Huelva

Los vecinos del Polígono San Diego reclaman una mayor limpieza

  • El Ayuntamiento aplica un plan de choque para hacer frente a la suciedad de la zona comercial

Dos trabajadores de Confisur muestran la basura acumulada antes de la limpieza realizada por el Ayuntamiento. Dos trabajadores de Confisur muestran la basura acumulada antes de la limpieza realizada por el Ayuntamiento.

Dos trabajadores de Confisur muestran la basura acumulada antes de la limpieza realizada por el Ayuntamiento. / Canterla (Huelva)

Los vecinos del Polígono San Diego piden al Ayuntamiento que promueva tareas de limpieza de forma más asidua. Esta reclamación se debe a que, al ser una zona comercial, se generan gran cantidad de envoltorios y cartones que los clientes desechan junto a las naves.

En respuesta a la suciedad que inunda las calles de este polígono, el Ayuntamiento ha puesto en sus operarios trabajos de limpieza durante esta semana con objeto de adecentar las aceras y eliminar todos los residuos que, con el tiempo, terminan amontonándose en la acera. Por su parte, los vecinos, aunque agradecen “estas tareas de adecuación de las calles que llevaban bastante tiempo sin producirse”, reclaman un mayor número de contenedores porque “es la única solución para el problema”.

En el mes de mayo fueron robados la mayoría de ellos y, según los denunciantes, el Ayuntamiento no se ha hecho cargo de reemplazarlos. En este sentido, desde la concejalía de Hábitat Urbano e Infraestructura defienden que en lo que va de año han sustituido un total de 131 contenedores dañados, calcinados o robados en todo el casco urbano de la ciudad. De este modo, con motivo de los actos vandálicos que se están produciendo en la ciudad en los últimos meses, el Consistorio ha tenido que destinar alrededor de 100.000 euros a reemplazar estos contenedores. Así, desde la propia concejalía aseguran que están centrando todos sus esfuerzos en dar respuesta a tales demandas.

La escasa presencia de contenedores en este polígono comercial viene motivada por una serie de hurtos que se vienen sucediendo durante todo el año. Los vecinos de este parque empresarial apuntan a que la actuación municipal debería comprender la tarea de reemplazar los mismos, tal y como “se ha hecho desde siempre”. Sin embargo, Alejandro de Diego, presidente del Polígono San Diego, insiste en que “pagamos unos impuestos y ellos nos aseguran la limpieza de la zona, aunque parece que ahora se han olvidado de nosotros”.

Esther Cumbrera destaca que “como ya dijimos en el debate plenario del pasado mes de julio, la situación de los polígonos de Huelva es algo que nos preocupa, pero a la vez nos ocupa. Más allá de las importantes deficiencias que presentan y de su necesidad mantenimiento, en el presente nos encontramos con que, desde el desarrollo de los polígonos hace décadas, aún no han sido recepcionados por el Ayuntamiento. En la ciudad hay 14 polígonos, y el 80% no tiene regularizada su situación jurídica, que es lo primero que tenemos que abordar antes de impulsar el plan de mejoras que acordamos en dicho Pleno”. Esa falta de regularización o de recepción implica que “no formen parte del patrimonio municipal, por lo que, en este caso, sería como actuar en zonas privadas. Hay que dar una solución a esa situación”.

Sobre el papel, cada calle de este parque empresarial debería disponer de dos contenedores. Sin embargo, después de que se produjeran estos últimos robos hay calles que únicamente cuentan con uno y otras que directamente no tienen ninguno. Esto se traduce en considerables montañas de basura que se amontonan en las aceras. Así, partes en mal estado de coches, papeles o envoltorios encuentran acomodo en las zonas de vegetación de los bordillos, “generado un impacto negativo para la clientela”, sostienen diferentes empleados de los negocios que allí se congregan.

El Ayuntamiento insiste en que “nos hemos reunido con empresarios y nos hemos encontrado con mancomunidades o comunidades que no ejercían como tal y no tenían sus propios gestores de residuos y, por la ley de Reciclaje de Envases, tienen que contar con un gestor de residuos propio, porque al Ayuntamiento solo le compete legalmente la recogida de residuos asimilables a urbanos”. No obstante, “vamos a adoptar medidas porque tenemos que solventar esa situación, por lo menos desde el punto de vista de la higiene industrial y la salubridad. Pero principalmente hay que solventar el problema jurídico que subyace”.

El Consistorio hace un llamamiento al civismo para evitar los robos de contenedores

Al reunirse en este espacio numerosos comercios es inevitable que, desde primera hora de la mañana los contenedores se llenen de plásticos y cajas de cartón, por lo que en lugares como este es más necesaria aún la presencia de espacios aptos para dejar los residuos. En este sentido, el dueño del restaurante Noche y Día sostiene que “desde el Ayuntamiento nos dicen que es un problema que tenemos que arreglar con la empresa que aporta los contenedores”. Sin embargo, establece que esto “nunca ha sido así y ni empresa ni ayuntamiento, de momento, nos ayudan a ponerlos”.

Uno de los establecimientos más afectados por la falta de contenedores es el cash Confisur, pues al trabajar al por mayor genera mucho cartón y los clientes dejan las cajas de los productos que ya no quieren junto al resto de los residuos. “Vemos incluso ratas en los lugares donde se amontona la basura y al final genera una imagen mala de nosotros porque los clientes piensan que no limpiamos”, resume Manuel Cordero, empleado de Confisur. A su vez, añade que “la basura llama a la basura”, lo que explica que se acumulen ingentes cantidades de residuos en una zona de la calle.

Un trabajador del restaurante 'Noche y Día' enseña los residuos amontonados en la calle. Un trabajador del restaurante 'Noche y Día' enseña los residuos amontonados en la calle.

Un trabajador del restaurante 'Noche y Día' enseña los residuos amontonados en la calle. / Canterla (Huelva)

Igualmente, la empresa de fabricación de cuadros eléctricos Ceysa es otro de los negocios que está viendo mermada su actividad como consecuencia de la falta de contenedores, pues “a veces tenemos que guardar la basura dentro del establecimiento”, explica uno de los trabajadores.

La solución que piden desde los negocios que se encuentran en San Diego es la de instalar contenedores fijos, pues a diferencia de los móviles, estos son imposibles de robar. De hecho, el Consistorio ha instalado uno de papel y cartón justo entre Ceysa y Confisur. Igualmente, en la calle donde se emplazan todos estos comercios hay también uno de vidrio, si bien es cierto que para todos estos negocios continúa siendo insuficiente, pues “ni siquiera hay un contenedor para plásticos”, apuntan los empleados.

El Ayuntamiento sostiene que en estos momentos trabaja en la elaboración de una serie de planes de mejora en los polígonos industriales de Huelva. No obstante, antes de aplicarlos debe hacer un análisis exhaustivo de la propiedad jurídica de cada uno de estos parques empresariales, pues este estudio determinará en qué medida pueden o no actuar. Además, el Consistorio insiste en que sigue acometiendo las tareas de reemplazo de los contenedores calcinados en el casco urbano de la ciudad, pues tan solo durante el mes de julio 33 contenedores tienen que ser sustituidos por los daños ocasionados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios