Voces de Huelva | Bella Verano

“Si queremos turismo para todo el año, necesitamos infraestructuras”

  • La exconcejal lepera asegura que crear empleo estable y de calidad es su “auténtica obsesión”

  • Declara prioritario el desdoble del túnel de San Silvestre y propone crear la Mesa de la Minería

La delegada del Gobierno de la Junta, Bella Verano, posa en el parque. La delegada del Gobierno de la Junta, Bella Verano, posa en el parque.

La delegada del Gobierno de la Junta, Bella Verano, posa en el parque. / Josué Correa

Apenas han pasado dos meses de su nombramiento y su agenda no le da respiro. Quiere ponerse al día cuanto antes en todo lo que compete a la Junta en Huelva, con especial interés por la industria y la minería, cuya responsabilidad provincial también asume, y por el turismo, al que ha dedicado gran parte de su vida política. Es Bella Verano, nueva delegada del Gobierno andaluz en la provincia, encargada de transmitir la ilusión del cambio.

–¿Se han encontrado todo tan mal como decían?

–Después de tantos años, nos hemos encontrado muchas cosas paradas, bien por desilusión, por desgana, por falta de motivación, y no quiero decir de esfuerzos porque seguro que hay gente que ha trabajado muchísimo.

–¿Sus exigencias como oposición son ahora una presión añadida?

–Han sido 37 años reclamando a la Junta de Andalucía muchísimas cosas y somos conocedores de las necesidades pero es imposible abarcar tanto. No podemos hacer nada ni el primer mes ni el primer año. Tampoco podemos hacerlo todo en cuatro años, aunque sí establecer prioridades. Y nuestro presidente marca unas directrices claras: salud, educación y empleo.

–¿Nuevos centros en Educación?

–Estamos elaborando presupuestos y se está decidiendo cuáles son las prioridades. Son muchísimas las peticiones, no solo en infraestructuras, pero el problema es que económicamente no se pueden atender todas las demandas. Pero se va a hacer todo el esfuerzo para que no pase de esta legislatura la ampliación en aquellos centros que tengan una gran urgencia.

–¿No habrá plan de choque para el paro en Huelva?

–Vamos a luchar para que todo el dinero que podamos traer en materia de empleo vaya a las provincias que más lo necesitamos. Lo importante es la creación de empleo estable en la provincia, y de calidad. Para mí es una auténtica obsesión. Hay planes de empleo que solventan un momento, y para mucha gente ha sido un apaño muy grande, pero no es la solución. Hay que bajar impuestos y ayudar a que la burocracia sea fácil y rápida para atraer inversiones. Así se genera empleo.

–Su plan en Sanidad lo han vendido como bandera.

–Es que nos hemos encontrado en listas de espera 500.000 personas más de las que nos habían contado. Era el primer plan de choque que había que hacer y ha sido un total acierto porque se espera de aquí a diciembre que por lo menos las intervenciones quirúrgicas importantes, que en Huelva son 1.287, estén todas hechas. A la par, estamos creando otro plan para ver cómo quitamos las listas de espera en las pruebas diagnósticas, en especialidades, etc.

–¿Se contemplan nuevos conciertos con empresas privadas?

–Hemos empezado ampliando la plantilla, en el hospital Juan Ramón Jiménez, con 22 profesionales, y en Riotinto, con 6. Lo que dice claro nuestro consejero de Salud es que nosotros apostamos por la Sanidad pública, por supuesto, pero si hay una sola persona que necesita una atención urgente y hay que dar otro paso, se dará.

–¿El de Paloma Hergueta ha sido un fichaje estratégico?

–Que sea una persona luchadora y guerrillera en sus ideas dice mucho de ella como persona. Es importante tener a alguien como Paloma al frente de un hospital. Ante todo, es una profesional y tampoco es justo atacarla por ser una luchadora de sus ideas.

–¿El nuevo Gobierno asume las demandas en Sanidad que se llevaron a la calle?

–Evidentemente. Lo estamos demostrando con estos planes de choque. Es imposible abarcar tantísimas carencias que hay en un periodo corto de tiempo pero podemos estar muy tranquilos con el consejero de Salud que tenemos; es una persona que conoce todo muy bien desde dentro, sabe cómo hay que actuar y cuáles son las necesidades prioritarias para que tengamos, dentro de nuestras posibilidades, el mejor sistema sanitario posible.

–Al consejero se le ha criticado por su preferencia por la sanidad privada.

–Él lo ha dicho claramente: “Yo apuesto por el sistema público sanitario, pero si es necesario para la ciudadanía, nunca voy a dejar que una persona deje de ser atendida porque tenga que contratar a un privado en un momento puntual”. Y estoy completamente segura de que la ciudadanía está totalmente de acuerdo con lo que dice el consejero.

–¿Veremos el Materno-Infantil?

–Es un compromiso firme. Lo tenemos muy claro. Estamos elaborando ahora el presupuesto, y en esta legislatura va a ser una realidad, si Dios quiere.

–¿Y los Chare de Lepe, del Condado y de la Sierra?

–Nuestra postura va a ser siempre que se hagan. El de Aracena nos lo hemos encontrado a medio hacer, parado por un proceso judicial. El de Bollullos ha sido consignado presupuestariamente, está redactado el proyecto pero ni siquiera ha estado en licitación pública, y ni en el presupuesto de este año lo podríamos meter. Y en el de Lepe, nos faltan los accesos, de los que el Ministerio se ha hecho cargo y está cumpliendo a rajatabla; y el Ayuntamiento, junto a los de otros pueblos, aunque no la Diputación, van a hacerse cargo de la luz y del agua. Pero buscamos otras fórmulas para intentar tenerlo todo algo más rápido y que al menos estén casi listos los tres en la legislatura.

–¿Qué ha pasado con la Ciudad de la Justicia?

–Hace quince años se habló que iba a ir en El Ensanche pero no hay absolutamente nada. Nos dicen incluso que el uso del suelo ha cambiado y que tampoco nos valdría. Vamos a ver si se puede encontrar alguna solución pero por ahora no hay nada, ni un papel.

–El 15 de marzo se pidieron infraestructuras en las calles. Su presidente lo entendió justo.

–Las que son competencia nuestra vamos a intentar asumirlas porque también las hemos reclamado como partido durante muchos años. El desdoble del túnel de San Silvestre es muy importante, aunque a lo mejor a la ciudadanía no le ha llegado realmente la importancia que tiene. Es una prioridad, de las principales que tiene la provincia de Huelva, porque no solamente afecta a la agricultura sino a la industria, al turismo y a la población en general… y aquí estamos todo el mundo como pasando de largo.

–¿Alguna más?

–La Huelva-Cádiz, que reclamamos siempre. Los técnicos nos han hecho ya hasta un estudio para ver por dónde podría coger para no afectar a nuestro parque de Doñana, pero tenemos que mirarlo con mucha cautela porque estamos hablando de la joya de la provincia de Huelva y tampoco podemos tirarnos a la piscina. Hay otras cosas también importantes que a lo mejor no dependen de la Junta, como las playas, pero sé que, desde la Subdelegación, Manuela Parralo está muy inmersa en el tema porque es muy importante.

–El canal de Trigueros también depende de la Junta.

–Es otra de las demandas importantes, otra gran inversión. No hay proyecto todavía, hay que empezar y nos hemos comprometido.

El sector turístico

–¿Qué hace falta para romper la estacionalidad del turismo?

–Las conexiones son malas, malísimas, y son muy importantes para el sector, sobre todo para los touroperadores, cuando miran desde fuera para hacer los grandes contratos. Tenemos los mejores servicios, los mejores hoteles, la mejor gastronomía, el mejor clima, pero, ¿cómo no lo conseguimos? Por eso, por las conexiones. Y hay otra cosa en la que nos tenemos que concienciar: tenemos que especializarnos y formarnos mucho más. La competitividad no se gana con los productos más baratos, sino con la calidad.

–¿Se entiende que van a defender que Huelva se iguale al resto en infraestructuras?

–Todo pasa por ahí. En todas las playas hay promociones hoteleras por empezar; en La Antilla van 4.600 plazas que no se han empezado porque no tienen ahora mismo expectativas de que se puedan llenar los hoteles a lo largo de todo el año. En verano es todo muy fácil pero si queremos otro tipo de turismo que venga todo el año, tenemos que tirar de turismo extranjero, de touroperadores, y necesitamos infraestructuras.

–¿El aeropuerto?

–Por supuesto. Además, siendo inversión privada, sin tener nada que sacar de las arcas de la Junta. Ayudaremos en todo lo que podamos. Estoy segura que va a ser una gran noticia.

–¿Cuál es el papel de la industria?

–La industria no está reñida con nada. Ahora mismo mantiene a miles de personas en Huelva, a cientos de familias. La tenemos que mantener y la debemos cuidar.

–¿Debe crecer el tejido industrial en la provincia?

–Efectivamente, y para eso hay que facilitar la creación de grandes empresas y pymes. La misión nuestra es atraer a quien quiera crear empleo y riqueza. ¿Cómo? Poniéndoselo fácil: bajando los impuestos, reduciendo los plazos burocráticos... Todo eso conllevará que vengan empresas y que alrededor surjan más.

–¿Hay que reivindicar la minería?

–El sector tiene una gran importancia, generando una gran cantidad de puestos de trabajo, 3.000 directos y más de 12.000 indirectos en la provincia. Hay preocupación entre los alcaldes porque algunas empresas tienen un horizonte de 20 años y no saben qué pasará después. Pero ahora hay muchas prospecciones y se está investigando mucho. Esto va a crecer mucho más.

–¿Ayudarán a darle un impulso?

–A nivel burocrático va todo muy muy lento y necesitan que aligeremos esos procedimientos. Una de las primeras cosas que he pensado crear es la Mesa de la Minería en Huelva. Ni siquiera se ha explotado el 50% de lo que hay debajo de la tierra, tenemos riqueza para muchos años y hay que impulsar ese sector. Debemos ir todos de la mano.

–En pesca, les tocará negociar las nuevas cuotas de la chirla.

–Nuestro director general conoce muy bien el tema y ya se ha reunido con el sector. Al parecer han salido todos muy contentos.

El Parque de Doñana

–Los mariscadores reclaman nuevas licencias para la coquina y que se abra Doñana.

–He atendido a personas que han venido con esa demanda y lo he trasladado a la Consejería. Son muchas las reclamaciones de ampliación de licencias y se están estudiando.

–¿Qué posición tienen respecto a los pozos ilegales en Doñana?

–Somos meros cumplidores de la ley. Si nos dicen que tienen que estar cerrados, lo estarán. La posición de Doñana es muy complicada. Tenemos que tener claro que, como nuestra joya natural, debemos salvaguardarla pero hay mucha gente cuya vida depende de todo lo que se haga en Doñana. Hay que intentar el equilibrio entre el desarrollo económico de la zona y el cuidado del medio ambiente en nuestro parque. Pero vamos a depender de las directrices legales que nos marquen en materia ambiental con los pozos.

–¿Y cómo encaja la Huelva-Cádiz?

–La Junta nunca va a hacer nada para dañar el Parque. Jamás. Tenemos bien claro que es nuestra joya y que es intocable, pero no podemos paralizar todo por el Parque. Tenemos profesionales en medio ambiente que nos deben decir cómo hacer las cosas sin perjudicarlo. Es más, ya tenemos propuestas de por dónde podría ir el trazado para no dañar el Parque pero son propuestas que hay que estudiar. Y debe tener un gran consenso.

–¿En qué estado está el Museo Arqueológico del Banco de España?

–Nos hemos encontrado que no es un proyecto de museo porque no hay ni plan museológico ni plan museográfico. Se ha hecho el proyecto de un edificio, pero no hay ni una cosa ni otra, y lo que tenemos ahora es la autorización para la prospección arqueológica. Estamos prácticamente sin nada.

–¿Cómo ven la iniciativa municipal de descubrir los restos de la Plaza de las Monjas?

–No lo hemos abordado aún porque el Ayuntamiento la acaba de aprobar. Entiendo que pidan que se haga porque es bueno para la ciudad, pero está todo pendiente de hacer y va a ser imposible abarcarlo todo. No sé si va a poder entrar en estos presupuestos o si se van a considerar prioritarias otras.

–¿Qué planes hay para Saltés?

–Es propiedad privada y se llevó una PNL al Parlamento para hacerla nuestra y declararla conjunto arqueológico, pero se quedó paralizado. Vamos a retomarlo.

–Otra promesa era un Centro de la Cultura Iberoamericana.

–Sé que se ha llevado al Pleno de la Diputación y que se ha aprobado por unanimidad, pero vuelvo a decir que la Consejería tendrá que establecer las prioridades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios