Brujas-Atlético | Champions League

Empate frustrante del Atlético

  • El conjunto de Simeone es incapaz de doblegar a domicilio a un Brujas bien plantado y pierde la primera plaza del grupo en favor del Dortmund

Griezmann se duele tras una falta Griezmann se duele tras una falta

Griezmann se duele tras una falta / Efe

El Atlético de Madrid sufrió un empate frustrante en Brujas, apartado de la primera plaza de su grupo por un 0-0 en Bélgica, un ejercicio de dominio prácticamente inofensivo, con apenas un par de ocasiones, y el triunfo a la vez del Borussia Dortmund en su visita a Mónaco.

El equipo de Simeone no pudo superar al Brujas, un rival armado y protegido en torno a su poblada retaguardia, en un partido en el que no tiró tanto como pisó el área. Y, cuando conectó el remate, sólo en el primer acto, le faltó puntería, caso de Thomas en un lugar inmejorable y con un disparo directo al cuerpo de Horvath, o irrumpió ágil el portero, que voló a la parábola de Griezmann, camino a la escuadra y que repelió una fenomenal parada, en la mejor oportunidad rojiblanca del encuentro.

Pero el Atlético mandón del principio se quedó en dos ocasiones, tres con la que añadió después el francés con un remate apurado, y en una inquietud mínima en el viaje al descanso, el lanzamiento de falta de Denswill que atrapó Oblak sin excesos, mientras ya presionaba el marcador de Mónaco: 0-1 al cuarto de hora a favor del Dortmund. El primer puesto del grupo ya pasaba por un resultado indispensable: ganar o ganar. No había más para el Atlético cuando regresó del vestuario para la segunda parte, desaparecido un buen rato de las cercanías del área contraria, lejos del gol que necesitaba para sostener la cima de la tabla hacia octavos de final.

Ya no era el Atlético del inicio del duelo. Ni se sentía tan tranquilo en su territorio ni apenas irrumpía en el área rival, menos aún por las bandas, por donde Arias apenas puso un centro. Necesitaba un impulso de agitación, rebuscado por Simeone en su banquillo con un doble cambio: Vitolo y Correa por Lemar, lastimado antes en el tobillo, y Gelson, una hora inadvertido. Luego, ocho minutos después, recurrió a Niko Kalinic. Sin embargo fue Oblak el que salvó a su equipo con una parada enorme a un cabezazo picado de Luan Peres.

Muy poco de los colchoneros hasta el final de un partido en el que el Atlético dejó escapar una buena oportunidad para pasar a octavos liderando su grupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios