Recreativo

Recreativo: luces y sombras en una temporada anómala

  • El Decano se mantiene en puestos de Segunda B Pro por su fortaleza local pese a sumar las mismas derrotas que el penúltimo y solo dos goles como visitantes

Chuli remata en su gol al Marino. Chuli remata en su gol al Marino.

Chuli remata en su gol al Marino. / Josué Correa (Huelva)

Una temporada clave, que puede marcar el futuro deportivo de la entidad albiazul. El Recre, como el resto de los equipos de Segunda B, sabe que en una campaña tan corta su desenlace será crucial para las próximas temporadas. 18 jornadas es menos que una vuelta normal. Habituados a ligas de 38 partidos y con margen para recuperarse de baches y crisis, la actual no da opciones alguno. No lograr al menos una plaza en la Segunda B Pro tendrá a efectos prácticos el mismo valor que perder la categoría.

En esta liga diferente de solo 18 partidos, el rendimiento del Recre ha arrojado luces y sombras. Por clasificación se encuentra dentro del objetivo mínimo. Es el quinto clasificado y al finalizar la liga regular lucharía por una plaza en la Segunda B Pro. No obstante, la igualdad de la clasificación lo coloca realmente a un partido tanto de la zona noble como de la de descenso. La igualdad clasificatoria vuelve más importante si cabe la regularidad. Quien sea capaz de mantener un ritmo constante lo tendrá en la mano. No obstante, el líder Algeciras está ya fuera del alcance albiazul con nueve puntos de ventaja y un choque menos. Es su primera salida de 2021.

A nivel individual, si bien es cierto que las miradas están puestas en el entrenador porque aquellos de las leyes del fútbol, el rendimiento individual y colectivo también merece un análisis. Hombres como Seth, José Antonio González, David Alfonso o Cera han sido notas positivas. En cambio, futbolistas llamados a ser pesos pesados como Chuli, José Carlos, Traoré o el inédito Alberto Martín han tenido una aportación inferior a la prevista. La irregularidad de otros como Quiles ejemplifican el valor colectivo.

A nivel ofensivo la realidad es que el choque con el Marino y la histórica goleada por 6-0 adultera en gran parte los números albiazules. No ha sido bagaje ofensivo destacado por más que el global goleador lo contradiga. El Decano marcó el 50% del total de sus tantos en un solo encuentro. Los otros seis los hizo en siete partidos, lo que muestra un promedio de menos de un tanto por partido. En tres de ellos se quedó sin marcar, más de un tercio del total. No obstante, sus goles fueron señal de punto en todos los casos salgo en el último duelo disputado contra el Tamaraceite. Fue la única ocasión en la que no pudo sumar tras perforar la meta contraria. Esto enlaza con una de sus principales debilidades. Es un equipo incapaz de levantar un marcador adverso. De hecho, solo en la primera jornada contra el Atlético Sanluqueño evitó la derrota tras verse por detrás en el marcador.

La principal luz de este Recre es su fortaleza en casa. En el Nuevo Colombino ha logrado sus tres victorias. En esos tres encuentros hizo 10 de sus 12 goles. Son nueve puntos de los 10 que tiene. Solo el Marino, colista ha perdido más partidos, que el Decano.

El rendimiento de estas ocho jornadas equivale a unos 24 puntos al ecuador en una competición normal con 38 jornadas. Serían pocos para aspirar a jugar el play-off, pero suficientes para una permanencia holgada. Una demostración más de lo anómala de una campaña que a pesar de sus sombras mantiene al Recre con la luz fija en un objetivo factible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios