Provincia

Las nuevas medidas se llevan por delante el turismo del puente en la provincia de Huelva

  • Los hoteles registran multitud de cancelaciones de reservas

  • Los empresarios se sienten “abandonados” por las Administraciones por falta de ayudas

Imagen panorámica de Aracena. Imagen panorámica de Aracena.

Imagen panorámica de Aracena. / Canterla

Habitualmente, cuando llega el Puente de Todos los Santos, la Sierra onubense traza una sonrisa otoñal para dar la bienvenida a todos esos visitantes enamorados de esta tierra de luz y de color. Es una época donde, una vez finalizada la temporada estival, las demandas se centran a la vera del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. La búsqueda de la tranquilidad y poder parar el tiempo descubriendo la suculenta gastronomía son planes que aparecen señalados en muchos calendarios. En esta ocasión, con el coronavirus vestido de visitante por cada uno de los rincones de la geografía mundial el puente iba a desarrollarse con el hándicap de las medidas sanitarias y las incertidumbres habituales de los últimos meses.

Aun así había algunas expectativas turísticas en las casi 3.000 plazas (de 32.000) que se encuentran abiertas en la provincia entre hoteles, apartamentos turísticos y casa rurales. No para salvar los muebles en comparación con otro años pero sí para sobrevivir de una manera u de otra.

Pero el anuncio del cierre perimetral de Andalucía y de Sevilla, Jaén y Granada con todos sus municipios ha abocado a romper todas las previsiones turísticas para este puente. Y todo llegó sin tiempo de reacción para los empresarios turísticos que mostraron solo unas horas después su malestar a este periódico. Los gastos del personal y la restauración son un nuevo problema a afrontar por un sector que sigue pidiendo auxilio a las Administraciones para no verse abocado a un cierre definitivo.

Dos visitantes llegan a un hotel de Huelva. Dos visitantes llegan a un hotel de Huelva.

Dos visitantes llegan a un hotel de Huelva. / Josué Correa

Las organizaciones turísticas no quieren, directamente, ni hablar de números de ocupación. “Desgraciadamente el puente se ha ido un poco al traste. La previsión era bastante buena”, explicó a Huelva Información el presidente del Consejo Empresarial de Turismo, perteneciente a la Federación Onubense de Empresarios (FOE), Luis Arroyo. Entre ayer y hoy llegó la avalancha de cancelaciones de reservas. Ni los extremeños, ni los sevillanos pueden disfrutar de este puente en tierras onubenses. Además, las cancelaciones llegaron también de visitantes de otras provincias que no están perimetradas, como Cádiz. La incertidumbre y el escenario fueron razones suficientes para algunos visitantes para no hacer las maletas. “Los poquitos que habían pensado en moverse y en tener una escapada se le han quitado las ganas”, explicó Arroyo. La desesperación del sector no es por que este puente no vayan a salir las cuentas sino porque el resultado de gastos-beneficios anual “no es catastrófico, es peor”. “Si no tienes ingresos es inviable”.

El anuncio de la Junta de Andalucía del Bono Turístico como ayuda para el sector no ha hecho efecto en las cuentas de las empresas turísticas. La obligación de reservar tres noches era ya un hándicap puesto que la gran mayoría de los visitantes que podrían optar por esta opción se cuadraba en fechas de puentes. Como el de Todos los Santos. Que ya es nulo. “Las agencias de viajes están totalmente muertas”, recalcó el presidente del Consejo Empresarial de Turismo.

Las reivindicaciones del sector están enfocadas en la Administración, que “no pone una medida para paliar la parte económica. Nos sentimos totalmente abandonados. El pequeño empresario no es infinito”. Por su parte, la presidenta de la Asociación de Empresas Turísticas de la Sierra, perteneciente a la Federación Onubense de Empresarios, Cinta Aguilar, fue contundente al afirmar ayer a este periódico que “la situación del puente es lamentable a fecha de hoy”. Lo achacó a un “desplome de reservas”, a pesar de que “había buenas expectativas”. Pero el anuncio de ayer del presidente de la Junta de Andalucía ha provocado las cancelaciones “porque la gente tiene una inseguridad tremenda”. Eso sí, Cinta Aguilar remarcó que todo el compendio turísticos de la Sierra está activo para “atender lo que buenamente pueda llegar para este puente”.

De las casi 3.000 plazas que se encuentran abiertas en estos momentos en la provincia de Huelva, un 32% estaban reservadas con antelación para estos días festivos. La situación de la pandemia provocó incluso que más del 50% de estas reservas se cancelaran antes que Juanma Moreno anunciase ayer las nuevas medidas en Andalucía. Son datos delCírculo Empresarial de Turismo, organización desde la que directamente afirman que este fin de semana “no hay puente. Las medidas que se han tomado es para que no haya puente”. Y el mayor problema no son los números que se han ido al traste para estos tres días que viene sino que el problema lo ven de cara al futuro. “Se nos olvida que Pedro Sánchez ha decretado un estado de alarma hasta mayo”, consecuencia directa por la que la demanda se contrae. Y que se une a la situación sanitaria y su evolución. “Todo suma”.

Desde el Círculo Empresarial de Turismo lamentaron la situación “absoluta” de bloqueo. Y que además llega sin “ningún tipo de medidas, ni plan b, ninguna compensación, ni ayudas”. Una esperanza es lo que piden, un aliento al que agarrarse para poder sobrevivir en este escenario. Y es que el problema va a más cuando ya “se están cancelando reservas también para el Puente de diciembre”. Lo que está ocurriendo ahora, apuntaron desde la organización empresarial es “nuevamente el parón en la actividad. Llueve sobre mojado”. Y el gran rompecabezas del empresario turístico es la facturación anual, que la que va de año es un 78% inferior a la del ejercicio pasado, según el Círculo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios