Feria Medieval El crecimiento de una fiesta de otra época

  • La XIX Feria Medieval finaliza con un gran ambiente por las calles del municipio

  • Vecinos y visitantes disfrutan de más de un centenar de actividades con talleres, desfiles y exhibiciones

Uno de los desfiles de la Feria Medieval del Descubrimiento. Uno de los desfiles de la Feria Medieval del Descubrimiento.

Uno de los desfiles de la Feria Medieval del Descubrimiento. / Josué Correa

Comentarios 1

Palos de la Frontera se hace más grande aún si cabe cuando sus calles celebran la Feria Medieval del Descubrimiento. Sus rincones se ensanchan para acoger a miles de visitantes que llenan hoteles y aparcamientos. Los cañones del castillo anunciaron ayer el fin de la XIX edición de una cita imprescindible en el calendario del territorio onubense y de Andalucía. El final de la feria estuvo precedido por la realización de una queimada en directo con la posterior degustación.

Todo aquel que haya visitado Palos de la Frontera durante este fin de semana no ha tenido tiempo para el aburrimiento. Una amplia programación con más de un centenar de actividades ha copado las jornadas con eventos cada quince minutos. Y todo, recargado de un ambiente de otra época. Y es que para esta conmemoración de la vinculación con el descubrimiento de América, los vecinos de Palos de la Frontera se vuelcan en el disfrute, las ganas y los detalles para que todo salga a la perfección. Casi dos centenares de puestos medievales también se asentaron en las calles con productos artesanales, de los cuales, el 70% los han regentado las propias familias del municipio.

El viernes arrancaron los actos con la recepción de autoridades en el monasterio de La Rábida, seguido del Tedeum de Acción de Gracias en conmemoración del 526 aniversario del regreso de las carabelas. Después tuvo lugar la ofrenda floral a Martín Alonso Pinzón para finalizar con una sesión extraordinaria de la Real Palósfila Pinzoniana en la Casa de Cultura.

Dos mujeres bailan al son de la música por las calles de Palos. Dos mujeres bailan al son de la música por las calles de Palos.

Dos mujeres bailan al son de la música por las calles de Palos. / Josué Correa

El fin de semana arrancó con un gran desfile con 300 figurantes para representar la llegada de los marineros del descubrimiento. A partir de ahí comenzaron a desarrollarse multitud de eventos como los talleres infantiles de escudos, espadas, escritura o cuero. También se desarrollaron talleres demostrativos de vidrio, herrería, esparto, armadas de época y panadería, entre otros.

Las exhibiciones de tiro con arco, cetrería, esgrima, bailes y luchas tuvieron su hueco para todo el público en el campamento medieval. Quince agrupaciones de teatro desarrollaron actuaciones durante el fin de semana y los más pequeños disfrutaron en el rincón infantil con un gran carrusel, una barca, un rocódromo, una tirolina y un laberinto.

Por otro lado, durante el acto del viernes de la Real Palósfila Pinzoniana se entregaron los premios del concurso de fotografía medieval de las instantáneas tomadas en la edición pasada de la feria. Miguel Martínez obtuvo el primer premio; Manuela Rosa Cerezo, el segundo; Eduardo Juan León, el tercero; y el accésit fue para Alberto Medina, según informó el Ayuntamiento de Palos.

Este año también se convocó una nueva edición de este concurso fotográfico, en el que los participantes tuvieron hasta el 15 de marzo para inscribirse. Los premios se entregarán el año que viene, en la XX Feria Medieval del Descubrimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios