El Rocío

Esplendor en la presentación de las hermandades

  • Huelva volvió a ser centro de atención en una emotiva y brillante jornada rociera

El simpecado de la hermandad de Huelva. El simpecado de la hermandad de Huelva.

El simpecado de la hermandad de Huelva. / Alberto Domínguez

Las calles de la aldea almonteña se llenaron este sábado de simpecados coincidiendo con la presentación de las hermandades filiales que mostraron de nuevo sus respetos a la Virgen del Rocío y a la Matriz de Almonte. Huelva volvió a ser centro de atención en una emotiva y esplendorosa jornada rociera. De nuevo primó la puntualidad para rendir pleitesía a la Reina de las Marismas.

Como mandan los cánones y la tradición, la Hermandad de Villamanrique de la Condesa fue la primera un año más en iniciar la presentación de las filiales ante la Matriz de Almonte y su Patrona la Virgen del Rocío. Lo hizo a la hora prevista, cuando ya un sol radiante saludaba a los romeros venidos de todos los puntos de Andalucía y más allá, un sol luminoso que iba a perdurar en toda la presentación de las filiales.

La primera filial de la la provincia onubense en postrarse ante la Blanca Paloma fue La Palma del Condado, a la que siguió Moguer. Cantes, rezos y palmas se sucedieron ante la concha de la ermita, por donde fueron desfilando todas las filiales que no lo habían hecho el día anterior. La presentación de Huelva levantó una gran expectación. Lo hizo acompañada de la hermandad de Lucena del Puerto, de la que es madrina, al cumplir el 75 aniversario de su fundación, lo que dejó en la retina de los romeros estampas únicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios