Huelva

Los sindicatos mantienen sus protestas en Huelva para que se derogue la orden de Salud

  • CSIF, CCOO, UGT, SMA y Satse critican que la norma daña derechos ya adquiridos y que se publicara sin diálogo previo

Los representantes sindicales en Huelva a las puertas del antiguo Manuel Lois. Los representantes sindicales en Huelva a las puertas del antiguo Manuel Lois.

Los representantes sindicales en Huelva a las puertas del antiguo Manuel Lois. / Alberto Domínguez (Huelva)

Los representantes en Huelva de los sindicatos CSIF, CCOO, UGT, SMA y Satse se concentraron de nuevo para pedir la derogación de la orden del pasado 8 de noviembre emitida por la Consejería de Salud y Familias por la que se modifica la organización de los recursos humanos del sector sanitario.

Además de su oposición al contenido de dicha orden, los sindicatos rechazan la falta de negociación y diálogo previos, un extremo que incluso el consejero Jesús Aguirre ha calificado de “error”. Ayer mismo el titular de Salud reconoció en el Pleno del Parlamento andaluz que “se precipitaron”, por lo que ya se ha producido una reunión de la Mesa Sectorial.

El daño está hecho y la quiebra de la confianza supone que de momento siguen en pie los actos de protesta previstos los martes y jueves. Si no hay cambios hasta entonces, el próximo martes la concentración tendrá lugar en Riotinto y el jueves en el centro de salud de El Torrejón.

A las puerta del antiguo Manuel Lois de la capital onubense, los responsables sindicales en la provincia mostranto su rechazo tanto en la forma como en el fondo. El presidente de Satse-Huelva, Antonio Botello, lamentó durante la protesta que “en vez de buscar una compensación por el gran esfuerzo de los profesionales” durante la pandemia, la nueva orden de la Junta, según considera, va contra “los derechos fundamentales conquistados en los últimos años”.

Para Botello, la orden de la discordia vio la luz con “premeditación y sin negociación ni puesta en común”. “No era necesario porque la prioridad siempre ha sido el cuidado del paciente” para señalar también la incidencia de la orden en la conciliación familiar.

En las nuevas instrucciones se atribuye al gerente la posibilidad de tomar decisiones unilaterales sobre aspectos laborales como las vacaciones, permisos, licencias, traslados o excedencias.

Para César Cercadillo, responsable provincial del sector de Sanidad de CSIF, favorece “una decisión arbitraria” y señala que “en vez de contratar más personal se exprima a los trabajadores denegando permisos y extendiendo su jornada de trabajo sin respetar los descansos obligatorios, lo que pone en riesgo tanto al profesional como al usuario”.

Jesús Tormo, secretario del sector sociosanitario y dependencia de UGT en Huelva, reivindica que los profesionales sanitarios han trabajado “con responsabilidad y colaboración”, por lo que considera que “no se merecen este trato”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios