Recreativo

Movilidad a falta del 9

  • El Decano cuenta con Caye, Lolo Plá y Alberto Quiles para el ataque y no descarta hacerse con otro delantero

  • La salida de Traoré liberaría otra ficha sénior con la que acudir al mercado

José María Salmerón observa con atención las evoluciones de sus hombres en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva recreativista durante las semanas pasadas. José María Salmerón observa con atención las evoluciones de sus hombres en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva recreativista durante las semanas pasadas.

José María Salmerón observa con atención las evoluciones de sus hombres en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva recreativista durante las semanas pasadas. / alberto domínguez

Caye Quintana será la referencia ofensiva del Recre contra el Don Benito, pero no es un 9 al estilo clásico. El onubense se lo ha ganado con su gran trabajo en verano y será importante en el campeonato. No es el delantero centro al uso, un rol que de momento nadie en la plantilla es capaz de suplir. Tampoco lo es Lolo Plá ni lo es exactamente Alberto Quiles, a quien se espera antes del viernes, los otros atacantes con los que cuenta Salmerón. Todos tienen algo en común: calidad y movilidad. De hecho pueden adaptarse en algunos momentos a jugar por las bandas o cualquier otra demarcación ofensiva. Son las armas que tiene el preparador recreativista para el estreno del próximo domingo y las que definirán en gran medida la forma que tendrá el Decano de afrontar sus encuentros esta campaña (en el caso de Quiles no estará disponible hasta dentro de un mes por la sanción que arrastra).

Está claro que la forma de jugar albiazul dependerá mucho de las características que tienen sus hombres de perfil ofensivo. En pretemporada el mejor futbolista ha sido precisamente Caye Quintana. El isleño es el máximo goleador y ha demostrado un encaje perfecto en lo que quiere José María Salmerón. Presión, trabajo y buenos movimientos al espacio para aprovechar la velocidad así como para permitir las permutas con los otros compañeros de ataque.

El club espera cerrar una sub-23 más para su defensa antes de que finalice esta semana

Son precisamente las características que comparten los tres hombres que de momento están en la nómina recreativista. Lolo Plá puede actuar como delantero referencia sin serlo y se siente más cómodo desde la banda o acompañando a otros compañeros. Quizá más delantero es Alberto Quiles, aunque sus condiciones lo asemejan más a Caye Quintana que a un nueve en el sentido clásico de la posición. Al igual que sus compañeros tiene calidad, se asocia bien y tiene movilidad para aprovechar los espacios. Cualidades ideales para el que parece que será el plan A de Salmerón, pero la liga es muy larga.

Contar un delantero centro nato es una reclamación del técnico para dotar a la plantilla de una variante muy necesaria en esta categoría. Habrá partidos atascados, choques de brega y ocasiones en las que el juego directo imponga necesidades específicas. Le falta por lo tanto a este Recreativo un perfil claro de delantero puro que no tiene y que centra las pesquisas de los últimos movimientos del mercado. Es el encargo que tiene Óscar Carazo para la cuenta atrás del mercado de contrataciones si se dan las condiciones económicas. Le falta un defensor al técnico para doblar las posiciones y un nueve. En este sentido, este diario ya publicó ayer que el club esperaba cerrar a lo largo de esta semana la cesión de Quiles y la llegada de un sub-23 para la defensa. El resto de las demarcaciones que puedan reforzarse como el centro del campo si sale Djak Traoré, que puede ser clave, preocupan menos porque en la plantilla ya hay alternativas y el mercado es más amplio.

De hecho, una eventual salida del africano liberaría otra ficha sénior adicional, con lo que se abriría el abanico de la búsqueda del nueve que complete el ataque. Si sale Traoré tendrá el Decano una ficha sénior y dos sub-23 disponibles para hacer tres últimos movimientos. En el mercado todo cambia de un día a otro y más según se acerca su final por las prisas y los nervios que surgen. Quedan 8 días en los que puede pasar de todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios