Cine

'Tres anuncios en las afueras' triunfa en los Bafta como mejor película

  • Obtiene cinco trofeos de la Academia británica, que consagra como mejor director a Guillermo del Toro por 'La forma del agua'

El equipo de 'Tres anuncios de las afueras'. El equipo de 'Tres anuncios de las afueras'.

El equipo de 'Tres anuncios de las afueras'. / EFE

Tres anuncios en las afueras, con cinco Bafta, fue la gran triunfadora anoche en la 71 edición de los premios de la Academia británica pero el galardón al mejor director fue para el trabajo de Guillermo del Toro por La forma del agua y algo muy raro tendría que pasar de ahora al 4 de marzo para que esa noche el mexicano no se llevara el Oscar a la dirección.

El filme del inglés Martin McDonagh consiguió cinco de las nueve máscaras a las que optaba. Mejor película, mejor actriz (Frances McDormand), mejor actor secundario (Sam Rockwell), mejor guión original y mejor película británica fueron las cinco categorías en las que se impuso Tres anuncios en las afueras, a la que siguió por número de premios La forma del agua, que se llevó tres, y El instante más oscuro, y Blade Runner 2049, con dos cada uno. Tres anuncios en las afueras, escrita y dirigida por McDonagh, gira en torno a la historia de Mildred Hayes, una madre que alquila tres vallas de anuncios para llamar la atención sobre el crimen sin resolver del que su hija fue víctima.

La obra de McDonagh, que ya ganó el Globo de Oro a mejor película el mes pasado, se postula así como máxima favorita para conquistar el preciado Oscar en esta misma categoría. "Este filme trata de una mujer que se niega a recibir más mierda. Es una mujer sin remordimientos, como lo es Frances McDormand en realidad. Es una cinta optimista, pero también trata sobre el enfado. Estamos viendo que el enfado es la única forma de llamar la atención de la gente, y por eso le damos las gracias a los Bafta", aseguró McDonagh tras recibir el premio.

Guillermo del Toro cumplió con los pronósticos en la categoría de mejor director y, con la fantasía romántica que es La forma del agua, se llevó el Bafta, el segundo que gana tras el logrado en 2007 por El laberinto del fauno en la categoría de mejor película de habla no inglesa. La forma del agua, que comenzó la noche aspirando a 12 premios, narra la historia de una limpiadora muda que trabaja en un laboratorio de alta seguridad del gobierno durante la Guerra Fría y se enamora de una criatura humanoide-anfibia capturada. Los otros dos premios que se llevó fueron para la música original de Alexandre Desplat y el diseño de producción. En la categoría de mejor actor triunfó Gary Oldman por El instante más oscuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios