Pasarela

Vanity Hair

  • Actrices, cantantes y modelos marcan tendencia a través de sus peinados.

Vanity Hair Vanity Hair

Vanity Hair

Ir a la peluquería revista en mano para enseñarle a la peluquera la fotografía en la que el famoso de turno luce el peinado de moda para que lo imite es cada vez más habitual. El peinado es uno de los elementos más importantes de cualquier look. Muchas famosas han convertido su pelo en su seña de identidad. Algunas cambian de peinado continuamente, otras lo mantienen durante años, algunas arriesgan con sus cortes y colores de pelo, otras son más moderadas, a veces aciertan y a veces se equivocan por completo. Pero si algo tienen en común estas famosas es que su peinado les identifica y han traspasado la pantalla y las páginas de las revistas consiguiendo que sus fans los luzcan por las calles. Esto es algo que viene de lejos. Hay que remontarse a los años 40 para hablar de Rita Hayworth en la película Gilda. Su sensual y atrevido peinado ondulado y pelirrojo le encantó a las mujeres de la época. Una de sus grandes rivales en cuanto a belleza se refiere fue Marilyn Monroe, que puso de moda el rubio platino. Tanto que se dice que fue el color más solicitado por las mujeres en las peluquerías en los años 50. En la misma época, caracterizada por el glamour y el clasicismo, Grace Kelly fue otra de las más imitadas en el peinado. Muchas actrices de hoy optan en las alfombras rojas por peinados que recuerdan a los que lucían estas tres mujeres. Jennifer Lawrence, Kate Winslet o Scarlett Johansson son algunas de las que suelen lucir este tipo de looks en sus apariciones. En los años 60 una de las actrices más seguidas fue Brigitte Bardot. Su peinado cardado y voluminoso sigue siendo imitado incluso en la actualidad. Hasta la desaparecida Amy Winehouse convirtió este peinado en su seña de identidad, aunque en esta ocasión de morena. La peluca que Elizabeth Taylor lució en la película Cleopatra en el año 1963 le convirtió en todo un icono de la moda. El flequillo recto se puso de moda y en la actualidad hasta Kim Kardashian no ha dudado a la hora de lucir el mismo peinado. En los 60 también arriesgó Mia Farrow, que sorprendió con un corte de pelo con el que consagró el estilo pixie. Un corte que resulta complicado que quede bien y que con el paso de los años han lucido estrellas como Charlize Theron, Victoria Beckham o Anne Hathaway. Entre los peinados más icónicos de los 70 se encuentra el de la actriz Farrah Fawcett. Lucía un pelo voluminoso y con ondas que le otorgaba personalidad. Las famosas trenzas de Bo Derek en la película 10, la mujer perfecta, también se pusieron de moda entre las mujeres de la época. Y en 1978 Olivia Newton John hizo que se vendieran miles de botes de laca tras el estreno de Grease. Cuando Madonna comenzó a tener éxito en los años 80 mujeres de todo el mundo imitaron su peinado, que siempre se ha caracterizado por el descuidado tinte. La cantante ha lucido infinidad de cortes de pelo pero siempre ha llevado la raíz más oscura que el resto del cabello. En la misma época una de las mujeres más queridas de todo el mundo fue Lady Di. Su estilo era imitado en las calles de todo el mundo, aunque esta vez se diferenciaba en que en vez de la extravagancia, lo que gustaba de ella era su simplicidad. Una de las décadas más destacadas en cuanto al pelo se refiere es la de los 90. Modelos, cantantes y actrices daban cada vez más importancia a sus peinados, convirtiéndolos en su sella de identidad. Una de las series de más éxito del momento era Friends. Jennifer Aniston era una de sus protagonistas y de ella llamaba la atención su pelo liso con mechas rubias. Con el paso del tiempo ha variado su look, pero sin arriesgar, siempre manteniéndose en la misma escala de color y en el liso. También puso de moda las mechas Meg Ryan. La actriz luce uno de los peinados más naturales e imitados de todos los tiempos. En los 90 el pelo liso era constante sobre las pasarelas. Naomi Campbell, Claudia Schiffer o Elle McPherson optaban por él en la mayoría de ocasiones y hoy en día lo siguen haciendo, al igual que Kate Moss. Los últimos años se caracterizan por los peinados más arriesgados. La cantante Miley Cyrus ha sorprendido en infinidad de ocasiones con su pelo. Corto, largo, de diferentes colores, con flequillo, de punta, con accesorios… Se atreve con todo. Imposibles de imitar son los que luce Lady Gaga. Peinados imposibles con adornos y sombreros difíciles de llevar son uno de los aspectos fundamentales de sus apariciones. Rihanna y Kate Perry son otras artistas que juegan con su pelo para sorprender al público. Hace poco la que llamó la atención fue Kim Kardashian, que pasó del moreno al rubio platino. Beyoncé, aunque no varía mucho su peinado, cuenta con un gran aliado que le da más fuerza aún sobre el escenario. En el repaso por los peinados más imitados de la actualidad no hay que olvidar a la reina Letizia. Es una mujer moderna y arriesgada dentro de los límites que le marca su rol dentro de la monarquía. Cada vez que cambia de peinado lo pone de moda y esta vez no ha sido menos con el favorecedor corte bob.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios