TV-Comunicación

La historia de La 2 a través del recuerdo de Antonio Sempere

  • '50 años de La 2' recorre de la mano de crítico del Grupo Joly la totalidad de los espacios del 'canal alternativo'

Jordi Hurtado en 1997. Pedro Erquicia en la presentación de 'Documentos TV'. Borges en 'A fondo'. Sáenz de Buruaga en el primer 'Quién sabe dónde'. Jordi Hurtado en 1997. Pedro Erquicia en la presentación de 'Documentos TV'. Borges en 'A fondo'. Sáenz de Buruaga en el primer 'Quién sabe dónde'.

Jordi Hurtado en 1997. Pedro Erquicia en la presentación de 'Documentos TV'. Borges en 'A fondo'. Sáenz de Buruaga en el primer 'Quién sabe dónde'. / rtve

"Mi opinión es que La 2 hay que buscarla, por eso quiero agradecer a todos los fieles espectadores que cada día nos siguen en Saber y ganar", comenta Jordi Hurtado. El incombustible presentador catalán se encarga del prólogo de 50 años de La 2, volumen editado por Cinestesia (cinestesia.es) que ha aparecido coincidiendo con esta conmemoración.

Antonio Sempere, crítico de TV del Grupo Joly y eterno defensor de las corporaciones públicas, elabora este libro que homenajea y recorre la historia del "canal alternativo de TVE" a través de sus programas de producción propia. En la cadena de Dallas, Los Simpson o A dos metros bajo tierra, series que se estrenaron en el llamado durante muchos año "el UHF", sus programas han sido su seña de identidad. El programa diario más veterano de toda la televisión en España, Saber y ganar, era necesario que prologara este almacén de recuerdos y vivencias. Ya la relación alfabética de espacios se arranca con todo un baluarte del concepto y calidad de La 2, A fondo, el reconocido espacio de entrevistas de Joaquín Soler Serrano. La relación de invitados en este cara a cara, desde Dalí o Borges hasta Alberti, santa Teresa de Calcuta o el cineasta Otto Preminger, arroja una lista sin igual en los medios españoles.

"Quería condensar lo que hemos visto y vivido, reunir una relación de programas para una cadena tan singular como La 2", explica Sempere sobre este esfuerzo que se abre con una breve semblanza histórica de la cadena que comenzó el 1 de enero de 1965 en pruebas, sin que apenas hubiera televisores con la nueva frecuencia del UHF. A partir del 15 de noviembre de 1966 inició sus emisiones regulares con la dirección de uno de los nombres claves en los años pioneros de RTVE, Salvador Pons.

El carácter experimental y minoritario ("para una inmensa minoría" fue su lema en los primeros años de competencia con las cadenas privadas) marcó el carácter de un canal que pasó de tener un 20,2% de cuota en 1990 (un share muy superior al que tiene la cadena más vista, Telecinco), en años sin apenas rivales, hasta ir decayendo de manera progresiva, mientras menguaba su presupuesto y aumentaba la competencia. La 2 comenzó este siglo con un 7,8% (más de lo que reúne ahora La Sexta o Cuatro) y bajó del 5% con la llegadas de los canales temáticos en abierto, en 2005, viviendo su peor momento en 2013, cuando registró de media un 2,4%. Este año lo va a concluir sobre el 2,8%, un poco menos en Andalucía, lo que se traduce en un regreso de los espectadores de siempre entre el solar de contenidos realmente alternativo. En la fofa TDT parece que hay mucha oferta, pero realmente hay poco en variedad.

Saber y ganar es el programa diario más veterano, desde el 17 de febrero de 1997, pero hay otros supervivientes más longevos en la parrilla de La 2, como el vanguardista Metrópolis, en las noches desde 1985; los reportajes de Documentos TV, desde 1985; o el religioso Últimas preguntas, que nació en 1982 en la sobremesa de los domingos.

Quién sabe dónde, con Ernesto Sáenz de Buruaga, comenzó en La 2 antes de que fuera el fenómeno que fue con Paco Lobatón. El segundo canal guarda mucha historia 'invisible' que rescata en este libro Antonio Sempere. No hay nadie que esté más autorizado que él para culminar ese recopilatorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios