HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Huelva

¿Y esta fiesta quién la paga?

  • En el Pleno del lunes se volverá a debatir sobre la propiedad del Monumento a Colón que recae en el Estado

  • La declaración como BIC es otra de las asignaturas pendientes

El Monumento a Colón se encuentra en proceso de restauración. El Monumento a Colón se encuentra en proceso de restauración.

El Monumento a Colón se encuentra en proceso de restauración. / Alberto Domínguez

"No he querido representar sólo la figura corpórea del descubridor de América, sino también el espíritu que le impulsó y alentó en su gran empresa: el espíritu lleno de fe de los Reyes Católicos y del pueblo español. El Colón de mi estatua simboliza toda la civilización cristiana que con él penetró en las tierras vírgenes”.

Estas son palabras de Gertrude Vanderbilt Whitney en declaraciones al diario madrileño El Sol, el 13 de abril de 1929. Lo hacía en los días previos a la inauguración cuando presentaba los actos en la capital del reino.

En Huelva parece que no avanzamos en nada o al menos eso es lo que parece después de la lectura de la moción de Mesa de la Ría que se debate en el Pleno el próximo lunes, en la que se vuelve a nombrarlo en la dualidad de Monumento a la Fe Descubridora. Esa duplicidad es sencillamente gratuita y me remito al nombre de la fundación que lo levantó: Columbus Memorial Fund, sencillamente es un homenaje a Colón. En las referencias de la época en su inauguración siempre se habla del Monumento a Colón, como así se refiere a él su escultora y deja bien claro en su biografía y en su archivo. Si alguien quiere algo más puede encontrarlo en el libro El Monumento a Colón de Huelva. Regalo de los Estados Unidos al pueblo español (perdón, porque por una vez me autocite).

Estamos siempre en el discurso de galgos y podencos y se nos van las mejores, que es plantear el futuro del espacio del Monumento a Colón y la Punta del Sebo.

No hubiera estado mal en la moción solicitar que de una vez por todas se le denomine de manera oficial Monumento a Colón, que aún sigue en los folletos divulgativos del Ayuntamiento onubense lo de la fe descubridora. A la vez que se plantee una programación estable más allá de una visita guiada.

Pero claro, si en la Plaza Niña confundimos unos ficus de ayer tarde como centenarios, pues es difícil emprender un camino.

Desde Adelante Huelva se aprovecha para introducir en el Pleno la reiterada petición que siempre han hecho de la declaración del monumento como Bien de Interés Cultural (BIC) con carácter propio. Pero ellos tienen claro que es Colón y que aquí en Huelva no lo tenemos como conquistador, sino como alguien que trazó un puente de amistad.

Ocurre que a esto del BIC nadie le echó mucha cuenta pues topa con la línea divisoria de la central de ciclo combinado; la térmica es historia, polvo caído en el suelo.

En la sesión plenaria del 30 de enero de 2019 todos los grupos municipales se pusieron de acuerdo para solicitar a la Junta de Andalucía esa declaración como BIC.

Se vuelve el lunes a otra moción sobre lo mismo y es que parece que nada se ha hecho, al igual que ocurre con su propiedad. Solicitada en reiteradas ocasiones, como en 2010 y 2015, por parte de Izquierda Unida.Lo importante es sacar del limbo jurídico en el que se encuentra el Monumento a Colón. El hecho peculiar de ser una donación no lo llevó nadie a un inventario que, por otra parte, en un único reino puesto todo es del Estado. La ciudad se ha planteado el monumento como algo suyo porque así lo sintió siempre. Sin embargo, lo cierto es que la propiedad es del Estado. No hace falta buscar ningún papel porque la entrega se hizo de viva voz el 21 de abril de 1929, cuando en la Punta del Sebo llovía a mares y el entonces presidente del Gobierno, el general Primo de Rivera, lo recepcionó tras escuchar las palabras del embajador de los Estados Unidos que lo ofrecía en nombre del presidente americano, Hoover.

Aquella entrega quedaba esculpida en piedra como mejor acta notarial en la capilla interior del monumento. Ocurre que la censura del Gobierno republicano hizo desaparecer los nombres del rey Alfonso XIII, del presidente del Gobierno y del duque de Alba, dejando solo “The people of Spain” (el pueblo de España).

Si hay alguna duda está bien claro que es el Puerto de Huelva quien ofrece los terrenos que son del Estado. Sabiendo que el que es dueño del suelo lo es también del vuelo se irían disipando dudas artificiales y más aún conociendo que quien tiene un Bien de Interés Cultural en sus terrenos es responsable de su mantenimiento.

No hay dudas de que la propiedad es del Estado y si se pretende alguna otra fórmula ese es el camino. Tendría que renunciar a esa propiedad que asume al recibir el monumento.

En Huelva hay que dar muchos pasos en lo colombino que es lo que en verdad nos sitúa en el mundo, por eso hemos insistido tanto en el Centro Cultural Iberoamericano, donde tengan cabida todos sin excepciones y sin protagonismos. La propuesta de este centro fue apoyada por el pleno del Ayuntamiento de Huelva en una declaración institucional el 7 de mayo de 2019, lo mismo que por la Diputación Provincial.

El problema del Monumento a Colón siempre estuvo en su mantenimiento, en el que nunca participó el Ayuntamiento, que en tiempos del Partido Popular prefirió poner a otro Colón en la Plaza de las Monjas. El de la Punta del Sebo desde los años ochenta del pasado siglo ha necesitado hasta ahora tres restauraciones mas el continuo mantenimiento del entorno. Y en el Ayuntamiento, tan contentos.

Claro, desde el Puerto se pueden preguntar: ¿y esta fiesta quién la paga?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios