Fútbol | División de Honor

Punto con sabor amargo para el Cartaya (1-1)

  • Álvaro Pereira anota el 1-0 y Gonzalo empata de penalti para el colista Atlético Algabeño en el 85'. Cuarta igualada consecutiva de los locales y Bocanegra fue expulsado con el partido acabado.

Un jugador del Algabeño intenta superar la presión del Cartaya durante el partido. Un jugador del Algabeño intenta superar la presión del Cartaya durante el partido.

Un jugador del Algabeño intenta superar la presión del Cartaya durante el partido. / Alberto Domínguez

Decepcionante empate del Cartaya ante un Algabeño que se mereció el punto por indesmayable. El equipo de Nogueira no halla el camino que le distinguió hasta hace nada y suma cuatro igualadas consecutivas (Isla Cristina, Torreblanca y Chiclana) Para colmo, Bocanegra fue expulsado con el partido listo y le pueden caer más de un partido de sanción.

Queda declarado el estado de preocupación en el Cartaya. Cuatro empates consecutivos, el último ante el Atlético Algabeño, colista de la categoría, en un partido en el que el conjunto de Pedro Nogueira, a fuerza de ser sinceros, no mereció más sin contamos el global, porque luego hubo detalles que pudieron decidir antes de la locura final.

Como en Isla Cristina, el Cartaya tiró la primera parte y esta vez no fue por error en el dibujo, sino porque da la impresión de que al equipo se le ha ido el espíritu aventurero que tanto le distinguió. Ya no presiona alto, no sonríe cuando corre y no disfruta del juego porque todo es a ralentí, luego es previsible. Ante esa circunstancia, los rivales se vienen arriba, ya no tiemblan, e incluso acumulan jugadas de gol que antes eran imposibles. A todo eso hay que sumar el mal endémico que acompaña al equipo, la alarmante falta de gol. Se puede discutir la ausencia de un delantero puro, matador, pero no se puede poner en duda la capacidad de los que están. Como por ejemplo Sebas, al que se le están yendo ocasiones que en un pasado no muy lejano las metía todas.

El Cartaya apenas tuvo chispa ante un Algabeño que llegaba como colista

El partido arrancó con la valentía del colista, con el sello de Diego Tristán y la carencia de chispa del Cartaya, timorato, cojo por la banda derecha, sin fútbol en el centro del campo y sin conexiones. Es como si de pronto se le apagaran todos los circuitos. Así ocurrió en Isla y así, exactamente así aconteció esta jornada. En todo caso el partido era plano de proposiciones, ni tan siquiera aparecieron las indecentes. Porque hay veces que el descaro te saca del letargo. Cero a cero al descanso con el Algabeño en mejores sensaciones.

Y así comenzó la segunda parte. Dos ocasiones clarísimas para los sevillanos y el Cartaya en la lona. Era el turno del entrenador y la primera medida fue meter a Kata para revolucionar sustituyendo a un desaparecido Leo y luego dio el golpe maestro el entrenador del Cartaya. Liberó a Álvaro Pereira, sumido en la cuesta abajo desde la primera parte y el artista, cerca de los delanteros ejerció de violinista para marcar un gol que solo hacen los elegidos. Se plantó solo ante el meta sevillano, lo tumbó con un movimiento de cintura y marcó a puerta vacía justo cuando el Algabeño arañaba la pared escalando en el escenario.

De pronto el Cartaya se sintió emergente y feliz. Y tuvo ocasiones, hasta tres clarísimas, para haber sentenciado el pleito. Pero las falló de forma incomprensible. Y ya lo dice la historia del fútbol, si perdonas, lo pagas. Minuto 85 de partido, balón largo sobre Lukas, Manuel pierde el sitio y penalti claro. Gol de Gonzalo engañando a Bocanegra. Y pudo ser peor. En tiempo límite del descuento, el propio Gonzalo tuvo una falta vestida de gol que no acabó en la red porque la barrera del Cartaya estuvo lista.

Cuarta decepción consecutiva con cuatro empates seguidos. Y es que empatar para el Cartaya supone eso, sobre todo después de lo que nos enseñó hasta hace nada. Le falta chispa, presión y ritmo. Es posible que sea este verano que se alarga en exceso que tiene las cabezas locas. El caso es que algo falla y eso lo tiene que corregir el entrenador a la mayor brevedad posible. Porque hoy es la preocupación. Pero mañana, si no se levanta, entonces el adjetivo puede tomar otra dimensión.

FICHA TÉCNICA

Cartaya: Bocanegra, Manuel, Mario (Diego), Franci Ruiz (Zamorano), Novoa, Abu (Aitor), Leo (Kata), Álvaro Pereira, Lolo, Sebas, Pitu (Feria)

Atlético Algabeño: Manu Toro, Cáceres, Rufo, Pino, Juli (Lora), Guisado (Lucas), Dani Casado (Rubén), Gonzalo, Jero Baena (Bazán), Pipi y Jorge.

Goles: 1-0 m. 68 Álvaro Pereira; 1-1 m. 85 Gonzalo, de penalti.

Árbitro: Velarde Galán, de Córdoba. Regular. Fallos puntuales impropios de un árbitro de esta categoría. Amonestó por los locales a Bocanegra, Manuel, Zamorano y Kata y a los visitantes Guisado y Jorge. Expulsó a Bocanegra una vez finalizado el partido.

Incidencias: Partido de la jornada 10. Unos 500 espectadores en el Nuevo Luis Rodríguez Salvador.

RESULTADOS Y CLASIFICACIÓN

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios