Recreativo

El Recreativo tiene una carencia llamada gol

  • Después de 28 jornadas solo Quiles tiene unos registros decentes (7 goles)

  • Chuli, Isi Ros y Alfonso, que salió en el pasado mercado invernal, ocupan el segundo escalón con 3 tantos

Chuli se lamenta tras marrar una ocasión en un encuentro disputado en la presente campaña en el Nuevo Colombino. Chuli se lamenta tras marrar una ocasión en un encuentro disputado en la presente campaña en el Nuevo Colombino.

Chuli se lamenta tras marrar una ocasión en un encuentro disputado en la presente campaña en el Nuevo Colombino. / Alberto Domínguez (Huelva)

31 goles en 28 partidos. Esos son los números en ataque del Recreativo, una media de poco más de un gol que parece muy pobre para un equipo que quería aspirar al ascenso y que, además, se ha caracterizado por ser débil defensivamente y encajar con relativa facilidad. Aunque el fútbol es un deporte coral, está cada vez más claro que el rendimiento individual de los integrantes del plantel albiazul está muy lejos del que se esperaba de ellos en el pasado verano. De hecho, en el apartado ofensivo el máximo goleador es Alberto Quiles, considerado más un segundo punta asistente que un rematador. El onubense suma siete tantos, cuatro más de los que hizo en la pasada campaña, siendo el único futbolista de la plantilla con unos números realizadores decentes, aunque es llamativo que todas sus dianas, a excepción la de la jornada inaugural en San Fernando, hayan sido en casa.

En el segundo escalón se encuentran Isi Ros, Chuli y Alfonso, que se marchó del Recre en el pasado mercado invernal y que al irse solo había participado en diez partidos (menos de 500 minutos). Solo tres tantos han firmado cada uno de ellos. En el caso de Isi Ros es una tendencia natural a lo largo de su carrera, ya que nunca se ha prodigado en este apartado, siendo los cinco goles que marcó con el UCAM en el pasado ejercicio sus mejores números hasta la fecha.

Sí que se esperaba mucho más de Chuli, que era la guinda del proyecto. El onubense, por su amor confeso al Recre, por su trayectoria con diferentes experiencias en categorías superiores y por su historial anotador, estaba llamado a ser el elemento diferencial en el ataque albiazul, pero solo ha sido capaz de materializar tres tantos, que se han traducido, eso sí, en cinco puntos.

Aún más lejos de lo esperado está Rubén Cruz. El sevillano llegó a Huelva para aportar su veteranía y su capacidad goleadora, pero solo dos tantos figuran en su casillero goleador. Cifras que se acercan más a las del comienzo de su carrera con Betis B o Melilla que a las firmadas después de su explosión en Albacete, donde hizo 23 goles que le abrieron la puerta de Segunda División durante tres temporadas y media, aunque en la última temporada y media no marcó. Ya en la pasada campaña el utrerano únicamente pudo marcar cinco goles pese a jugar bastante en Cartagena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios