David Herrero - Director industrial de Fertiberia “El plan presentado para la regeneración de los apilamientos es el mejor posible”

  • Es uno de los responsables de poner en marcha el proyecto elaborado por su empresa para terminar con la asociación que sede hace décadas se hace de Huelva con las balsas de fosfoyesos

David Herrero es el director industrial del grupo Fertiberia.

David Herrero es el director industrial del grupo Fertiberia. / Alberto Domínguez (Huelva)

El plan de Fertiberia para terminar con el apilamiento de fosfoyesos que desde hace décadas se asocia a la imagen de Huelva, se resume en una palabra y un número. El Restore 2030 reconoce la naturaleza del proyecto y el año de su finalización. En estos momentos se encuentra en la fase de tramitación administrativa, un más que farragoso camino en el que poner de acuerdo a las administraciones. La empresa, que lo defiende como la mejor alternativa posible, lucha también contra una imagen demoledora en la provincia y lo hace, por un lado con los informes que avalan su puesta en funcionamiento y, por otro, con inversiones en proyectos sostenibles. Sus intenciones son ponerlo en marcha ya, aunque todavía queda camino y obstáculos en el mismo.

–Me gustaría, de entrada, que me comentara cómo está el plan, en qué situación se encuentra, porque da la impresión desde fuera, que está más atascado de lo que se pensaba.

–Lo que hemos hecho, después de un largo proceso de tramitación del proyecto, que era necesariamente largo para que se produjera una evaluación de los técnicos competentes y de las administraciones públicas. Esto llevó a la mejora del mismo tal y como se había planteado inicialmente. Después vino la exposición pública donde se contestaron a miles de alegaciones y se consultó a 21 organismos públicos. Este proceso acabó en un plan mejor y desembocó en una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que fue favorable. Desde ese mismo día trabajamos para que se concluya ese proceso administrativo.

–¿Y en qué situación se encuentra ahora?

–La semana pasada, presentamos los informes a la Junta y al Ayuntamiento, en el que le solicitamos el informe de compatibilidad urbanística, sobre lo que se tienen que pronunciar ambos. Lo que creemos es que es el mejor proyecto para esa zona y queremos iniciarlo lo antes posible y si puede ser este año, mejor. Al día siguiente que tengamos todas las autorizaciones administrativas, estaremos con las máquinas trabajando. Eso va a suponer la recuperación de un espacio para la ciudad, una zona verde y que va a ser emblemático desde un punto de vista de recuperación ambiental.

–Cuando presentaron el proyecto, hicieron mención a varios hitos que se deben ir produciendo para conseguir todos los permisos necesarios. Si le parece vamos con el primero: un informe sobre la afectación a la salud.

–Lo que hemos hecho es encargar a un tercero independiente sobre el impacto del apilamiento como del proyecto puedan tener sobre la salud en un radio de cinco kilómetros que es muy superior al que exige la normativa. Ese informe se han incluido en la documentación que hemos remitido a la Junta y sus conclusiones son que no hay impacto sobre la salud ni de los apilamientos, ni del proyecto de recuperación.

–El segundo trámite; el informe del Consejo de Seguridad Nuclear.

–El apilamiento ha estado sometido al control de este organismo desde el mismo momento de su creación y ha habido numerosos informes publicados que avalan que el apilamiento tiene una actividad radiológica que no es peligrosa ni para las actividades circundantes, ni para los ciudadanos de Huelva. Vamos a estar a disposición de lo que nos diga el Consejo para las actuaciones que nos diga en todo momento.

–Siguiente paso: la Autorización Ambiental Unificada de la Junta de Andalucía.

–Tenemos la DIA que valida que el proyecto es la mejor solución para recuperar la zona. Esa autorización es necesaria y para que la Junta lo tramite, necesita el informe de compatibilidad urbanística del Ayuntamiento de Huelva. Hemos presentado la documentación para solicitar esas dos autorizaciones y poder empezar la ejecución del proyecto.

David Herrero es el director industrial del grupo Fertiberia. David Herrero es el director industrial del grupo Fertiberia.

David Herrero es el director industrial del grupo Fertiberia. / Alberto Domínguez (Huelva)

–Este repaso viene a colación porque unos días después de presentar su proyecto, las cosas sí parecían encaminadas a dar luz verde al mismo, pero ahora creo que no está tan claro. ¿Tienen ustedes esa misma sensación?

–El trámite, insisto, ha estado encaminado al perfeccionamiento del proyecto, para que las administraciones vean que se trata de la mejor alternativa posible en estos momentos. Que es sólida y está basada en hechos científicos; se ha contado con la mejor ingeniería posible con más de 60 proyectos realizados en todo el mundo. El proyecto se ha ido mejorando a lo largo de cuatro años. Lo que contamos ahora es que las administraciones agilicen el proceso. Hasta ahora los plazos eran largos para asegurar la mejora del plan, pero lo que toca ahora es que las administraciones colaboren para que cuanto antes se tenga este proyecto en marcha.

–¿Qué ocurre en el caso de que el Ayuntamiento no conceda la licencia de obras definitiva, o que la Junta no emita una autorización ambiental favorable?

–Hemos completado unos requisitos administrativos. El proyecto Restore 2030 no supone crear nuevas infraestructuras, ni inversiones, ni servicios y que es compatible con futuras asignaciones que se quieran hacer desde un punto de vista urbanístico a esa zona que es de dominio público y que es compatible con el Plan de Ordenación que está vigente y que señala que hay que restaurarlos. Lo que esperamos es que se emitan los informes en ese sentido. La autorización ambiental, debe concederse por la valoración rigurosa que se ha hecho a lo largo de este tiempo.

–Perdone que insista. Esa es su intención. Imagine que tanto el Ayuntamiento como la Junta dicen que no les convence este plan. ¿En qué escenario estaríamos?

–Trabajamos para completar el proceso administrativo y no vemos cómo puede descarrilar de esa manera. La DIA significa que las administraciones han expuesto que el proyecto es el mejor posible.Ahora estamos en otra fase que es la de concluir el proceso; toca comprobar si es compatible con el ordenamiento urbanístico y estamos convencidos de que sí lo es y la autorización ambiental que debe recoger todos los informes.

–Tenemos experiencias en Huelva de Declaraciones de Impacto Ambiental que han caducado y exigen empezar de nuevo todo el proceso. ¿Contemplan que podamos repetirlo en este caso?

–Ese escenario no se va a dar. El plan Restore 2030, es la mejor alternativa y que se puede ejecutar desde ya. Cualquier cronificación de la situación actual, resultaría perjudicial para la ciudad de Huelva. El compromiso de Fertiberia es haber contratado todo el procedimiento para ponernos a trabajar en el mismo momento que tengamos todos los permisos. El único riesgo para la salud y el medio ambiente es que el proyecto no se ejecute. Creo que todos lo tenemos muy claro.

David Herrero es el director industrial del grupo Fertiberia. David Herrero es el director industrial del grupo Fertiberia.

David Herrero es el director industrial del grupo Fertiberia. / Alberto Domínguez (Huelva)

–La Comité de Expertos de los Fosfoyesos ha planteado dudas respecto a las filtraciones y los hundimientos.

–Quiero ser categórico sobre la situación actual del apilamiento. Está dotado de una red perimetral de recogida del agua de lluvia, como de la que sale del mismo.Nada sale hacia el exterior. El plan permitirá eliminar completamente cualquier riesgo de filtraciones; se va a drenar todo el agua lo que dejará el apilamiento seco, consolidado y con menos peso; se va a impermeabilizar con una capa de poliestireno y con una capa de arcilla con los más exigentes requisitos que se exigen para este tipo de estructuras, con lo que se evitará que entre cualquier tipo de agua. Además se va a sellar completamente del entorno y en los canales mareales se va a construir un doble muro de sellado. Una vez que el plan esté en marcha, quedará sellado, seco y sin contacto con el exterior.

–¿Entonces, porqué el Comité de Expertos no está convencido, entre ellos catedráticos de la Universidad?

–Algunos expresan dudas y creo que más que con el proyecto de restauración, tienen que ver con la situación actual. Lo que estamos haciendo es tener una colaboración abierta y transparente para poner a su disposición toda la información que tenemos sobre el proyecto. Partimos, eso sí, de la base de una DIA favorable por lo que esa es la solución que hay que aplicar. Nos hemos reunido con miembros de ese comité, creado grupos de trabajo para que cualquier propuesta de perfeccionamiento que sea viable en estos momentos se pueda implementar para que todos nos sintamos satisfechos.

–La imagen que hay en la calle es que ustedes no están restaurando nada, sino que simplemente lo están tapando.

–Una de las cosas más importantes que hemos hecho es estudiar todas las alternativas posibles. La conclusión a la que han llegado esos expertos es que esta es la única posible. Hay que tener en cuenta que el apilamiento de Huelva no es una singularidad en el mundo; hay en más de 50 países incluidos algunos que no son sospechosos de no cuidar su entorno, comoCanadá, Bélgica, Finlandia oEstados Unidos. Sólo en Florida hay más de una veintena con 1.200 millones de toneladas. En Huelva son 76 millones. En todos estos países se ha llegado a la conclusión de que el encapsulamiento es la mejor solución.

–¿No había otras alternativas?

–Las inertizaciones por la naturaleza del fosfoyeso es imposible y se generaría un volumen mayor. El traslado a otro sitio soportaría camiones durante muchos años y había que pensar dónde lo vamos a poner porque crearíamos el mismo impacto. El reciclaje no está permitido; si lo estuviera no hay mercado y si se crea supondría un periodo de tiempo de muchísimos años. Creo que eso no es lo que quiere la ciudad de Huelva.

–¿Porqué lo hacen en todos esos países y no aquí? ¿Son más listos que nosotros?

–Hubo una actividad que originó un apilamiento que entonces era la mejor técnica disponible. La otra alternativa era arrojarlos al mar. Durante esos años se utilizó lo que señalaban las autoridades en la producción de ácido fosfórico que es esencial para la seguridad alimentaria de Europa. En un momento se cesa esa actividad y nos ponemos con este proyecto que, reconozco ha tenido una tramitación muy larga.

David Herrero es el director industrial del grupo Fertiberia. David Herrero es el director industrial del grupo Fertiberia.

David Herrero es el director industrial del grupo Fertiberia. / Alberto Domínguez (Huelva)

–En septiembre del año pasado se otorga la Declaración de Impacto Ambiental por parte del Ministerio de Transición Ecológica. Reconózcame que a usted también le sorprendió, porque no se contaba con ello.

–Lo que habíamos hecho era un trabajo muy serio, pero el proyecto no es sólo nuestro. Lo que hicimos fue contar con las empresas que más experiencia tenían en este tipo de proyectos; se elaboró un plan básico y después se ha ido mejorando con las consultas que se han hecho. Es el proyecto más estudiado de todos porque vive de las experiencias anteriores. Para nosotros la DIA ha sido la consecución del trabajo llevado a cabo a lo largo de todos estos años.

–Cuando presentaron el proyecto, se les cuestionó sobre la posibilidad de que asumieran responsabilidades por el apilamiento. Más allá de pedir perdón o no, ya que cuando lo hicieron era porque la legislación vigente les permitía hacerlo, ¿no cree que ha llegado el momento de asumir ciertas responsabilidades o reconocer que las cosas no se han hecho como deberían hacerse?

–Hemos mantenido una actividad económica en Huelva, tanto en la planta de Francisco Montenegro, como en Palos que ha generado riqueza y empleo de calidad durante cuarenta años. En cada momento la empresa ha respetado la legislación vigente y llevar a cabo la producción de los fertilizantes de la manera más sostenible posible. El apilamiento de fosfoyesos es la técnica que se emplea en la actualidad para cualquier tipo de esa actividad. La empresa lo que ha hecho es desde el primer momento en plantear alternativas a ese apilamiento. Ahora estamos en puertas de cerrar ese proyecto. Queremos cumplir con nuestro compromiso de regenerar ese espacio y continuar con la generación de riqueza y empleo en la provincia de Huelva. Ese es el mejor compromiso con los ciudadanos.

–Pero tienen un problema de imagen terrible. ¿Cómo se puede regenerar eso?

–Vamos a trabajar de manera responsable con el plan Restore 2030. Compartimos con todos la información que tenemos y estamos comprometidos a llevarlo a cabo.

–¿Cree que con los proyectos que en la actualidad tiene en marcha Fertiberia, por ejemplo en la producción de hidrógeno verde, será suficiente para conseguir mejorar esa imagen?

–Hay una transición ecológica más que importante en estos momentos. La covid la ha acelerado. Estamos ante la mayor oportunidad de la historia en la creación de valor. Ahora trabajamos en la generación de productos cada vez más sostenibles, en una estrategia que empezamos en 2012, algo que ha sido refrendado por el nuevo accionista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios