visto como la asistencia jurídica gratuita se cobra antes o crecen los módulos de guardia un 40%. Los datos no me los invento. Cuando termine el año habremos reducido los tiempos de cobro del turno de oficio de 90 a 30 días. Hemos puesto en marcha programas de mediación para resolver litigios sin necesidad de llegar a pleitos que descarguen al sistema. La Justicia no puede ser una herramienta al servicio del poder político, sino del ciudadano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios