Huelva

Amenazas al balcón con más historia de la ciudad

  • La concienciación ciudadana se presenta como un factor clave para preservar el Cabezo del Conquero

Esta zona de bancos para descansar frente al paisaje aparece con pintadas y con muchos desperfectos. Esta zona de bancos para descansar frente al paisaje aparece con pintadas y con muchos desperfectos.

Esta zona de bancos para descansar frente al paisaje aparece con pintadas y con muchos desperfectos. / Canterla (Huelva)

El cabezo del Conquero es uno de los recursos naturales onubenses de mayor poder paisajístico. Su estratégico emplazamiento, que encandila a cualquiera que se detiene a contemplar las vistas que ofrece, le otorga un aspecto único. Sin embargo, estas colinas ven amenazado su atractivo por la cantidad de basura que se acumula entre los matorrales y pastos. Así, pasear entre la maleza se ha convertido en un reto para muchos, que tratan de sortear los residuos que se encuentran a su paso.

Por otra parte, las características naturales de este emplazamiento hacen de él un espacio propenso a la aparición de incendios. Por consiguiente, es más habitual de lo deseable toparse con residuos de basura calcinados junto a la maleza desvelando un paisaje que no presenta los rasgos que debería reunir un espacio natural de esta envergadura. Además, el fuego provoca la pérdida de la flora autóctona donde se congregan multitud de aves que vuelan entre el Parque Moret y la zona de las Marismas del Odiel. Asimismo, repercute también en la población que reside en las zonas cercanas al cabezo y a las personas que transitan por esa zona por motivos laborales, de estudio o de ocio.

Durante las fechas más calurosas de este año se han producido hasta 3 incendios. El pasado 11 de junio a las 2:20 de la madrugada se quemaron varios matorrales en la Avenida de la Raza en dirección a la Ciudad Deportiva. Con objeto de apagar el fuego con la máxima rapidez posible, se dispusieron líneas de ataque en las zonas de Manuel Siurot y en la calle Rafaela María. El tiempo de intervención se extendió hasta las 5 horas y se quemaron más de 4.000 metros cuadrados.

Anteriormente a este siniestro, se originó uno el 4 de junio, nuevamente a las 2:00 de la madrugada. La zona de pastos y matorrales en el cabezo frente a Aguas de Huelva fue calcinada por un fuego que terminaría siendo extinguido con línea de 25 mm en una intervención que duró alrededor de una hora.

Residuos calcinados entre la maleza después de los incendios. Residuos calcinados entre la maleza después de los incendios.

Residuos calcinados entre la maleza después de los incendios. / Canterla (Huelva)

Por último, el incendio más débil se produjo el pasado 8 de junio a las 21:30, pero se extinguió en 20 minutos con una línea de pronto socorro. En este sentido, es necesario destacar que ninguno de estos dos incendios arrasó una superficie significativa.

En vista a la necesidad de limpieza y rehabilitación que exigen estas elevaciones que alcanzan los casi 60 metros y que datan del período terciario, el Ayuntamiento trata de operar para cambiar el estado de una de las señas de identidad que singulairzan el aspecto de la ciudad. De hecho, el cabezo puede observarse desde casi cualquier punto de la ciudad o, incluso, desde fuera de ella, por lo que es un espacio donde es estrictamente necesario actuar para salvaguardar su estado.

Desde el Ayuntamiento recuerdan que “los trabajos de limpieza de este emblemático enclave se hacen regularmente durante todo el año, además de una intervención especial antes de la llegada de las altas temperaturas”, pero el visitante sigue acostumbrado a ver restos de basura amontonados a causa de la falta de concienciación ciudadana o del viento que los transporta.

Los residuos no representan el único desafio al que tiene que enfrentarse el Consistorio para adecentar esta zona. El espacio relativo al mirador superior del Conquero presenta múltiples desperfectos. Entre ellos, la oxidación de ciertas estructuras, diferentes grietas que acaban en roturas de los materiales que componen el propio mirador o el resquebrajamiento del suelo. No obstante, el Ayuntamiento avanza en estos días en la contratación de los proyectos que tienen la pretensión de rehabilitar este mirador, encardinados en la Edusi (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado).

Aun así, no es únicamente tarea del Consistorio el mantenimiento del balcón más bello que ofrece la ciudad, sino que la sensibilización ciudadana tiene que responder ante esta problemática. En este sentido, las campañas de limpieza y concienciación se antojan muy necesarias para advertir de una situación que afecta a todos los onubenses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios