Doble asesinato de Almonte

La defensa sostiene que el cuchillo no es el que se utilizó en el crimen

  • Asegura que el arma no se corresponde con las dimensiones del que causó las muertes. La acusación particular pide que declaren la jefa de la Policía y edil de Seguridad y un análisis pericial

Los dos policías locales de Almonte llegan al juzgado de La Palma del Condado para declarar. Los dos policías locales de Almonte llegan al juzgado de La Palma del Condado para declarar.

Los dos policías locales de Almonte llegan al juzgado de La Palma del Condado para declarar. / M.G. (La Palma)

El cuchillo que se encontró en la alcantarilla no es el que se utilizó en el doble crimen de Almonte que costó la vida a un padre y su hija de ocho años. Eso es lo que sostiene la defensa del único acusado declarado no culpable, F.J.M., por un jurado popular y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, tras comparecer ayer ante la titular del juzgado de instrucción número 1 de la Palma del Condado y ver el arma.

Durante casi tres horas declararon los dos policías locales que entregaron el cuchillo a la juez, motivo de una investigación para determinar si el arma blanca guarda alguna relación con los hechos juzgados. Los agentes comparecieron ante la juez tras la apertura de una pieza separada a raíz de encontrarse del objeto punzante.

El hallazgo del arma fue denunciado ante la Guardia Civil por el hermano y tío de los fallecidos, el cual tuvo conocimiento del mismo por unos vecinos. No obstante, mientras éstos sitúan los hechos en la primavera de 2017, desde la Policía Local han manifestado que fue un año antes, en 2016. Hasta entonces no había trascendido la aparición del cuchillo.

El estudio de las lesiones que presentaron las víctimas sugieren que se produjeron con un cuchillo de unos 1,6 centímetros de anchura

La defensa de F.J.M. asegura que el cuchillo en poder del juzgado no se corresponde, a tenor de sus dimensiones, con el que se cometió el doble, teniendo en cuenta las conclusiones médico-legales de las diligencias de la causa. Según éstas, el estudio de las lesiones que presentaron las víctimas sugieren que se produjeron con un cuchillo de aproximadamente 1,6 centímetros de anchura, mientras que el hallado es de unos 3,5 centímetros, lo que descarta que sea el utilizado para dar muerta al padre y su hija. El arma blanca fue encontrada a unos 300 metros de la casa de F.J.M.

La defensa, representada por los abogados Francisco Baena Bocanegra y Juan Ángel Rivera Zarandieta, esgrimió que la pieza separada decretada por la juez no debe vincularse en ningún caso con la causa principal y así lo ha solicitado.

También que para despejar toda duda y determinar claramente si el cuchillo tiene algo que ver con las muertes que sea el Instituto de Medicina Legal quien se pronuncie al respecto, si bien afirma que cuando los policías lo presentaron a la Guardia Civil uno de los agentes ya descartó la posibilidad.

La defensa, en palabras del abogado Rivera Zarandieta, insistió en que su “único interés es determinar si el cuchillo hallado guarda algún tipo de relación con los hechos que se están investigando”. “Para nosotros, nuestra única preocupación, porque somos los primeros interesados en que aparezca el arma homicida, es ver si guarda algún tipo de relación con los hechos”, señaló.

Los policías presentan una referencia cronológica de la aparición del arma blanca

Ayer los policías presentaron un informe con la referencia cronológica de lo sucedido desde que se encontró el cuchillo, una relación de hechos que no convence a la acusación particular, ejercida por el abogado, Luis Romero, que anunció que va a solicitar la comparecencia de la jefa de la Policía Local de Almonte, Francisca Borrero, y el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento almonteño, Antonio Joaquín Díaz, para explicar todo lo relativo sobre el hallazgo del objeto punzante. La acusación particular va a solicitar además que comparezca el pintor que vio el cuchillo y los otros vecinos que llegaron después a la zona.

Tras la declaración de los policías, Romero dijo no comprender cómo “no dejaron constancia por escrito del hallazgo, ni de la llamada de la vecina que les alertó de que un pintor había localizado el cuchillo”, así como tampoco del agente de la Guardia Civil de la puerta que les recogió el arma. (El Ayuntamiento de Almonte asegura también que la Policía entregó al Instituto Armado el cuchillo nada más encontrarse).

Extrañeza

El letrado mostró también su extrañeza por el hecho de que “no dieran aviso a algún superior” de la Jefatura de la Policía Local dado que el municipio había acogido este doble crimen y el arma homicida aún no ha aparecido, al tiempo que incidió en que “tampoco comprobaran con un superior lo que les comentó el guardia civil de que no hacía falta dar parte a otras instancias” como la Unidad Central Operativa (UCO) del hallazgo.

“No hay referencia por escrito de todo el hallazgo ni del depósito del cuchillo” y solo se guardó “en un sobre” en el registro de la Policía Local sin referencia alguna, “solo con la fecha y el lugar”.

Ayer también compareció la mujer que alertó al pintor del hallazgo que, según Romero, declaró que habría sido hace “unos dos años más o menos”.

En cuanto a las dimensiones del arma blanca, el representante de la acusación particular no quiso dar datos al respecto, a falta de una análisis pericial del mismo y apuntó a que se haga un informe forense para ver si las heridas de las víctimas pudieran ser compatibles con las características del arma.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios