Recreativo de Huelva

Claudio reparte los roles en el Recreativo

  • Pocas novedades por ahora respecto a la etapa de Monteagudo. Chuli es el más beneficiado con el cambio. Carlos Martínez, el primero en ser sustituido y José Carlos, primera opción de banquillo 

Claudio Barragán, durante el partido que el Recreativo disputó el domingo en La Línea. Claudio Barragán, durante el partido que el Recreativo disputó el domingo en La Línea.

Claudio Barragán, durante el partido que el Recreativo disputó el domingo en La Línea. / Erasmo

Claudio Barragán va dando forma poco a poco a ‘su’ Recreativo, y por ahora no ha llevado a cabo ninguna revolución respecto a la etapa de Alberto Monteagudo, al menos en lo que a jugadores se refiere. El valenciano cuenta con la misma base que su antecesor, siendo las principales novedades tácticas más que de nombres.

Claudio debutó en Don Benito (2-1) y luego ha estado ante el Sanluqueño (2-0) y en la visita a la Balona (1-0). Curiosamente el exjugador del Dépor ha repetido alineación nada más llegar (en los dos últimos partidos sacó el mismo once), mientras que Monteagudo tardó 17 jornadas, en parte condicionado por las lesiones y sanciones.

Sólo hay cuatro futbolistas que aún no se han estrenado con el nuevo técnico, el lesionado Kleandro (es muy probable que esta semana entre en la convocatoria, ya que entrena con normalidad con el grupo), el meta Álex Lázaro, Víctor Barroso y Gerard. Sorprendente el caso de éste último, que disputó 1.045 minutos (entre Liga y Copa) con Monteagudo, siendo 14 veces titular, y ha pasado al ostracismo. Otro dato a resaltar es que los jóvenes han perdido protagonismo y Claudio apuesta por jugadores más contrastados.

En la portería Nauzet sigue teniendo la plena confianza del técnico; en defensa hay poco margen y apenas ha habido cambios: Cera sigue en el lateral derecho; en el centro de la defensa Diego Jiménez ha jugado los tres partidos y su pareja es Morcillo, titular las dos últimas semanas; en el debut en Don Benito jugó Borja al estar Morcillo sancionado; y el lateral izquierdo sigue siendo propiedad de Nano, que estuvo sancionado en Don Benito y entró provisionalmente Óscar Ramírez.

El lesionado Kleandro, Víctor Barroso, Gerard Vergé y Álex Lázaro, los único que no han debutado con el nuevo técnico

En el doble pivote, Gustavo Quezada ha jugado los tres partidos completos desde que llegó Claudio Barragán; en el primero su pareja fue Alberto Martín, pero su lesión le dio la oportunidad a Quique Rivero, suplente en Don Benito y titular ante Sanluqueño y Balona. Por delante, Isi Ros sigue teniendo plaza fija en el extremo. También Carlos Martínez, titular con Claudio pero que ha sido el primer jugador sustituido en los tres encuentros, siendo otro fijo en el equipo inicial Quiles.

El gran beneficiado por el cambio de entrenador es Chuli. En Don Benito no jugó por sanción, mientras ante Sanluqueño y Balona ha sido titular. Con Monteagudo tuvo muchas oportunidades al principio, pero en la última etapa del manchego el delantero onubense había perdido protagonismo; de hecho, en las ocho últimas jornadas con Monteagudo fue titular en tres partidos y sólo uno lo jugó completo (en Talavera).

José Carlos es la primera opción del banquillo; fue titular en Don Benito, y en los dos siguientes encuentros fue el primero en salir como revulsivo, jugando 27 minutos ante el Sanluqueño y 32 con la Balona.

El resto de jugadores están teniendo una presencia testimonial. Rubén Cruz jugó 7 minutos ante el Sanluqueño y 16 el domingo en La Línea; el panameño Cristian Martínez (refuerzo invernal) tuvo 29 minutos ante Don Benito y 6 con la Balona; Irizo sólo disfrutó de 7 minutos ante el Don Benito, y el canterano Fran de 15 con el Sanluqueño.

Habrá que ver ahora si Claudio Barragán mantiene su confianza en el bloque o bien apuesta por un cambio de jugadores para variar la dinámica del equipo, al que le vienen ahora dos huesos, el líder Marbella y el segundo clasificado, el Cartagena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios