Recreativo

El Recre presentará en noviembre las cuentas de la 18/19 con 1.100.000 euros de pérdidas

  • La auditoria refleja que el déficit desciende por tercer ejercicio consecutivo

  • La plantilla de Salmerón, última de Eurosamop, fue 330.000 euros más cara que la de Monteagudo

El Recre presentará en noviembre las cuentas de la 18/19 con 1.100.000 euros de pérdidas El Recre presentará en noviembre las cuentas de la 18/19 con 1.100.000 euros de pérdidas

El Recre presentará en noviembre las cuentas de la 18/19 con 1.100.000 euros de pérdidas / Alberto Domínguez (Huelva)

El Decano convocará en los próximos días la junta general de accionistas correspondiente a la campaña 18/19 y que tuvo que ser aplazada por el estado de alarma. En ella, el consejo de administración presentará el balance de la temporada en la que rozó el ascenso. Las cuentas arrojarán unas pérdidas de 1,1 millones de euros, unas cantidades previstas en el plan de viabilidad de la entidad en un contexto deficitario como es la Segunda B, con unos ingresos insuficientes para entidades de la envergadura del Decano, y en un club con unas obligaciones de pago heredadas por la deuda existente como el convenio, los créditos de Eurosamop o extrabajadores y el convenio con Hacienda que imponen una losa de 1,5 millones anuales para las arcas recreativistas, prácticamente la totalidad de sus ingresos ordinarios.

Con respecto a los años precedentes, las pérdidas se reducen por tercer ejercicio consecutivo, lo que evidencia la tendencia hacia el relativo equilibrio presupuestario dentro de las limitaciones de una competición que en sí misma es insuficiente. Así, en la 16/17 el club presentó 2,36 millones de pérdidas, 1,25 el siguiente y 1,1 el pasado. Esa tendencia se acelera en el adelanto de cuentas de la 19/20 que se presentará en la junta y que arrojará un saldo de 600.000 euros negativo. En cuatro ejercicios el Recre ha reducido a la cuarta parte sus pérdidas y prácticamente a la mitad en las dos últimas.

El Recre dará un paso casi definitivo hacia la normalización de su situación societaria. La junta de accionistas estaba prevista para la primavera pasada tuvo que ser suspendida por el estado de alarma, decretado cuatro días después de la reunión del 9 de marzo que aprobó las cuentas hasta la 17/18. La asamblea del próximo mes le permitirá certificar el balance de la campaña 18/19, la del título liguero y el play-off con José María Salmerón. La previsión es que en el mes de diciembre se celebre la que permita la aprobación de la campaña pasada, por lo que por primera vez desde hace casi una década las cuentas estarán a efectos societarios al día, auditadas, presentadas en el Registro y aprobadas. Un hito para un club que hace apenas cuatro años vivía en un bloqueo absoluto.

La entidad paga cada temporada 1,5 millones de deuda más los gastos ordinarios

La temporada 18/19 supuso un nuevo récord de ingresos para la entidad, que fue capaz de generar casi 1,8 millones de euros de recursos propios gracias a su gestión. Los abonos se elevaron hasta los 698.000 euros, mientras que dos partidas multiplicaron su aportación con respecto a la 17/18. Los ingresos televisivos pasaron de unos testimoniales 2.000 euros a 125.000 mientras que la comercialización se triplicó desde los 100.000 euros de la campaña anterior a los 336.353. Como dato a tener en cuenta en este apartado, además de los patrocinios, es que el club volvió a tener ingresos por royalties y venta de la tienda después de amortizar en menos de dos años la deuda que tenía con el proveedor de material deportivo, lo que le abrió una nueva fuente de ingresos.

En el apartado de gastos, la mayor partida se la llevó la plantilla deportiva. El equipo de Salmerón tuvo un coste de 1.586.000 euros, el segundo más caro tras el de la primera campaña en Segunda B que rondó los dos millones. En comparación con la temporada pasada supuso 330.000 euros más y 380.000 más que la actual, un 26% y 32% más respectivamente.

Las pérdidas generadas suponen casi 150.000 euros menos que en la campaña anterior, que se cerró con 1,25 millones de euros en negativo. Todo ello en una temporada en la que la política de precios bajos en los partidos del play-off por los resultados de ida privó a la entidad de las dos taquillas más importantes de los últimos años, con el impacto que habría tenido en las cuentas en caso de no ascenso. Además, el coste de plantilla se incrementó en casi 200.000 euros por encima de lo previsto inicialmente y con un coste superior a la campaña de Casquero en esos 200.000 euros. Por otro lado, los gastos de gestión tuvieron un incremento importante también por el coste en servicios exteriores –auditorías de todos los ejercicios– desplazamientos y sobre todo también las amortizaciones que al cambiar el Nuevo Colombino de alquiler a concesión se incrementan.

De los 3,2 millones del plan de rescate solo 500.000 fueron para nóminas y el resto para deudas

El contexto de la categoría es claro. La 18/19 fue con 3,38 millones de euros la segunda campaña con más gastos desde que el club está en Segunda B pero con la mayor reducción del déficit anual gracias al aumento de los ingresos por la gestión ordinaria del club. El resultado de un año en el que los albiazules rozaron el ascenso mejora los números que presentaron, según los datos públicos, en su día Cádiz (-2 millones en la 16/17), Racing de Santander (-1,4 en la 17/18) o el Real Murcia (-1,4 en la 17/18 y -1,7 en la 18/19), clubes de dimensiones similares que arrastran o lo hacían en su momento deudas parecidas y que ese año se quedaron a las puertas de subir. Es el precio por pelear por estar arriba y no lograrlo.

Los auditores en sus cuentas analizan los 3,2 millones del plan de rescate de diciembre de 2017. De esa cantidad, 2,7 millones fueron destinados a pagar deudas mientras que solo 500.000 euros sirvieron para nóminas. Entre otras cuestiones, hacen referencia a los pleitos pendientes y en ellos aluden a la reclamación de algo más de 750.000 euros de Pablo Comas, acudiendo en respuesta al informe externo previo a ese plan de rescate que señaló que era el expropietario quien debía 1,3 millones al club. Las cuentas reflejan por ejemplo que en el ejercicio 16/17 quedaron alrededor de 100.000 euros en abonos por cobrar, de los que más de 20.000 pagaron en el pasado para renovar.

Las cuentas que presentará el Recre a sus propietarios serán las primeras que contarán con una opinión favorable del auditor desde hace seis años. El informe presenta varias salvedades propias de la situación heredada, con cuestiones en proceso de corrección, y que el órgano de administración pretende solventar en las cuentas anuales de la 19/20, según recogen los propios auditores en su informe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios