Sector agrario

UGT impugna la tabla salarial del convenio colectivo del campo

  • La central sindical solicita que se aplique el Salario Mínimo Interprofesional

El secretario de UGT-FICA, Luciano Gómez, con los medios de comunicación ante de presentar el recurso. El secretario de UGT-FICA, Luciano Gómez, con los medios de comunicación ante de presentar el recurso.

El secretario de UGT-FICA, Luciano Gómez, con los medios de comunicación ante de presentar el recurso. / M. G. (Huelva)

UGT-FICA ha presentado una impugnación contra la tabla salarial del convenio colectivo del campo de Huelva para 2019, por conculcar el real decreto que regula el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de este año. La central sindical solicita que se declare la nulidad de la tabla salarial aprobada y se sustituyan todos los salarios que estén por debajo del SMI, es decir por los 45,98 euros al día que resulta de aplicar el salario mínimo.

El secretario general de UGT-FICA Huelva, Luciano Gómez, explicó que la tablas salariales del convenio del campo incumplen el real decreto del SMI operativo desde el 1 de enero de este año, lo que supone un “grave perjuicio para los trabajadores del sector”, sobre todo porque, además sólo se aplican parcialmente en trabajadores fijos en las empresas; se penaliza y perjudica gravemente a todo el volumen de trabajadoras eventuales y fijos discontinuos y entendemos que eso no es admisible ni permisible”.

Gómez detalló que el SMI ya se aplica en otras provincias de Andalucía y en otras comunidades autonómicas y recordó además que el convenio del campo de Huelva es el “más bajo de Europa”.

“El colectivo realiza un trabajo duro y requiere que se compense adecuadamente. No compartimos la actitud de Asaja y CC OO y hacemos un llamamiento para buscar soluciones ya que se necesita el consenso de todos para abordar la situación actual”, señaló Gómez.

Los trabajadores del campo cobran 39,75 euros al día y debe cobrar 45,98, según el sindicato

El secretario de UGT-FICA añadió que “el diálogo no está reñido con otras acciones en defensa de los intereses de los trabajadores” y cifró en unos 3,4 millones euros la aplicación del SMI, respecto a las actuales tablas salariales, lo que va en perjuicio de los trabajadores que dejan de percibir esa cantidad.

Gómez afirmó que de no producirse el diálogo “habrá movilizaciones y si es necesario la convocatoria de una huelga general en el sector agrario de Huelva en el momento en que empiece de nuevo la campaña”. “Hay algunas empresas fuertes de la provincia que entienden la situación, que comparten que el actual no es el ambiente más adecuado y que están dispuestas a sentarse a negociar, pero para ello necesitan que sus representantes, en concreto Asaja, sea sensible a las relaciones laborales del siglo XXI y se siente a buscar soluciones mediante el diálogo, la negociación y el acuerdo”, añadió

Detalló que un temporero que trabaja en la recogida de la naranja cobra 1.700 euros al año menos que lo que establece el SMI, “una cantidad muy importante para el economía en precario que tienen los trabajadores”. Como ejemplo señaló que un trabajador cobre 39,75 euros al día, mientras que con aplicación del salario mínimo debe cobrar 45,98 euros diarios.

Conflicto colectivo

UGT impugnó el pasado mes de noviembre ante la autoridad laboral contra el convenio colectivo del campo de Huelva, firmado por Asaja y CCOO, una vez publicado en el Boletín Oficial de la Provincia. Según el sindicato los motivo que le han llevado a presentar denuncia por conflicto colectivo, son por conculcar algunos de sus artículos en la legislación vigente (fijos discontinuos, vacaciones y fijos) y por ir en contra de los intereses de los trabajadores al no respetarse el acuerdo nacional en materia de incremento salarial, salario mínimo, revisión salarial y contratación.

COAG, UGT y UPA firmaron su propio convenio colectivo del campo con vigencia hasta el próximo año. Las organizaciones consideran fundamental la necesidad de la creación de un convenio del campo de ámbito andaluz, para que en todas las provincias de nuestra comunidad autónoma existan las mismas condiciones laborales y sociales para los trabajadores y trabajadoras del campo, sin existencia de discriminación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios