Huelva

Reconocimiento nacional a los Cuidados Paliativos del Juan Ramón

  • Los equipos ubicados en el Vázquez Díaz ven galardonada su actividad con los pacientes terminales de cáncer y sus familias

El equipo de Cuidados Paliativos y responsables del SAS, fotografiados ayer en el Vázquez Díaz. El equipo de Cuidados Paliativos y responsables del SAS, fotografiados ayer en el Vázquez Díaz.

El equipo de Cuidados Paliativos y responsables del SAS, fotografiados ayer en el Vázquez Díaz. / alberto domínguez

El Hospital Juan Ramón Jiménez ha recibido el primer Premio Nacional Innovonco por el proyecto El sueño de un buen final, implementado en las consultas externas y en la sala de espera de los equipos de Cuidados Paliativos del Hospital Vázquez Díaz que pertenece al área hospitalaria del Juan Ramón.

El concurso, patrocinado por Angelini Farmacéutica, está dirigido a profesionales de todos los hospitales de España y reconoce los mejores proyectos de innovación en el campo de la oncología que mejoran la calidad de vida de los pacientes con cáncer.

El área de trabajo se aleja de los fríos esquemas de una zona hospitalaria

El delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Rafael López, quiso ayer felicitar al equipo que ha llevado a cabo esta iniciativa con una visita a las instalaciones y que ha prestado asistencia a 4.800 personas desde que se puso en funcionamiento en 2011. Durante la misma destacó "el compromiso y el entusiasmo de estos profesionales por humanizar la asistencia, estando al lado del paciente en situación terminal y su familia, escuchando, acompañando y fortaleciendo sus vínculos emocionales, aportándoles serenidad más allá del control de los síntomas que presentan por su enfermedad".

Con este enfoque, los profesionales han dispuesto un novedoso modelo de atención en consultas externas sin barreras entre profesionales y pacientes centrado en la cercanía y la comunicación. Asimismo, han propiciado una renovación integral en la sala de espera de la unidad que ha supuesto una ampliación del espacio físico, pero sobre todo un lugar donde se respira acogimiento en un ambiente donde se funden la humanización y la innovación, que ha merecido ser bautizado por todos como el paraíso del Vázquez Díaz.

De este modo, un mural gigante con paisajes onubenses representativos de las cuatro estaciones deja atrás las clásicas paredes hospitalarias; un hilo musical envuelve la estancia y un emblemático sofá con más de 25 años restaurado, aporta la comodidad que necesitan los pacientes llegados hasta este punto de la estancia en lugar de bancadas frías y rígidas. Todo ello se corona con el llamado Árbol de la Vida, cuyas ramas se entrelazan sobre paredes y puertas, recogiendo las reflexiones que los pacientes y sus familiares desean compartir.

El proyecto galardonado se enmarca en la línea de confortabilidad del Plan Director de Humanización del Juan Ramón Jiménez, que constituye una de las prioridades del modelo asistencial del centro y tiene por objetivo analizar, comprender y adaptar la asistencia a las expectativas y las necesidades de los pacientes y sus familias. En este sentido, se están desarrollando programas específicos en áreas de especial sensibilidad, como son Oncología, Salud Mental, Pediatría y Cuidados Críticos que se irán extendiendo de manera progresiva a otros ámbitos hospitalarios, como es el caso de la reciente Unidad de Confortabilidad, de carácter transversal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios