Andalucía

Andalucía hará test a los inmigrantes irregulares y les obligará a guardar cuarentena

Dos sanitarios preparados para hacer un test de coronavirus. Dos sanitarios preparados para hacer un test de coronavirus.

Dos sanitarios preparados para hacer un test de coronavirus. / Juan Carlos Muñoz

Los inmigrantes que lleguen de forma irregular a Andalucía guardarán una cuarentena de 14 días y se les realizarán test para prevenir casos importados de la Covid-19. La delegada del Gobierno, Sandra García, analizó ayer por videoconferencia con los subdelegados de las provincias costeras de Almería, Granada, Málaga y Cádiz la aplicación de un protocolo ante posibles casos importados en la inmigración irregular, que incluye ambas medidas, cuya aplicación ha reclamado la Junta de Andalucía.

En cada provincia costera andaluza se implantará este protocolo, elaborado por el Ministerio de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social y uno de cuyos puntos más importantes es la preparación de un dispositivo sanitario, competencia del Servicio Andaluz de Salud (SAS), para realizar test en cada puerto de llegada. Otra de las medidas incluye el aislamiento, durante 14 días, de todas las personas que entren desde el extranjero, que será coordinado con las autoridades sanitarias autonómicas para hacer un seguimiento de los casos.

En lo que respecta al período y lugar de cumplimiento de la cuarentena, el comunicado señala que "en el caso de las personas llegadas a costa, no es otro que su recurso de acogida", por lo que el protocolo prevé que los ayuntamientos faciliten recursos habitacionales para la acogida de inmigrantes, de larga duración o para afrontar situaciones de emergencia, en virtud del convenio suscrito entre la Secretaría de Estado de Migraciones y la Federación Española de Municipios y Provincias.

Los traslados de inmigrantes a un lugar de acogida situado en localidades diferentes a la de llegada tienen plena cobertura jurídica ya que el protocolo analizado este martes "concreta la aplicación práctica" de esta normativa y "garantiza" el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias previstas.

Este protocolo, ya operativo, se sustenta en cinco líneas de actuación que van desde la distancia social, aislamiento y lavado de manos; utilización de equipos de protección personal individual; realización de pruebas diagnósticas cuando sea necesario; identificación de casos positivos y trazabilidad y cuarentena de contactos y formación del personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios