Huelva

La provincia de Huelva contabiliza casi 187 árboles por cada habitante

  • Es la segunda mayor densidad entre las andaluzas únicamente superada por Jaén

Superficie arbolada en los límites del Parque Nacional de Doñana. Superficie arbolada en los límites del Parque Nacional de Doñana.

Superficie arbolada en los límites del Parque Nacional de Doñana. / Alberto Domínguez (Doñana)

Comentarios 0

A pesar de los incendios forestales, especialmente dañinos a lo largo de los últimos veranos y de la sensación extendida de poco cuidado de la masa de arbolado en Huelva, la provincia se mantiene en la mitad de la tabla en lo que se refiere al número de árboles por habitante, según una estadística hecha pública por la Cadena Ser a la que ha tenido acceso Huelva Información.

Según este particular ranking, únicamente Jaén, que supera los dos centenares por cada uno de sus habitantes, rebasa la ratio que se consigue en la provincia de Huelva, que no llega por poco a los 187 árboles por onubense. Sin duda la extensión de sus sierras, así como la protección brindada al Parque Nacional de Doñana, le ha servido para auparse en esta clasificación que no deja muy bien paradas a las provincias andaluzas.

De hecho, todas ellas se encuentran lejos de lo alcanzado en otras, con apenas 106 en Córdoba, poco más de 80 en Almería y con las restantes a la cola de la clasificación de las provincias españolas. De hecho, entre las seis últimas, se encuentan Cádiz con poco más de 30 árboles por habitante, Málaga que no llega a 24 y Sevilla que es la tercera por la zola al superar por poco los 16 árboles por cada uno de sus casi dos millones de habitantes.

Uno de los árboles en el Parque Nacional de Doñana. Uno de los árboles en el Parque Nacional de Doñana.

Uno de los árboles en el Parque Nacional de Doñana. / Alberto Domínguez (Doñana)

En cualquiera de los casos se encuentran muy lejos de los alcanzados por Soria, que con 2.400 árboles por cada habitante, supera de lejos a cualquiera de las restantes. La especie arbórea más abundante en todo el territorio nacional es la encina, que representa un 20% del total, seguida del alcornoque con un 15% y el pino carrasco que se hace con un 11,3%, según los datos manejados por el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (Creaf).

La estadística también recoge que España es el segundo país europeo con mayor superficie forestal con 7.500 millones de árboles, sólo por detrás de Suecia y, a pesar de lo que pudiera parecer, ésta ha crecido un 31% durante la última década.

Las provincias que tienen un mayor número de árboles en su censo comparten su cercanía con los Pirineos, ya que se trata de Lleida, Huesca y Girona, mientras que Navarra sube hasta los primeros lugares, aunque por detrás de Burgos, Salamanca, Albacete e incluso Barcelona.

El alcalde de la ciudad en una plantación. El alcalde de la ciudad en una plantación.

El alcalde de la ciudad en una plantación. / H. I. (Huelva)

En lo que se refiere a la capital onubense, el número físico de los espacios verdes y ha crecido desde el año 1999, cuando se contabilizaban unos 400.000 metros cuadrados hasta los 1.317.000. El crecimiento en la extensión verde de la capital también ha supuesto un alza en el inventario de árboles. Actualmente la arboleda se compone de unos 33.000 ejemplares, dentro de las zonas públicas, cuando hace diez años este número llegaba a los 24.000.

Según los datos que adelantó Huelva Información el pasado mes de febrero por parte del jefe de sección del departamento de parques y jardines del Ayuntamiento de Huelva, Francisco Pinteño, el porcentaje de zonas verdes en relación a la superficie del núcleo urbano supera el 10% mientras que existe más de 8,8 metros cuadrados por habitante. Un parámetro que supera lo requerido por la Ley del Suelo pero que todavía no alcanza el mínimo indicado por la Organización Mundial de la Salud, que es de diez metros cuadrados.

El jefe de sección está al cargo del núcleo urbano principal por lo que a esos 1.317.000 metros cuadrados habría que sumar de zonas verdes onubenses los espacios de los polígonos industriales, universidad, hospitales o colegios “que aunque no los mantiene el ayuntamiento sí contribuyen desde el punto de vista ambiental, paisajístico y ornamental”, explica. Pinteño divide la ciudad en tres tipos de zonas verdes: las singulares, “que están asociadas a los sistemas generales de espacios libres y que por su importancia y tamaño dan respuesta a toda la ciudadanía” como el Parque Moret; las básicas, que por tipología, tamaño y ubicación obedecen más a zonas verdes de cercanía o barrio como los jardines de Santa Marta; y las áreas peatonales, “que tienen muy poca cobertura verde pero que aun así se mantiene” como la Plaza de las Monjas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios