Provincia

La directora del Saltés afirma que tiene "miedo" porque "esto va a seguir en la calle"

  • El Gabinete de Convivencia de la Delegación de Educación va a trabajar en un plan para reconducir la conductas de los alumnos que "ponen en jaque" al centro

La directora del Saltés, Julia Feria, durante la concentración de ayer jueves La directora del Saltés, Julia Feria, durante la concentración de ayer jueves

La directora del Saltés, Julia Feria, durante la concentración de ayer jueves / Jordi Landero (Punta Umbría)

La directora del IES Saltés de Punta Umbría, Julia Feria, que este miércoles fue víctima de una brutal paliza a manos de una de sus alumnas, y que además recibió amenazas tanto de la propia menor como de su madre, aseguró ayer jueves que tiene "miedo" no solo por ella, sino también por el resto de docentes del centro, porque "hoy soy yo la cara visible de este problema, pero mañana puede ser otra ya que aquí le puede pasar a cualquiera porque esto es un polvorín", y porque ateniéndose al contenido de algunas de las amenazas que recibió "esto no va a terminar aquí, esto va a seguir en la calle".

En declaraciones a Huelva Información, la docente afirmó recordar del momento de la agresión "faltas de respeto, insultos y otras cosas que ya parecen hasta normales en tu trabajo, y no lo son porque yo vengo aquí a enseñar matemáticas". "Recuerdo a una madre defendiendo a su hija hasta extremos inconcebibles -prosiguió- que la agresión de la alumna fue muy fuerte. Me empujó contra la pared. Me arrinconó. Y me tiró mucho del pelo".

Por otra parte defendió tanto la imagen del centro, como a la "inmensa mayoría" de sus alumnos, que "son muy buenos y de excelentes familias", por lo que para la directora agredida "es una pena que al Saltés se le conozca por un grupo muy reducido que no llega ni a 15 alumnos de los casi 800 con los que cuenta el centro".

Julia Feria también indicó que el instituto ha sancionado ya a la alumna agresora, para la que se va a solicitar un cambio de centro, así como que la agresión ha sido denunciada ante la Guardia Civil, por lo que a su juicio "ya quien tiene que actuar es la Fiscalía de Menores".

Pero el problema, prosiguió, es que el IES Saltés "carece de medios para atender a estos alumnos dentro del centro", por lo que aprovechó para solicitar públicamente la incorporación al instituto de personal específico para trabajar con niños con trastornos de conducta, así como un guarda de seguridad "porque aquí no se puede colar nadie, como pasó ayer con esta madre, que se saltó todas las medidas y que entró sin permiso para defender a su hija".

Algunos de los participantes en la concentración de ayer en el IES Saltés Algunos de los participantes en la concentración de ayer en el IES Saltés

Algunos de los participantes en la concentración de ayer en el IES Saltés / Jordi Landero (Punta Umbría)

Julia feria participó ayer en la concentración que toda la comunidad educativa del centro -alumnos, profesores, personal no docente y padres- protagonizó en el patio del mismo, donde tanto el claustro de profesores como la AMPA leyeron sendos manifiestos en los que fue rechazada tajantemente la agresión, y en los que se solicitó que hechos de este tipo nunca más vuelvan a repetirse.

A la misma también asistieron la delegada territorial de Educación de la Junta en Huelva, Estela Villalba, y la alcaldesa de Punta Umbría, Aurora Águedo, que mostraron su repulsa ante la agresión.

Villalba destacó que ha ofrecido apoyo psicológico a la directora, así como informó que el Gabinete de Convivencia de su departamento trabajará con el Saltés para la consecución de un plan para reconducir la conductas de los alumnos que "ponen en jaque" al centro.

En este sentido recordó que en febrero desde la Delegación se pusieron a trabajar con el equipo directivo de entonces y con proyección de hacerlo con el actual, pero dichos planes se vieron afectados por el parón producido por el confinamiento. No obstante, incidió en la necesidad de poner en marcha un plan de convivencia para este centro ya que "es trabajo de todos" afrontar la situación y reconducir la conducta de los alumnos que "están poniendo en jaque" al instituto.

Del mismo modo, la delegada remarcó que se ha puesto en marcha al gabinete jurídico de la Delegación ante este lamentable hecho, al tiempo que subrayó que "los centros educativos son centros de convivencia" y por tanto abogó por elaborar un plan en ese sentido para este instituto, donde los alumnos conflictivos son una minoría entre sus 800 estudiantes.

Cuestionada por las demandas del centro, que solicita un guarda de seguridad y profesorado específico para atender a los alumnos con problemas de conducta, Villalba indicó que en la relación de puestos de trabajo de su departamento no está la figura del guarda, pero verá cómo ayudar al centro y recordó el profesor extra que ha recibido el instituto como refuerzo ante la Covid-19.

Finalmente, la alcaldesa puntaumbrieña mostró su apoyo a la comunidad educativa del Saltés, al tiempo que pidió a la delegada de Educación que se actúe de manera urgente en el citado instituto "a través de un proyecto de intervención en la prevención de conductas de riesgo" y que "potencie los factores de protección".

La primera edil también propuso que se ponga en marcha un grupo de trabajo "que ahonde en las técnicas de habilidades sociales, principalmente en el respeto y la tolerancia, tanto de manera individual como con las familias".

Para Águedo es "prioritario" que se pueda trabajar "en un entorno educativo seguro", por lo que consideró "de vital importancia que se dote a este centro de las medidas de seguridad que los docentes han solicitado en reiteradas ocasiones a la Administración competente en la materia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios