El tiempo

La anunciada ola de calor sólo rozará el interior de la provincia

  • Los picos en las temperaturas llegan el viernes, ligeros en la costa y acusados en el interior

Un deportista se hidrata en la playa durante el verano. Un deportista se hidrata en la playa durante el verano.

Un deportista se hidrata en la playa durante el verano. / Alberto Domínguez

Comentarios 0

Huelva respira aliviada estos días mientras la España del norte peninsular espera con temor la llegada de la primera ola de calor de la temporada de verano. Sólo con la llegada del fin de semana se darán los picos en los termómetros, más acusados en el interior de la provincia, sobre todo en el Andévalo, donde se rondarán los 40 grados, sin llegar a superarlos en principio. La capital, como el resto de la costa, saldrá indemne de la alerta generalizada en el país, sin que se superen los 31 grados de máxima, ni los 20 de mínima, la jornada de sábado, llamada a ser la de mayor incidencia en la provincia de la masa de aire tropical continental que desembarca desde mañana en la Península.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social lanzó en el día de ayer una serie de recomendaciones y advertencias para la población ante la llegada de la ola de calor que tendrá una especial incidencia desde mañana en el valle del Ebro.

En Huelva sólo se sobrepasarán en algunos puntos los valores fijados como umbral para la aplicación efectiva del Plan nacional de actuaciones preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud. Los 36 grados de máxima y 22 de mínima fijados se alcanzarán entre el viernes y el sábado en puntos del Andévalo y de la Cuenca Minera.

Las previsiones avanzadas por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para esta semana en la provincia señalan una máxima generalizada de 39 grados el sábado en municipios interiores como Valverde del Camino y Nerva, donde, además, se alcanzarán los 22 de mínima la misma jornada.

El máximo previsto ese día en la provincia, en principio, sí llegará a los 40 grados, temperatura que se dará en El Granado, donde el verano pasado se alcanzaron cotas históricas para Huelva.

La evolución de las temperaturas durante la semana experimentará un salto de hasta cinco grados entre el jueves y el viernes, sobre todo en las zonas donde más incidirá el calor, donde los termómetros oscilarán entre los 37 y 40 grados, con mínimas entre los 17 y los 22 grados.

Desde Aemet se ha advertido de la llegada a la Península de una masa de aire tropical continental tras un extenso recorrido por el norte de África. Ésta se caracteriza por ser muy cálida, muy seca y con polvo en suspensión, a lo que se suma la fuerte insolación propia de estas fechas, que dará lugar a un periodo en el que las temperaturas alcanzarán valores significativamente altos en gran parte de la Península y Baleares.

Es probable que las altas temperaturas persistan hasta el lunes 1 de julio, aunque no se puede descartar, apuntan en la agencia, que puedan prolongarse algunos días más, al menos en algunas zonas.

Debido a la intensidad, duración y extensión de este episodio de temperaturas tan elevadas en el país, Aemet los considera excepcionalmente adverso y por ello se ha emitido este aviso especial de ola de calor.

Por el momento, sólo con el horizonte previsto del lunes al miércoles, la agencia estatal no ha emitido aún ninguna alerta por altas temperaturas en la provincia de Huelva, que el miércoles llegarán al aviso naranja en algunas zonas de Navarra y Aragón.

El Ministerio de Sanidad activó el 1 de junio el Plan nacional de acciones preventivas contra los efectos del exceso de temperaturas, que permanecerá hasta el 15 de septiembre en vigor. Además, existe un seguimiento en los quince días previos y el mes posterior a este periodo para el caso de que fuera necesaria una activación del Plan debido a unas temperaturas anormalmente elevadas que requieran una activación previa o una reactivación del Plan.

El objetivo es prevenir y mitigar los efectos negativos que el calor excesivo puede tener sobre la salud de los ciudadanos, especialmente en los grupos de riesgo o más vulnerables, tales como personas mayores, mujeres gestantes, niños y enfermos crónicos, así como en las personas que trabajan o realizan esfuerzos al aire libre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios