Huelva

La UE pide paralizar el proyecto de gas de Doñana “inmediatamente”

  • La comisión de Peticiones del Parlamento aprueba un informe en el que solicita suspender todos los permisos otorgados hasta resolver las “irregularidades” del impacto ambiental

La instalación industrial, tras una valla. La instalación industrial, tras una valla.

La instalación industrial, tras una valla. / Alberto Domínguez

El presidente de la delegación del Parlamento Europeo, Pal Csaky, que visitó –junto a una delegación de diputados– el pasado mes de septiembre el Parque Nacional de Doñana ya alertó que el proyecto de gas en su entorno entraña un riesgo de “catástrofe natural” al ser el terreno una zona sísmica. Esta visita provocó la realización de un informe que ayer votó y aprobó la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo con 17 votos a favor (PSOE, IU, Verdes y ALDE –donde se encuentra Ciudadanos–), ninguno en contra y 8 abstenciones (PP), según informó el Parlamento Europeo.

Este informe, que es una recomendación y no es vinculante, solicita “que se detengan inmediatamente los pasos en el proyecto de gas para garantizar el respeto de los principios de prevención y precaución de la Unión Europea”. Por ello, sugiere que se tomen las medidas legales necesarias para “poner fin a todo el Proyecto Marismas”, que cuenta con cuatro ramas (Saladillo, Marismas Occidental, Marismas Oriental y Aznalcázar) y en el que está detrás la empresa Naturgy (Gas Natural), la cual no quiso hacer declaraciones ayer.

Los diputados europeos señalan en el informe final su “profunda preocupación ya que se aprobó una autorización parcial para desarrollar un proyecto privado para almacenar gas en el subsuelo de Doñana sin solicitar una evaluación de impacto ambiental completa y holística que incluyera una evaluación sísmica y una evaluación de impacto combinada”. Asimismo recuerdan que el proyecto “no puede dividirse” en cuatro subproyectos diferentes “para evitar evaluar su impacto combinado”. En esta línea el documento pide a la Comisión Europea que “evalúe todo el expediente e informe por escrito sobre la idoneidad de las evaluaciones de impacto ambiental”.

El Parlamento insta a la Comisión Europea a estar vigilante en lo que suceda en el Parque

De ahí que se recomienda a todas las autoridades responsables un trabajo conjunto para “suspender inmediatamente todos los permisos otorgados” hasta el momento que se resuelvan aquellas “irregularidades detectadas” en la evaluación de impacto ambiental.

La luz verde de la votación implica la petición y recomendación al Gobierno de todos estos asuntos. Y aunque el informe no es vinculante, la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo recomienda a la Comisión Europea “que esté atenta para evitar el deterioro” del Parque Nacional de Doñana. Y es que la Comisión Europea puede sancionar, según apuntó el PE.

Aunque el informe salió adelante con 17 votos, el Partido Popular mostró su abstención al respecto. “Antes de tomar cualquier decisión definitiva hay que estudiar el proyecto de gas de Doñana desde la perspectiva científica”, explicó la eurodiputada del PP, Rosa Estaràs. Por ello, apuntó la necesidad que sean técnicos los que determinen “si hay riesgos sísmicos o no” en relación con el proyecto de gas, además de las “consecuencias jurídicas” teniendo en cuenta también “los costes económicos que pueden derivar de la decisión”. Esta es la conclusión de una abstención de los ocho eurodiputados al considerar que es necesario “disponer de toda esta información” antes de poder tomar una decisión definitiva.

Por su parte la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible comparte la “precaución y prudencia” que defiende el Parlamento Europeo y se mostró dispuesta a “colaborar, como ha venido haciendo, con el Gobierno central en lo que le requiera”. La Junta de Andalucía aseguró que “no va a tomar ninguna medida que tenga un impacto negativo sobre esta importantísima reserva biológica”. También compartió la postura europea de que es necesaria una valoración del proyecto de gas en su conjunto y no en cuatro subproyectos diferentes. Por parte del Ministerio para la Transición Ecológica no hubo reacción alguna durante la jornada de ayer sobre la aprobación de la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo.

Una de las sesiones de la Eurocámara. Una de las sesiones de la Eurocámara.

Una de las sesiones de la Eurocámara. / Parlamento Europeo

La satisfacción sí que llegó en el Partido Socialista onubense. “La Eurocámara ha tenido un posicionamiento claro de petición para que detenga el proyecto de Gas Natural de Doñana debido a su incompatibilidad manifiesta con el Parque”, señaló su secretario general, Ignacio Caraballo. La eurodiputada de Izquierda Unida, Marina Albiol, señaló ayer que “el mensaje es claro” y mostró su satisfacción por que la Eurocámara haga “un llamamiento claro” a suspender de inmediato los permisos y a poner fin al proyecto de gas. “Ni se trata de un proyecto estratégico para el Estado, y todo el proceso de adjudicación de la explotación de gas natural ha estado plagado de irregularidades”, explicó.

También se aprobó una de las alertas lanzadas desde la Plataforma Salvemos Doñana referente a que “no existía un plan B en caso de desastre”. “No existe un plan de recuperación de la zona si pasara algo, ni del espacio cultural ni de los dedicados a la agricultura sostenible”. Así, expuso que “se dejaba todo en manos de una empresa cuyo único interés en un Parque patrimonio de la Unesco y uno de los entornos naturales más importantes de la Unión Europea, era meramente especulativo”.

El Defensor del Pueblo Andaluz consideró “acertado” la propuesta de paralizar el proyecto de gas, “no sólo por carecer de una evaluación conjunta de los riesgos ambientales y sísmicos que presenta el proyecto como exigíamos”, sino de manera especial porque entiende que la ejecución del mismo “comportaría asumir un riesgo innecesario en un espacio natural con un valor ambiental único”.

Visita de los eurodiputados a Doñana, el pasado mes de septiembre. Visita de los eurodiputados a Doñana, el pasado mes de septiembre.

Visita de los eurodiputados a Doñana, el pasado mes de septiembre. / H.I.

La organización WWF celebró como una “buena noticia” la aprobación del informe. En declaraciones a Efe, el portavoz de la organización en Doñana, Juanjo Carmona, apuntó que el Parlamento Europeo, respecto al proyecto de gas, “reconoce que el Gobierno español considere que el mismo ya no es estratégico y sí un proyecto obsoleto el cual hay que retirar”, además de que las enmiendas “han venido a resaltar que se entiende que se ha incumplido la normativa europea en relación con la evaluación ambiental” de los proyectos.

Este informe, que desde ayer copa la primera plana en boca de todos, llega tras las visita del 19 al 21 del pasado septiembre de una delegación de diputados de la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo a Doñana. Esta comisión estuvo presidida por el eurodiputado eslovaco Pal Csáky (PPE) y compuesta por el griego Miltiados Kyrkos (S&D), y el austriaco Thomas Waitz (Verdes/ALE), así como por los eurodiputados españoles Rosa Estaràs (PPE), Soledad Cabezón (S&D) y Florent Marcellesi (Verdes/ALE). Durante la visita mantuvieron encuentros con denunciantes con diferentes autoridades, organismos y con los responsables de Naturgy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios