Cómics

Un antes y un después

  • Altabirra narra la historia reciente de España a través de los ojos de su padre, que legó al guionista su ideología y el dolor de un suicidio, siendo ya anciano.

Una viñeta de 'El arte de volar'. Una viñeta de 'El arte de volar'.

Una viñeta de 'El arte de volar'.

EL ARTE DE VOLAR.Antonio Altabirra, Kim. Norma Editorial. 224 páginas. 23,90 euros.

Dice Antonio Martín en su prólogo a la nueva edición de El arte de volar que el libro de Altarriba y Kim es "sin duda uno de los mejores libros de historietas realizado en los más de 150 años de existencia del medio en España. Yo aún diría más…, como investigador y estudioso de la historieta española, considero que es la mejor obra realizada hasta el día de hoy, 2016, por autores españoles. Y lo considero así, de forma objetiva, por su guión y diálogos, por su desarrollo narratológico, por su dibujo y por el total de la obra, que se cierra sobre sí misma de forma perfecta en un inicio/final que convierte en presente el pasado y el futuro".

Recurro a Martín porque se ha escrito ya mucho sobre El arte de volar (yo mismo he recomendado varias veces la obra por escrito en estas mismas páginas) y no reconozco una autoridad mayor que la suya en materia de cómic español. Se ha escrito mucho, digo, y todo laudatorio, pues no merece menos este emocionante repaso de la historia reciente de España narrado a través de las experiencias de uno cualquiera de sus ciudadanos. No, uno cualquiera no, el padre del guionista, que legó a su hijo la vida, su ideología y el dolor de un suicidio, siendo ya anciano. No les diré los motivos de la dramática decisión de Antonio Altarriba Lope, que para eso está El arte de volar, pero sí quiero avisar a los que ya hayan leído el libro que la presente edición de Norma Editorial, revisada y ampliada, incluye un bellísimo epílogo a color, 14 nuevas páginas que añaden un mayor significado al salto al vacío del padre y alivian, de paso, la herida del hijo. No hace mucho que Norma publicó El ala rota, historieta complementaria de El arte de volar, y tan necesaria como esta, y es buena noticia que haya adquirido para su catálogo el primer acto de la duología que, a la fecha, ha merecido el Premio Nacional de Cómic 2010, el Premio a la Mejor Obra en el Salón del Cómic de Barcelona de 2010 y el Premio Nacional de Cómic de Cataluña 2010. (Permítanme que recuerde la encomiable labor del tristemente fallecido Paco Camarasa, a quien debemos las primeras ediciones de El arte de volar en Edicions De Ponent.)

Como remarca Martín: "Es cierto que hay otras historietas españolas muy importantes, pero ninguna logra alcanzar la madurez de El arte de volar; madurez que ha llevado el medio a una cota nunca alcanzada antes. Tenemos autores importantes y tenemos libros de historietas muy importantes (…). Y, sin embargo, ninguna de estas obras espléndidas realizadas por lo general a partir de la década de los años 70 del siglo pasado, tiene la virtud suprema que distingue a El arte de volar: esta obra marca un antes y un después en el desarrollo de la historieta española". Y aún me he guardado para el final otra cita suya, que suscribo, y con la que les invito a la lectura o relectura, mejor si es en esta nueva y más completa edición, de El arte de volar: "no solo no ha sufrido con el paso del tiempo, sino que al volver a leerlo descubrimos que ha mejorado en densidad y madurez".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios