En directo Los fallecidos eran "tres buenos estudiantes con vocación social"

Cómics

¡Martillo Negro nunca más!

  • Habiendo abandonado su carrera como portadora del instrumento que hizo leyenda a su padre, Lucy Weber vive una gris vida como ama de casa…

Ilustración de portada.

Ilustración de portada.

Se ha escrito, y se sigue escribiendo mucho en el mundo de los superhéroes que ocupan páginas y páginas de comic-books en la industria norteamericana, pero hay pocos guionistas como el canadiense Jeff Lemire que, armado con un talento y sensibilidad incuestionables, ha creado un nuevo y muy personal universo poblado de gente con increíbles poderes, y también muchos problemas personales.

Y he aquí la clave, lo que diferencia la saga Black Hammer de otras historias protagonizadas por hombres y mujeres que visten capa y mallas.

Lemire define ante todo la parte humana de sus personajes, y en el caso de la protagonista de este nuevo arco argumental, que lleva como subtitulo El Renacer, vemos como ya no es la heredera de Martillo Negro, ese padre, pero ante todo héroe, que lo sacrificó todo para proteger a su ciudad, Spiral City y a sus compañeros de supergrupo.

Lucy Weber, joven periodista, hará todo lo posible, e imposible, para averiguar que le sucedió a su progenitor, y la respuesta a este misterio la llevará a portar el martillo que la transforma en una poderosa superheroina que, durante algún tiempo defenderá a la ciudad, limpiándola de la amenaza de diversos villanos e incluso enfrentándose a algún que otro vigilante, como el expeditivo Revientacráneos, con el que tendrá algo más que palabras…

Pero algo, o alguien, hizo que esta exitosa carrera como defensora del bien terminara de manera radical, ya que Lucy, ahora una dedicada madre de familia, debe atender a sus dos hijos y a su marido, un tipo algo calzonazos al que conoció cuando aún vestía un antifaz.

Dicen que el pasado siempre vuelve, y los recuerdos acosan a la protagonista, que no puede evitar regresar a esos días, sobre todo por el rebelde comportamiento de su hija mayor, Rose, que se va a poner en peligro.

A este hecho hay que sumar que su matrimonio se desmorona por momentos, y para completar la ecuación, verá con sorprendidos ojos como alguien, un personaje al que todos los que seguimos esta apasionante saga ya conocemos, se materializa en su salón, ofreciendo más preguntas que respuestas a una boquiabierta Lucy.

Supervillanos, mamporros, drama familiar, oscuros recuerdos del pasado… Un tapiz delineado con talento por su arquitecto, Jeff Lemire, que en esta ocasión está acompañado por la ilustradora británica Caitilin Yarsky (Coyotes, Bliss), que realiza, como todos los dibujantes que han dejado su huella en Spiral City, un magnífico trabajo, gráficamente alejado del manido canon superheroico.

¿Volverá a sujetar Lucy el poderoso Martillo Negro?

Se inicia un nuevo capítulo en esta saga que, como siempre, nos deja a sus lectores con ganas de más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios