HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

ayamonte

Las obras de rehabilitación del puente del Guadiana costarán 9,3 millones

  • Serán financiadas al 50% por España y Portugal

  • Los trabajos comenzarán de inmediato y tendrán una duración máxima de 525 días

  • El proyecto de restauración se presenta el lunes

El puente comunica las orillas de Huelva y el Algarve portugués. El puente comunica las orillas de Huelva y el Algarve portugués.

El puente comunica las orillas de Huelva y el Algarve portugués. / fotos: J. landero

Este lunes serán presentadas las obras de rehabilitación integral del puente internacional sobre el río Guadiana, cuyo inicio será inminente, pero que llevan ya más de un año de retraso, unos trabajos en los que los Gobiernos de España y Portugal invertirán, al 50%, un total de 9,3 millones de euros y cuyo convenio darán a conocer este lunes en la estación de peaje de la A-22 en Castro Marim (Portugal) los ministros de Planificación e Infraestructura de Portugal, y de Fomento del Gobierno de España, Pedro Marques e Íñigo de la Serna, respectivamente, según informó la empresa pública Infraestructuras de Portugal.

Para posibilitar estas obras fue necesario establecer un acuerdo previo entre ambos países, por tratarse de una infraestructura de carácter internacional, en el que se definen las condiciones para la financiación, contratación, mantenimiento y vigilancia de los trabajos, que se dividen a partes iguales entre España y Portugal.

Incluyen trabajos de pavimentación, sistema de atirantado e iluminación, entre otros

Las obras tendrán un tiempo máximo de ejecución de 525 días, según Infraestructuras de Portugal, e incluyen trabajos de pavimentación; tratamiento de acerados, barandillas y medidas de seguridad; rehabilitación del sistema de atirantado del puente y aplicación de nuevas medidas de seguridad destinadas a la protección de la propia infraestructura, según este mismo organismo luso.

También se acometerá la reparación de elementos de hormigón armado, mejora y/o sustitución de apoyos estructurales y otros elementos de seguridad, rehabilitación del área del río, iluminación y sistemas de señalización, así como la iluminación estética, el fortalecimiento y la realineación de las señales de tráfico, la implementación de un sistema de señalización variable y la instalación de nuevos sistemas de monitorización de puente.

Debido al hecho de que se trata de una de las principales conexiones entre ambos países al sur de la península Ibérica, según Infraestructuras de Portugal el tráfico nunca se verá interrumpido completamente durante las obras, que se iniciarán de forma inminente, así como se han establecido cuatro períodos durante los que los cuatro carriles (dos hacia cada dirección), estarán siempre abiertos a la circulación rodada: del 15 de julio al 15 de septiembre, del 17 de diciembre hasta enero, del 24 de marzo al 8 de abril y del 15 julio a 15 septiembre, ya del próximo año.

La compleja situación que atravesó hace dos años el Gobierno portugués y la parálisis política en España por la falta de acuerdo entre los partidos tras los dos comicios del año pasado habían dejado en el cajón un proyecto ya anunciado y presupuestado.

En junio de 2015, los gobiernos de ambos países suscribieron un convenio para rehabilitar esta infraestructura, que acaba de cumplir 25 años. El acuerdo para actuar sobre este viaducto regulaba las actuaciones a llevar a cabo entre ambos y concretaba entonces una financiación de 14,74 millones de euros, aportados al 50% entre España y Portugal, y que según informó ayer Infraestructuras de Portugal será finalmente de 9,3 millones.

Tres meses más tarde, la empresa pública Infraestructuras de Portugal precisó que las obras tendrían una duración de año y medio y que finalizarían durante el primer trimestre de 2017, fecha que finalmente se va a retrasar más de un año. Esta rehabilitación estructural sería adjudicada por concurso público.

El arreglo del puente ha sido una demanda y una lucha histórica de las cámaras municipales portuguesas de Vila Real de Santo António y Castro Marim, así como del Ayuntamiento de Ayamonte.

Situado en la autovía A-49, el puente se construyó hace más de 25 años y une la orilla española del municipio de Ayamonte con la vecina portuguesa de Castro Marim. La longitud del puente es de 666 metros y está dividido en cinco vanos. Los tres vanos centrales están suspendidos mediante 64 parejas de tirantes. El vano central tiene 324 metros de luz, los adyacentes 135 metros y los extremos 36 metros. El tablero, de 18 metros de anchura, tiene cuatro carriles de tráfico rodado y dos aceras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios