Huelva

Huelva se vuelca con su Patrona en este año sin bajada del Conquero a La Merced

  • Los fieles siguen al alba la misa desde el patio del Santuario o a través de las redes sociales

  • Los campanilleros cantan sus oraciones a la Virgen de la Cinta bajo el pórtico del templo

Un instante de la misa y rosario de la aurora celebrados ayer en el patio del Santuario, con la Virgen de la Cinta presidiendo el altar. Un instante de la misa y rosario de la aurora celebrados ayer en el patio del Santuario, con la Virgen de la Cinta presidiendo el altar.

Un instante de la misa y rosario de la aurora celebrados ayer en el patio del Santuario, con la Virgen de la Cinta presidiendo el altar. / Rafa del Barrio (Huelva)

El amanecer de ayer estuvo perfumado de nostalgia en Huelva. En el inédito tercer domingo de agosto, la Virgen de la Cinta no descendió desde su Santuario del Conquero a La Merced, como la tradición manda en su bajada. La crisis sanitaria de la Covid-19 impidió el reencuentro de los onubenses con su Patrona en las calles de Huelva.

Sin embargo, las circunstancias no impidieron que los devotos se acercaran hasta el templo para asistir a la misa y al rosario de la aurora, retransmitidos también en directo por la Hermandad de Nuestra Señora de la Cinta –a través de sus redes sociales– para todos los fieles que no pudieron estar presentes en el emotivo acto religioso.

La cofradía transmitía este mensaje a los onubenses en la mañana de ayer: "Buenos y cinteros días a todos. Hoy no ha bajado la Virgen de La Cinta a La Merced, pero sigue cuidando de todos nosotros desde lo alto del cabezo del Conquero. ¡Viva la Virgen de la Cinta y viva Huelva!".

Los asistentes al tempranero culto accedieron al patio porticado del Santuario cuando todavía era noche cerrada. El acceso estuvo muy controlado, con toma de temperatura a la entrada, disposición de geles desinfectantes e imposición de la mascarilla y la distancia social.

Al fondo, en el dintel de las puertas del Santuario, la Virgen Chiquita resplandecía tras el altar, impregnando de luz la mirada de los hijos que tuvieron ayer el privilegio de asistir a la función principal. Muchos rezaban en silencio a esas horas, en la intimidad de la muchedumbre, cada uno consigo mismo.

La voz del sacerdote devolvió a los cinteros a la realidad de 2020, el año en el que todo ha cambiado, en el que miles de devotos se quedaron huérfanos de Madre en el corazón de la ciudad, tristes por no poder acompañarla desde el cielo del Conquero hasta la catedral mercedaria.

Las calles se quedaron mudas, pero no el Santuario. Allí se escucharon palabras de consuelo y esperanza, oraciones y piropos que también resonaron en las gargantas de los campanilleros, que acompañados de sus laúdes, bandurrias y guitarras no quisieron faltar a la cita del amanecer agosteño con la Virgen Chiquita.

El sol fue iluminando poco a poco el recinto, con aforo limitado para tan célebre ocasión. Cuando tocaron a su fin la misa y el santo rosario, los presentes fueron acercándose de forma ordenada hasta el improvisado altar. Querían ver a su Patrona de cerca, sentir el aliento de su Madre, inmortalizar el momento en una fotografía que quedará para la historia.

Los cultos continuarán en los próximos días. Así, entre el 29 de agosto y el 6 de septiembre, a las 19:45, se celebrará la solemne y tradicional novena. Cada día la celebración seguirá con el siguiente orden: santo rosario y ejercicio de la novena, santa misa con homilía y Salve Popular de los Marineros.

El lunes día 7 de septiembre, en horario ininterrumpido desde las 10:00 a las 21:00, el Santuario acogerá la ofrenda floral a la Cinta por las instituciones y hermandades de la ciudad, así como por hermanos y devotos.

El martes día 8 de septiembre, día de la Cinta, a las 20:00, se celebrará la solemne función principal, en la que ocupará la sagrada cátedra Santiago Gómez Sierra, nuevo obispo de Huelva.

Además de los cultos previstos y reseñados, cabe añadir otros actos religiosos que se celebrarán en el mes de septiembre. El día 8, a las 10:00, tendrá lugar la tradicional misa votiva a la Virgen de Guadalupe. El sábado 26 de septiembre, a las 20:00, se ofrecerá una misa de acción de gracias en el aniversario de la coronación canónica de la Virgen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios