Huelva

David Carrasco y Cantares de Huelva ensalzan a Emigrantes

  • El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, deposita un ramo de flores a los pies del Simpecado

Exaltación de David Carrasco a Emigrantes Exaltación de David Carrasco a Emigrantes

Exaltación de David Carrasco a Emigrantes / H. I. (Huelva)

La Real Hermandad de Emigrantes de Nuestra Señora del Rocío ya estaría en la aldea en este Rocío “distinto” después de un “duro, pero hermoso camino” que han venido haciendo en su mente cada minuto del día su presidente, Inocencio Forcén, y su hermano mayor, José Antonio Ortiz Morano.

Así lo manifestaban en una noche en que la capilla de Emigrantes se llenó de onubensismo, y cómo no, del más puro sentimiento rociero con los sones del grupo de tamborileros de la corporación rociera, las voces del grupo Cantares de Huelva y la exaltación de David Carrasco, director del coro rociero de Emigrantes, que volvía a su casa después de haber estado ausente durante más de 7 meses por una lesión, de la que aún continua recuperándose.

Esta noche de este Rocío diferente contó con la presencia del alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, quien depositó un hermoso ramo de flores a los pies del Simpecado e hizo entrega a la hermandad de una hermosa bandera de Huelva “en uno de los momentos más difíciles de los rocieros, aunque también uno de los más exigentes”, debido a la actual crisis sanitaria que está viviendo el mundo debido al Covid-19 y que está haciendo que este Rocío lo estemos viviendo desde la fe y la esperanza.

La salve comenzaba con las oraciones hecha cante con las voces de Alejandro, Manolo y Alejandro, componentes del grupo Cantares de Huelva, que impregnaron con sus música y letras la capilla de Emigrantes  para vivir instantes de muchísima emoción gracias también a las excelentes y bien trenzadas palabras de David Carrasco que llegó con “el anuncio de la primavera/ un pregón hecho rosario/ de un alma inquieta/ que suspira por Ella./ Desgranar los sentimientos y las vivencias/ de una gente rociera/ de una pasión sin medida/ a la altura de cualquiera./ Mi devoción es María, / María la de Sion,/ en las marismas Rocío,/ Rocío madre de Dios”.

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, deposita un ramo de flores a los pies del Simpecado de Emigrantes. El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, deposita un ramo de flores a los pies del Simpecado de Emigrantes.

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, deposita un ramo de flores a los pies del Simpecado de Emigrantes. / H. Información (Huelva)

Carrasco no dudó en quebrarse cuando nos transmitió su amor por su hermandad “¡Y Emigrantes por bandera! “Dos medallas y tres simpecados/ en el medio siglo vivido/ con ellos ya cuenta./ Alemania y Aljaraque/ calle Blanca Paloma y Puerto/ plaza de Los Dolores y Paseo de las Palmeras./ Historia viva y como un sueño/ que juntos compartimos/ todos los que por suerte estamos a su vera./ Emigrantes te nombre/ y hasta mi corazón/ late con más fuerza”.

La voz de David Carrasco hacía un paréntisis para que volvieran a sonar las voces de Cantares de Huelva que interpretaron a lo largo de esta noche de plegaria ante la Concha Peregrina: ‘Tiene la cara’, ‘El Rocío es’, ‘Reina del Rocío’, ‘Reina Marismeña’, ‘Para decirte Pastora’, ‘Almonte llora’, ‘Reina y Soberana’ y ‘Marisma Coto Doñana’.

Proseguía David Carrasco su exaltación con añorando caminos pasados para llegar a interpelar: “¿Quén ha dicho que Emigrantes no es rociera? Pues que nadie lo ponga en duda/ que esta hermandad lucha día tras día/ por esta devoción rociera./ Que por caminos de siempre/ nunca faltaron a la cita/ desandando las vereas./ Si en su largo peregrinar/conoce tantos caminos/ para llegar a la aldea./ Si conoce alegrías y desencantos/ dulzuras y sinsabores/ de esta fe marismeña./ Si bebe de esta fuente inagotable/ que mana de esta fe/ que nunca acaba en nuestra vida certera./ Si llegando el mes de mayo/ se convierte en plegaria, rezo y petición/ para esa guapa almonteña”.

Finalizaba su exaltación con las mismas preguntas: “¿Quién ha dicho que Emigrantes no es rociera? Que hablar en vano/ hace daño/ y más cuando se habla/ sin pruebas, / porque el que diga eso/ no nos conoce ni ha vivido/ nuestras riquezas rocieras/ de peregrinaciones en noviembre/ de la noche en Villarejos/ a la luz de las velas/ o de la mañana del miércoles/ cuando nos vamos a verla./ ¿Quién ha dicho/ que Emigrantes no es rociera?/ Quien lo ha dicho/ que se atreva”.

El canto de la Salve y los vivas a la Virgen del Rocío y la Pastorcito Divino ponían el punto y final a una jornada llena de sentimientos y vivencias de todos los hermanos y devotos que a lo largo de la jornada han querido estar unos minutos junto a su Simpecado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios