Vivir en Huelva

El Festival de Jazz de Higuera de la Sierra finaliza con éxito

  • Más de 5.000 personas asisten durante los cuatros días de una cita que es referente en la comarca onubense

  • Doce conciertos llenan la agenda

Una de las actuaciones del Festival de Jazz. Una de las actuaciones del Festival de Jazz.

Una de las actuaciones del Festival de Jazz. / J.M.Brazo Mena

Comentarios 0

Más de cinco mil personas procedentes de diferentes puntos de la geografía, se dieron cita durante cuatro días en la localidad onubense de Higuera de la Sierra para disfrutar del VIII Festival de Jazz, un referente del género en la comarca. La muestra incluyó una docena de conciertos, la escuela de jazz, un rally fotográfico, la batalla de combos, el premio Charlie Porker al disco del año, y la degustación de jamón serrano durante las actuaciones musicales.

La portavoz de la organización, Prado Nevado, destacó el notable incremento de visitantes con respecto a la anterior edición, así como el aumento del alumnado participante en la escuela de jazz. “Se trata de un festival, que es distinto a todos por el marco donde se desarrolla, la diferente procedencia y la edad de los asistentes y la calidad de los músicos participantes”. Añadió que “hemos mejorado, tanto en organización, como en talleres y producción, y ello se debe a la confluencia del esfuerzo y cariño de un grupo de amigos apasionados por la música en general, y el jazz en particular”, aseveró.

El encuentro higuereño arrancó el pasado jueves con el espectáculo de la artista chiclanera María la Mónica, arropada por el piano de Javier Galiana y la percusión de David León, en los jardines de El Chacón, donde presentó su primer trabajo discográfico en solitario Carretera y Mantra. En el mismo escenario, continuó la aplaudida actuación de The Jam-Tonic- Friends, formación que tras cinco años en el festival acumula ya 11 libros y dos CDs.

Durante la jornada del viernes, los asistentes pudieron disfrutar en El Paseo, del grupo Four Woman Quartet, un proyecto de Natalia Ruciero, Blanca Barranco, Virginia Moreno y Laura Domínguez, que recorrió la historia del jazz desde una perspectiva femenina. Por la noche, El Charcón albergó la propuesta del pianista Luis González En clave de Serrat y el recital de la norteamericana Julie Casselli con su Big Band, para concluir con una degustación de jamón.

El festival alcanzó uno de sus puntos más álgidos el sábado, a partir de las 14:00, con la actuación del cuarteto Gurugú Sax Band, que es pionero en la animación callejera. El grupo recorrió con sus saxos los bares Jacaranda, El Molino y Los Curros, haciendo las delicias del público. Una hora más tarde, El Paseo fue escenario de una Jamon Session, que será recordada por mucho tiempo, con las mejores lonchas de ibérico de Jamones Eíriz, cortadas para la ocasión.

La calle Cristo del Rosario, totalmente abarrotada de público, acogió por la tarde, la actuación de Chipi La Canalla acompañado del guitarrista Félix Roquero, mientras que por la noche, la música volvió al Charcón, con The Winner Combo LGBC 2018; Chiqui Cienfuegos Trío & Inma La Carbonera, y el polifacético Toni Zenet, que presentó su nuevo disco de versiones de boleros cubanos antiguos La Guapería, un trabajo de textos rotundos, armonías complicadas y ritmos contagiosos que encandiló a los asistentes.

En el intermedio del concierto, que contó con la asistencia del alcalde de Higuera, Enrique Garzón y el vicepresidente de Política Municipal de la Diputación,Ezequiel Ruiz, se hizo entrega del premio Charlie Portee, al disco del año Social Music, del joven trompetista onubense afincado en Londres, Daniel Cano, mientras que el trabajo discográfico U Cicle Beakers, realizada por Ernesto Aurignac, obtuvo el Premio Especial del Público. Cerró el programa de conciertos la gran batalla de los combos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios