Sucesos Un fuego calcina varios coches en mitad de un camino en Lepe

Me complace notablemente que la primera columna de este nuevo año, que deseo muy feliz para todos, esté dedicada a los libros. En su infatigable y constante actividad creativa y literaria, José Bacedoni Bravo, para sus entrañables amigos - que son innumerables - Pepe Bacedoni, sigue publicando nuevos ejemplares y recientemente ha sido protagonista de una grata noticia. El primero de estos textos es el tomo segundo de "Dibujos de Huelva y Provincia", que completa una densa e intensa obra dedicada a dibujar en sus inimitables plumillas paisajes de la capital y provincia. Como escribe en su prólogo, José Luis García Palacios, Presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, entidad que auspicia la publicación: "Pienso muy sinceramente que pocos han sido llamados a legar una obra gráfica tan rica, dispar y heterogénea en sus motivos como la que nos brinda Bacedoni". El lector queda encantado, ensimismado, contemplando tan esplendorosa y abundante muestra de dibujos como si admirara la labor de un estilizado bordador, del más delicado orfebre, de las asombrosas y sutiles filigranas del más inspirado cantero o tallista del gótico, el plateresco o el barroco más deslumbrante.

Pero el prolífico e inagotable Bacedoni nos brinda otro ejemplar memorable por sus dibujos y por lo que se refiere a la historia de Huelva y su provincia, con la participación de dos inolvidables valedores de ese onubensismo costumbrista, paisajístico, urbanístico y tradicional: Antonio José Martínez Navarro y Juan Bautista Mojarro. Un libro que se vio interrumpido, según lamenta en su presentación el propio, José Bacedoni, por la muerte de ambos, que nos dejaron huérfanos a él y a nosotros, de tantas emotivas vivencias de la Huelva de ayer, de hoy de siempre. Textos que describen con admirable sutiliza y encanto esos sitios, esos monumentos que componen nuestra más entrañable iconografía. En estos pies de imágenes hay una perfecta glosa literaria, poética, emocional de esos lugares, de esos parajes que configuran este incomparable territorio realmente privilegiado.

Y esa otra grata noticia, como indicaba "ut supra", es la entrega de José Bacedoni al Ayuntamiento, es decir a la ciudad, de una colección de sus libros, folletos, marca páginas y carpetas de dibujos, diseños y artículos. Una magnífica colección que se integrará en el Patrimonio Documental Municipal, custodiado y conservado en el Archivo Municipal. Este valioso legado que tan generosamente ha entregado José Bacedoni en torno a lugares y costumbres de la identidad onubense, formará parte de la memoria histórica, cultural, arquitectónica y tradicional de nuestra provincia, garantizando así su conservación y difusión. Esperamos y deseamos que sea un feliz inicio de un recopilatorio de otros legados de artistas, escritores, periodistas y creativos cuya obra no puede desperdigarse o perderse.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios