Huelva

La Aiqbe pide infraestructuras, el dragado del Puerto y energía más barata

  • Las 15 plantas de Huelva producen la quinta parte de toda la producción industrial de Andalucía

  • El impacto en la provincia supera los 27,5 millones en inversión social e impuestos

Representantes de las instituciones y de las empresas de Aiqbe junto al consejero de Industria. Representantes de las instituciones y de las empresas de Aiqbe junto al consejero de Industria.

Representantes de las instituciones y de las empresas de Aiqbe junto al consejero de Industria. / Canterla (Huelva)

La primera comparecencia de Carlos Ortiz como presidente en el acto más trascendente de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva (Aiqbe) siete meses después de comenzar su mandato, tuvo un carácter mucho más reivindicativo que lo que se estila en esta puesta de largo. La presentación de los principales datos económicos ya adelantados hace casi un mes, confirma la tendencia alcista tanto en producción, como en inversiones, generación de empleo y exportaciones.

Ortiz aprovechó la oportunidad para reconocer abiertamente las debilidades a las que se enfrenta el sector, aquellas que pueden amenazar directamente la evolución de futuros resultados y, frente a los representantes de todas las instituciones de la provincia en un acto presidido por el consejero de Industria, Juan Bravo, apuntó directamente al “precio de la energía como uno de los factores a corregir dentro del desarrollo de una estrategia industrial y que nos permita competir con aquellos que no se han apuntado a la estrategia de descarbonización o que tengamos unos costes energéticos similares a los de las empresas alemanas o francesas”. Valga como ejemplo que de los 9.500 millones en gastos de explotación que dedicó la Aiqbe el año pasado, 437 millones lo fueron por consumo de energía eléctrica, combustibles y agua.

No fue la única de las reivindicaciones que se escucharon ayer. En lo relativo al transporte, Ortiz animó a “avanzar en el dragado de profundidad del Puerto de Huelva, para no depender de las mareas y favorecer el acceso a todos los pantalanes”. Del movimiento total de las plantas de Aiqbe, casi 9 millones de toneladas entraron a través del Puerto y más de 20,7 millones hicieron su salida a través del mismo.

La falta de infraestructuras fue otro de los capítulos en los que las industrias plantean un margen de mejora apreciable; entre ellas está “el túnel de San Silvestre, como el eslabón más débil de todo el suministro de agua tanto para la agricultura, como para la industria y la población”. A juicio del presidente de Aiqbe, “no se trata de obras costosas y superfluas, sino necesarias” y entre ellas añadió la “eliminación de trabas administrativas” o la “modificación de la Ley del Suelo, porque no puede ser que sea más fácil comprar un terreno y hacerlo industrial, que regenerar uno que ya tenía ese uso”.

Gabriel Cruz, Juan Bravo y Carlos Ortiz momentos antes de comenzar el acto de presentación de la memoria de Aiqbe. Gabriel Cruz, Juan Bravo y Carlos Ortiz momentos antes de comenzar el acto de presentación de la memoria de Aiqbe.

Gabriel Cruz, Juan Bravo y Carlos Ortiz momentos antes de comenzar el acto de presentación de la memoria de Aiqbe. / Canterla (Huelva)

La comparecencia de Carlos Ortiz ratificó esa buena marcha de la industria onubense, que le ha llevado a generar la quinta parte de toda la producción industrial de Andalucía, es decir 9.575 millones de euros de los 49.638 del total regional. De esa producción, el 27% fue destinado a la exportación, que hacen de la provincia de Huelva la mayor vendedora fuera de las fronteras de entre todas las andaluzas y el 41% fue destinado a otras comunidades españolas. Esa producción supone un crecimiento del 13,6% respecto al ejercicio anterior y es el refino de petróleo, la regasificación de gas natural licuado y el resto de combustibles, la que se llevó su mayor parte con un 63% del total.

Los ingresos de las empresas de Aiqbe, llegaron hasta los 10.526 millones de euros, que junto con los gastos, arroja unos resultados de explotación de 1.270 millones de euros. El Valor Añadido Bruto de las plantas industriales en Huelva, llegó a los 1.845 millones de euros, (1.441 directo, 269 indirecto y 135 inducido) lo que significa que por cada euro quede impacto directo, se generaron 1,28 euros en la provincia.

En lo que se refiere al empleo, éste creció a niveles no conocidos desde hace una década y llegaron a alcanzar los 10.136 puestos de trabajo entre directos (2.231), indirectos (5.562) e inducidos especialmente en las subcontratas (2.343). Estos puestos de trabajo suponen el 5,5% de todo el empleo de la provincia de Huelva y se logra que por cada empleo generado de manera directa por la industria, se crean otros 4,54 en Huelva. De los trabajadores de las fábricas, el 70% son titulados superiores y un 92% disponen de contrato indefinido.Sus salarios llegan a los 126 millones de euros, a los que hay que añadir 32 millones más en cotizaciones a la Seguridad Social. El empleo inducido, fue contabilizado hasta los 404 millones de euros, la mayoría en el sector servicios.

Respecto a las inversiones, éstas alcanzaron los 256 millones de euros en el pasado ejercicio, con lo que lo acumulado en los últimos cinco años, llega a los 933 millones; la mayoría de estas inversiones, se destinaron a mejoras en el proceso productivo (216 millones).

Carlos Ortiz durante la presentación de los resultados. Carlos Ortiz durante la presentación de los resultados.

Carlos Ortiz durante la presentación de los resultados. / Canterla (Huelva)

En el capítulos de la Responsabilidad Social Corporativa, las empresas de Aiqbe destinaron 1,4 millones de euros a políticas de inserción social alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y que abordaron acciones relacionadas con la educación, sanidad, alianzas institucionales o salud. El año pasado se promovieron 1.400 cursos con 160.000 horas de formación que beneficiaron a 7.500 personas.

En lo que se refiere a la contribución industrial a las arcas locales y autonómicas, los impuestos y tasas alcanzaron el año pasado los 26,13 millones de euros, especialmente en el IBI, IAE y canon por ocupación de terrenos. Las inversiones en seguridad laboral alcanzaron los 15,5 millones de euros, un 6% de la inversión total.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios