Lepe

El Ayuntamiento cierra el Ciudad de Lepe a los alojados que salen y solo quedan unos 30 en su interior

  • Tampoco se permite suministrar alimentos a los alojados dentro de la instalación deportiva

Los inmigrantes reciben alimentos en el exterior del recinto municipal. Los inmigrantes reciben alimentos en el exterior del recinto municipal.

Los inmigrantes reciben alimentos en el exterior del recinto municipal. / J. Landero (Lepe)

El Ayuntamiento de Lepe decidió ayer domingo concluir definitivamente el Plan de Emergencia puesto en marcha desde que el pasado día 14 de octubre un incendio arrasara el asentamiento chabolista ubicado junto al cementerio local, obligando al realojo de casi 200 de las personas afectadas en el estadio municipal de fútbol "Ciudad de Lepe".

Una decisión que, según señalaron a Huelva Información ayer fuentes cercanas a dicho Plan de Emergencia, implicó el cierre de dicha instalación deportiva, donde entre el viernes y el sábado aún permanecían unas 70 personas, las cuales se negaban a abandonarlo mientras no se les diese una solución habitacional.

De esta forma, y según las mismas fuentes, ayer domingo solo permanecían en el interior del recinto deportivo un total de 32 personas, ya que a aquellas que habían salido ya no se les permitía de nuevo la entrada en las instalaciones.

Todo ello después de la jornada de incertidumbre que se vivió el sábado en las inmediaciones de dicho estadio de fútbol, donde el temor al desalojo anunciado por el Ayuntamiento llevó a aproximadamente medio centenar de personas, la mayoría inmigrantes, pero también representantes de varias organizaciones sociales, se concentraron para evitarlo.

Inmigrantes en unos colchones fuera de las instalaciones deportivas. Inmigrantes en unos colchones fuera de las instalaciones deportivas.

Inmigrantes en unos colchones fuera de las instalaciones deportivas. / J. Landero (Lepe)

Según Antonio Abad, responsable de Asisti, una de las entidades que ha permanecido estos días en las puertas del complejo deportivo lepero en apoyo de los alojados, la decisión de no dejar entrar a aquellos que habían salido llegó "por sorpresa" a las 21.00 horas del sábado, por los que "muchos de los que habían salido se vieron obligados a dormir en la calle, en colchones o sobre cartones, en las inmediaciones del estadio". Según incidió éste mismo, al final "parece que no los van a desalojar por la fuerza, sino por desgaste", ya que según sus palabras "no nos permiten ni suministrar alimentos a los alojados en el interior de la instalación".

Por su parte fuentes municipales indicaron el sábado a esta redacción que ese día expiraba el plazo acordado entre las dos partes para el abandono de las instalaciones, después de que durante las dos últimas semanas "se hayan puesto sobre la mesa distintas alternativas que, por el momento, han sido rechazadas" por los que allí permanecían alojados.

En este sentido las fuentes cercanas al Plan de Emergencia consultadas por este rotativo han asegurado que desde que se produjo el incendio "se ha buscado con éxito alternativa bien habitacional, bien laboral, a más de 200 personas, hayan tenido que ver, o no, con el incendio, con el principal objetivo de erradicar el chabolismo de la localidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios