Provincia

La sustitución del atirantamiento provoca el retraso de las obras del puente del Guadiana

  • Los trabajos deberían haber concluido en diciembre del año pasado, pero no ha sido posible

Andamiaje en la estructura del puente sobre el Guadiana, en Ayamonte. Andamiaje en la estructura del puente sobre el Guadiana, en Ayamonte.

Andamiaje en la estructura del puente sobre el Guadiana, en Ayamonte. / Jordi Landero (Ayamonte)

La sustitución completa del sistema de atirantamiento del puente internacional del Guadiana es la principal causa de este nuevo retraso en las obras que, para la remodelación integral de dicho viaducto, están acometiendo al cincuenta por ciento los gobiernos de España y Portugal desde noviembre de 2017. Unos trabajos que, según los datos que ofrecieron representantes de ambos ejecutivos en junio de ese mismo año, tendrían que haber concluido en diciembre de 2018. Hace un año.

Según indicaron el pasado mes de octubre a Huelva Información fuentes del Ministerio de Fomento del Gobierno de España, las obras "están en marcha" y  las actuaciones en el tablero del puente (fresado de firmes e impermeabilización) "se encuentran ya ejecutadas".

No obstante, "están pendientes solo las actuaciones de sustitución completa del sistema de atirantamiento", lo cual "se ha ralentizado porque Portugal ha tardado en aprobar estas nuevas actuaciones y dotarlas presupuestariamente".

Cuestionadas las fuentes de Fomento sobre una fecha concreta para la conclusión definitiva de los trabajos, indicaron que "parece que en octubre podría empezar con ellas (en referencia a las actuaciones para la sustitución del sistema de atirantamiento), si bien los nuevos tirantes tardarán algún mes en fabricarse aún".

Fomento también precisó entonces que la Dirección General de Carreteras "está en contacto permanente con Estradas de Portugal", que según añadió "ha enviado un esquema de cortes de calzada previsto ya para el mes de octubre" pasado.

El puente internacional sobre el Guadiana fue construido en 1991 por el Gobierno luso con la aportación económica del 50% por parte de España, por lo que, según el Ministerio, los trabajos de conservación y mantenimiento de dicha infraestructura "se realizan de la misma manera: la gestión compete a Portugal y las obras de rehabilitación son sufragadas al 50% por ambos países".

Las obras presentadas en junio de 2017 incluían la rehabilitación de los sistemas de tirantes del puente, trabajos de mantenimiento de elementos estructurales, rehabilitación de equipamientos diversos, pavimentación bituminosa del tablero; remodelación de las señalizaciones horizontal y vertical, con implementación de esta última con paneles dinámicos de información y control; rehabilitación de pasillos, guardarraíles y otros sistemas de seguridad, así como de la iluminación viaria y de señalización aérea y fluvial; e instalación de una nueva iluminación decorativa en las torres y tirantes del puente.

Dentro de dichos trabajos destacó la rehabilitación de un total de 128 anclajes de los tirantes en el tablero, y de otros tantos en los pilares. También estaba previsto retensar un total de 68 de los 128 tirantes con que cuenta el puente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios