Huelva

Casado afirma que la lista es "un equipo ganador" que integra a toda la provincia

  • El presidente del PP dice que García Longoria, al frente de los críticos con la cúpula provincial, no va en la candidatura pero "irá en otras porque es una persona que queremos tener muy cerca"

Pablo Casado junto a Juanma Moreno, Fátima Báñez, los integrantes de la lista electoral por Huelva a las autonómicas y otros miembros del PP. Pablo Casado junto a Juanma Moreno, Fátima Báñez, los integrantes de la lista electoral por Huelva a las autonómicas y otros miembros del PP.

Pablo Casado junto a Juanma Moreno, Fátima Báñez, los integrantes de la lista electoral por Huelva a las autonómicas y otros miembros del PP. / reportaje gráfico: josué correa

Con su presencia en Huelva, el líder de los populares terció en la honda división del partido y tomó partido para sorpresa de muchos. Porque, cuando Pablo Casado refrendó la lista choquera a las autonómicas (en la que la dirección provincial, alineada en las primarias junto a la derrotada Sáenz de Santamaría, ha impuesto su peso), no titubeó al darle también su sitio públicamente al parlamentario andaluz Guillermo García Longoria, quien se ha quedado fuera de la candidatura electoral por Huelva.

Junto al Muelle cargadero de minerales de la Rio Tinto Company Limited de la capital onubense, el presidente del PP protagonizó ayer un acto de precampaña en el que, acompañado por el presidente popular andaluz y la exministra Fátima Báñez, aseguró que la lista -encabezada por la secretaria del PP andaluz, Loles López; el presidente provincial, Manuel Andrés; la parlamentaria Carmen Céspedes; y el alcalde pedáneo de Valdelamusa y considerado el primer valedor de Casado en la provincia, Pedro González- es "un equipo ganador" que "representa a todas las zonas de la provincia, a todos los sectores y a todas las sensibilidades que tenemos que recoger, escuchar y representar en las elecciones".

Sin embargo, a renglón seguido, Casado se acordó "especialmente" de García Longoria, cabeza visible del sector crítico con el aparato provincial y exponente del casadismo en la capital. Le mencionó al darle las gracias a los parlamentarios que "han estado trabajando por esta provincia en una legislatura muy complicada". "Willy no va en esta lista y ya os digo que irá en otras porque es una persona que también queremos tener muy cerca", aseguró.

De este modo, el presidente del PP avaló de forma expresa al parlamentario, después de que el número 3 del PP nacional, Javier Maroto, se fuera de Huelva sin incluirle en los puestos de salida tras mantener una reunión con la cúpula provincial para la confección de la lista.

A juicio de Casado, todo el partido provincial y toda la Ejecutiva forman parte de "un partido unido", que "mira adelante", que rema en la misma dirección" y se siente ilusionado. Y esa misma ilusión se siente, según manifestó, en la capital, de la mano de la candidata a la Alcaldía, Pilar Marín, baluarte para que el gobierno local vuelva a ser popular.

Pero el PP es una formación que, tal y como valoró, también cuenta con la experiencia de personas como la exministra Fátima Báñez. Con ella, según relató, pasó unos días familiares en Doñana la pasada Semana Santa. Precisamente con el Gobierno de Rajoy y de la mano de la sanjuanera, señaló que "presumíamos de las cifras de empleo" y "nos acordamos que había una planificación de infraestructuras que se venían reclamando desde hace mucho tiempo y que esperamos que se mantengan".

Entonces también había, según indicó, una reclamación por parte de la política agraria que conoció durante unas visitas a las cooperativas en las que "nos hablaban de esa industria potente en el mercado internacional del porcino". Sin embargo, lamentó que la industria turística haya sufrido en el último verano una bajada, algo que no había pasado en ocho años, "por esa desaceleración económica que algunos quieren obviar".

Casado expresó su compromiso con la provincia al señalar que los alcaldes saben muy bien que lo que se necesita es un Gobierno de España y de la Junta que facilite las inversiones, la potenciación del turismo y del sector productivo, ya sea el primario, el de la industria o servicios.

El presidente del PP se mostró convencido de que su partido va a poner fin a cuatro décadas de mandato socialista en Andalucía "rompiendo la inercia que está arruinando esta tierra", ya que "lo tiene todo para triunfar". Al respecto, garantizó que Moreno quiere hacer con Andalucía lo que ya hizo en el Gobierno, cuando fue secretario de Estado y, para ello, cuenta con un programa en el que recoge bajada de impuestos, eliminación de la burocracia o mejora de la educación y la sanidad.

En concreto, se refirió a la "libertad en la elección" en educación, a la mejora de las infraestructuras y a leyes "que permitan que los niños tengan la misma calidad educativa en España como en otros países de Europa con los que tienen que competir". En sanidad, defendió la libertad de elección de médico y hospital, con unas listas de espera en línea media con el resto del país y con médicos igual de cuidados que en otras comunidades autónomas.

En este punto, y después de la polémica generada en las últimas semanas por las palabras de Isabel García Tejerina sobre los niños andaluces, dijo que "nuestra queja no es a los médicos, a los profesores o a los alumnos, sino a quienes gestionan esos servicios públicos".

Por todo ello, Casado aseguró que el programa del PP en Andalucía es "un programa ganador pero, sobre todo, garantiza una alternancia" después de cuatro décadas de gobierno del PSOE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios