Condado

La producción de aceituna de verdeo desciende alrededor de un 35%

  • La falta de lluvia y la vecería marcan en esta campaña la recogida del fruto. Algunos productores apuntan a una baja de hasta el 50%

Un operario de la cooperativa de Paterna del Campo toma una muestra de aceitunas. Un operario de la cooperativa de Paterna del Campo toma una muestra de aceitunas.

Un operario de la cooperativa de Paterna del Campo toma una muestra de aceitunas. / Alberto Domínguez (Paterna del Campo)

Muchos son los agricultores que se encuentran inmersos en la recogida de otro de los frutos estrella de la comarca del Condado, la aceituna, con la campaña de verdeo que comenzó a primeros de septiembre, y que compite en calidad con la uva de la tierra. De hecho, son varias las cooperativas de localidades condales que se encargan de recoger los dos frutos.

Este año la campaña de verdeo ha empezado con la recogida de la variedad manzanilla, principalmente, además de gordal, y se prolongará hasta mediados de noviembre, cuando se termine de recolectar la verdial, autóctona de la zona y cuya recogida comenzará a primeros de octubre.

Se espera una merma en la producción que oscila entre el 30 y el 35% debido a dos hechos que han coincidido en esta campaña: la bajada en la producción del olivo tras un 2018 de cifras muy elevadas que conlleva que al año siguiente produzca menos (lo que en agricultura se conoce como vecería), y el año seco que está marcando las pautas en el campo onubense.

Una de las cooperativas que recoge y transforma el fruto de este árbol es la cooperativa olivarera San Bartolomé de Paterna del Campo, que aglutina la recolección y transformación de 575 agricultores socios, tal y como cuenta a este diario el gerente de la misma, Antonio Pascual, que indica que, con la población existente en Paterna en torno a los 4.000 habitantes, todos los vecinos tienen olivos, siendo una de las actividades agrícolas con más peso en la zona.

Las cooperativas esperan recoger entre 300.000 y 900.000 kilos de aceituna

Pascual señala que esta es la tercera campaña en la que la cooperativa recoge su aceituna bajo el amparo de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Manzanilla y Gordal Sevillana, lo cual garantiza unos estándares de calidad muy elevados.

La apuesta de la cooperativa paternina por la calidad lo ha llevado a entrar en el grupo Manzanilla Olive, lo que ha proporcionado contar con toda la maquinaria necesaria para el entamado de la aceituna, que conlleva encargarse del fruto desde que se recoge del árbol hasta que se degusta en la mesa.

De hecho, esta es la única cooperativa de la comarca que realiza el proceso de transformación lo que “supone un valor añadido” que se traslada al rendimiento económico que obtiene el agricultor, ya que el contar con el entamado y pertenecer al grupo y a la IGP permite subir el precio del fruto con respecto a la media en la zona.

Descarga de aceituna en la cooperativa de Manzanilla. Descarga de aceituna en la cooperativa de Manzanilla.

Descarga de aceituna en la cooperativa de Manzanilla. / Alberto Domínguez (Manzanilla)

Esta cooperativa es, además, una de las grandes productoras de aceite de la zona, con su marca Olipaterna, que ha recibido premios por su alta calidad y sabor. Así las cosas, en Paterna se espera recoger y entamar en esta campaña en torno a los 700.000 kilos de manzanilla y gordal (esta en menor proporción), más otros 100.000 kilos aproximadamente que se recogerán de verdial en el mes de octubre.

Por su parte la cooperativa de Manzanilla, que también pertenece a la IGP, recogerá entre los 600.000 y 700.000 kilos después de un 2018 en el que llegaron al millón de kilos del fruto verde, lo que supone una reducción similar a la que prevé la cooperativa de Paterna.

La cooperativa manzanillera se encarga del proceso de recogida de la aceituna para que después las empresas transformadoras la compren para realizar el entamado que da como resultado la aceituna de mesa de las variedades manzanilla, gordal y verdial.

Estas empresas transformadoras provienen del Aljarafe sevillano, cuyo terreno agrícola se dedica en un amplio porcentaje al olivo. Para esta campaña llegan hasta la comarca del Condado de Huelva a comprar el producto ya que además la zona sevillana ha visto más perjudicada su campaña con una recolección más escasa que la comarca onubense.

Descarga en la cooperativa de Paterna del Campo Descarga en la cooperativa de Paterna del Campo

Descarga en la cooperativa de Paterna del Campo / Alberto Domínguez (Paterna del Campo)

Es común ver durante estos días los puestos de estas empresas para hacerse con la producción olivarera en esta campaña de verdeo, que a pesar de ser menor sigue siendo rentable, al subir el precio por existir menor demanda. Por ello, además de comprar a las diferentes cooperativas los agricultores que no sean socios o que no cuenten en su zona con cooperativa venden directamente a las empresas, como ocurre en Bollullos y La Palma, donde no existe cooperativa olivarera.

Asimismo, la cooperativa San Isidro Labrador de Chucena es otra de las que se encuentran inmersas en esta campaña de verdeo en el Condado. Las previsiones se sitúan en torno a los 900.000 kilos de aceitunas destinadas al consumo de mesa, entre un 20 y un 25% menos que la campaña pasada, porcentaje que subirá si el clima sigue siendo seco en la última fase de la campaña. Desde la cooperativa informan a este periódico que se espera una recolección en torno a los 900.000 kilos, los cuales pueden bajar si no llueve.

Capachos de aceituna de mesa. Capachos de aceituna de mesa.

Capachos de aceituna de mesa. / Alberto Domínguez (Mnzanilla)

Algo parecido ocurre en las tierras de los agricultores almonteños que también están en plena campaña, llevando el fruto a las instalaciones de la cooperativa local, la cual se encarga de recolectar olivas así como de la vendimia. Desde la misma, Antonio Soltero, secretario de la junta directiva de la cooperativa, señala que la previsión se sitúa en recoger en torno a 750.000 kilos de aceitunas, casi la mitad que se recolectó en 2018, aunque será el clima el que tenga la última palabra para que estas cifras puedan mejorar.

Además, en Villarrasa la cooperativa olivarera tiene prevista una cosecha de 250.000 kilos de verdial, que será menor si sigue sin llover, además de unos 25.000 o 30.000 kilos de manzanilla que ya están recogiendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios