Huelva

El incendio en la Marisma del Burro afecta a más de 25 hectáreas

  • El plan Infoca da por controlado el fuego después de que las llamas volvieran a reavivarse tras declararlo como extinguido

El humo era perfectamente visible a mediodía de ayer. El humo era perfectamente visible a mediodía de ayer.

El humo era perfectamente visible a mediodía de ayer. / Canterla (Huelva)

El viento y las condiciones meteorológicas jugaron una mala pasada ayer a los efectivos del plan Infoca y demostraron una vez más, lo complejo de las labores de extinción de un incendio, especialmente en una zona tan poco accesible como todo el entorno de las Marismas del Odiel.

El incendio declarado el domingo en la reserva natural Marisma del Burro, en el Paraje Natural Marismas del Odiel, que fue dado por extinguido a las 9:30 se reactivó por su flanco oeste poco después de las 12:00. Ello motivó que el Plan Infoca, que ya había retirado todos los medios de extinción de la zona, tuviera que movilizar de nuevo tanto a terrestres como a aéreos. Poco después del mediodía se envió un helicóptero y un dispositivo terrestre compuesto por seis bomberos forestales, un técnico de operaciones y un agente de Medio Ambiente para imtentar controlar el avance de las llamas, algo que se consiguió de manera definitiva a las 15:30.

Por el momento, se desconocen las causas que pudieron propiciar la reactivación de un fuego dado por extinguido tras más de 36 horas de trabajos complicados por los cables de alta tensión y por las características del terreno, ya que al tratarse de marisma, es fangoso e inestable. El Plan Infoca había dado por extinguido el incendio forestal declarado el domingo en el paraje Marisma del Burro, una reserva integrada en el Paraje Natural Marisma del Odiel, en Huelva capital, que ha afectado a una superficie de 25,6 hectáreas.

Daños en el paraje Marisma del Burro. Daños en el paraje Marisma del Burro.

Daños en el paraje Marisma del Burro. / Canterla (Huelva)

El incendio se declaró alrededor de las 17:30 del pasado domingo y, en un principio se envió a la zona sólo un dispositivo terrestre, ya que la presencia de cables de alta tensión, y la cantidad de humo, impidieron la incorporación de medios aéreos.

Tras darse por controlado se mantienen en la zona los mismos efectivos en tareas de remate y liquidación. Se está a la espera de conocer el incremento de superficie afectada que ha supuesto esta reactivación de las llamas, algo que no se hará hasta que pasen unos días y la zona se encuentre completamente libre de cualquier foco que pudiera conllevar una reactivación del fuego.

También habrá que comprobar los daños a un ecosistema especialmente frágil que desde el pasado fin de semana se ha visto sacudido por dos incidentes, el primero de ellos con el accidente sufrido por una avioneta ligera en el que murió el piloto y originó un pequeño incendio que fue sofocado a las pocas horas y apenas unos días después el fuego que fue controlado a primera hora de la tarde de ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios