infraestructuras hídricas

Los regantes demandan prioridad al desdoble del túnel de San Silvestre

  • La obra, incluida en la Ley del Trasvase al Condado, está declarada de Interés General del Estado

  • También contempla la construcción de la presa de Pedro Arco

La presa del Andévalo proporcionará agua a los regadíos del Condado. La presa del Andévalo proporcionará agua a los regadíos del Condado.

La presa del Andévalo proporcionará agua a los regadíos del Condado. / h. información

El próximo día 20, el Senado aprobará (casi con toda seguridad) la ley del trasvase de agua al Condado, 15 hectómetros cúbicos de la demarcación del Tinto-Odiel-Piedras a la del Guadalquivir. Será un paso muy importante en las reinvindicaciones de los agricultores desde hace años y para la preservación del acuífero 27 que nutre de agua a Doñana.

Sin embargo, no significa que se haya llegado al final del camino, ya que aún queda bastante por recorrer. La construcción de las infraestructuras que hagan efectivas la transferencia y la llegada de agua al Condado está por llegar. Para ello se necesita financiación y partidas dinerarias en los Presupuestos Generales del Estado.

20Metros cúbicos por segundo. Es el caudal que se solicita para el túnel de San Silvestre

El trasvase lleva aparejado la declaración de Interés General del Estado de varias obras. En la demarcación del Tinto-Odiel-Piedras, la construcción de la presa de Pedro Arco, el desdoblamiento del túnel de San Silvestre, también el de los sifones del canal del Piedras y del sifón del Odiel, así como aumentar la capacidad de regulación de los depósitos de Huelva, de la balsa de regulación del anillo hídrico y el transporte entre los depósitos de Huelva y la basa de regulación del anillo hídrico.

Es decir, se precisan trabajos para el trasvase del agua de los embalses del Piedras, Chanza y Andévalo, más Bocachanza, a través de la red de canales del Sistema Huelva llevarla hasta Palos, desde donde la Demarcación del Guadalquivir debe transferirla hasta el Condado, que necesita una nueva red de riego para agua superficial.

Entre las obras aprobadas hay una que es urgente, como es la ampliación del túnel de San Silvestre, ya que está al límite de su capacidad actual, según asegura en nombre de los regantes el presidente de la Comunidad de Pedro Arco, Juan Antonio Millán.

El túnel se construyó en 1979 para un caudal de 8 metros cúbicos por segundo, cuando los consumos previstos no llegaban a 100 hectómetros cúbicos al año y hora ya superan los 240, detalla Millán. Por ello es necesario ampliar el caudal en 20 metros cúbicos por segundo más, añade.

Y es que para el presidente de las comunidades de regantes, la ampliación del canal es necesaria no sólo para transportar el caudal previsto para la transferencia al Guadalquivir, que permitirá regenerar el acuífero del Condado y los humedales de Doñana, sino para garantizar el suministro de agua para todos los usos: urbano, agrícola, industrial y turístico de toda la Costa de Huelva y del Andévalo.

La obra de ampliación del túnel de San Silvestre tiene el proyecto aprobado, con tramitación ambiental incluida, y su coste esta calculado en 60 millones de euros.

Los trabajos que corresponde ejecutar a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir son la balsa número 2 de Palos, el refuerzo de bombeos, la impulsión de balsas y conducciones de transporte de agua hasta los puntos de suministro de los regadíos de el Condado, que corresponden a los comuneros de las comunidades de regantes de El Fresno y del Condado.

El trasvase contempla también obras para mejorar la gestión de la regulación del Sistema Huelva, entre ellas la presa de Pedro Arco, en la cola de la Presa de Piedras, para ampliar su capacidad de almacenamiento de aguas. También las obras de desdoblamiento de los sifones 4, 5 y 8 del canal del Piedras que se están ejecutando por parte de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía; el desdoblamiento del sifón del Odiel, en su segunda fase; y del sifón por la margen izquierda del Odiel hasta la galería formada.

Para la realización de estos trabajos, el Ministerio de Transición Ecológica, a través de los fondos Feder o de los PGE, deberá financiar parte de la obra (en el porcentaje que le corresponda) y el resto la Junta de Andalucía.

Millán afirma, sobre la financiación, que las comunidades de regantes de Huelva están consensuando una estrategia de cooperación público-privada, para lo que han pedido la mediación de la Consejería de Medio Ambiente y de la Secretaría General de Aguas, y que buscan financiación a través de entidades bancarias, a fin de disponer de créditos sindicados para afrontar de forma inmediata, sobre la ampliación del túnel de San Silvestre y la balsa de Palos.

Millán recuerda que desde 1983, los usuarios de agua superficial asumieron los principios de la nueva cultura del agua recogida en 2001 en la directiva marco, sobre control de consumo y de recuperación de costes del 50% de las obras hidráulicas necesarias para la reserva, el transporte y la red de riegos para que el agua llegue a cada parcela.

El Plan Hidrológico Nacional ya contempla el trasvase, por lo que sólo resta aprobar la Proposición de Ley. La Junta remitió al Ministerio del ramo en septiembre de 2015 el informe sobre disponibilidad de recursos hídricos, cuya elaboración correspondía al Gobierno andaluz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios