Las recetas

Nuececilla: 'Nucula nucleus'

Nuececilla: 'Nucula nucleus' Nuececilla: 'Nucula nucleus'

Nuececilla: 'Nucula nucleus'

Las nuececillas, almejas de gaviota o almejas de burro eran en mi infancia, hace ya muchos años, las almejas mas abundantes en toda la biocenesis almejaría de Punta Umbría, en un paraje llamado los Bajos de la Canaleta el motivo es que no se consideraba una almeja comestible y solo se empleaba, hoy también se emplea, para cebo en la pesca artesanal y de caña. Había peces que entraban muy bien a las almejas nada más echar el sedal, como las lisas y los roncadores entre otros.

Hoy, aunque también se usan las nuececillas como cebo, se consumen como otra almeja y su número ha descendido notablemente en todo nuestro litoral por sobre pesca, entre otras causas, una lástima...

Una cosa que para mí las hace simpáticas, es que debido a su bajo precio es muy frecuente que no lleguen al mercado, los marineros las suelen regalar a pensionista y gentes más desfavorecidas en las lonjas de la Costa.

Se trata de una almeja pequeña, parecida a la clica, con concha pequeña, robusta, con las dos valvas lisas e iguales, triangulares, ligeramente redondeadas, con bandas radiales muy poco marcadas y con el borde inferior de las valvas ligeramente dentado.

El borde de la charnela es rugoso con mas dientes en la parte anterior que en la trasera, las impresiones maculares de los abductores (los músculos que las abren y las cierran) son iguales, no presenta sifones.

Su color es amarillento verdoso muy suave, y casi banco, en el exterior, mas oscuro en los bordes, y blanco amarillento anacarado en el interior; su tamaño oscila entre un centímetro y dos de centil.

Su hábitat se encuentra en fondos arenosos limpios entre el espacio intermareal y los ciento cincuenta metros y se alimenta por la parte anterior, de la materia orgánica que se encuentra en suspensión en las aguas, dado que carece de sifones.

Es una almeja que se encuentra en todo nuestro litoral y se pesca mediante arrastre o succión con chuponas aunque no se pesca directamente, es un subproducto de la pesca de la chirla.

La época de mayor abundancia está en los meses de verano, así como la época de mayor consumo, pues al ser de menor valor para los veraneantes y no ser su precio muy elevado, aumenta el consumo local, al disparase los precios de otros mariscos bivalvos.

Su carne es muy apreciada con un contenido estimado del 1% de materia grasa, un 18% de proteínas y ochenta kilocalorías a los cien gramos, siendo su consumo local o emplearse como cebo en la pesca.

Su cocina es amplia generalmente como:–En plancha de sal con zumo de limón.– En arroces como el conocido de señorito.–Vivas aderezadas con unas gotas de zumo de limón.–Al vapor se abren en una sartén con un par de cucharadas de vino o de agua.–Guisadas con carne de cerdo. –Crudas, formando parte de cebiches.–Ranchos de almejas con patatas.–Cocidas al vapor y después se usan para ensaladas u otros platos.–Caldereta de nuececillas.–Cataplanas de frutos del mar.–Salsas para pastas: como tallarines con nuececillas con tomate.

Fideua

Ingredientes (4 personas)

Cuatrocientos gramos de cigalas chihuatas /un vaso de nuececillas /dos cientos gramos de gambas arroceras /un cuarto de kilo de rape /cuatrocientos gramos de fideos huecos /dos dientes de ajo /tres tomates /una cucharadita de pimentón /tres hebras de azafrán /tres cuartos de vaso de aceite /litro y medio de caldo corto de pescado /sal y pimienta

Se prepara en una paella un fondo con el aceite, la cebolla, el ajo cortado en laminas, el pimiento y los tomates rallados y sin pepitas. Se añaden las cigalas y las gambas peladas, cuando se hagan un pelín, se añade el rape cortado en dados junto a las nuececillas y se cocina un par de minutos.

Se riega con el caldo corto y cuando rompa a hervir, se incorporan los fideos, se remueven y se cocinan a fuego medio un cuarto de hora, se salpimienta, se retira se deja reposar y se sirve.

Si se queda corto de agua, se le añaden unas cucharadas. Esta receta es un rancho de tierra de los pescadores levantinos, en un principio se preparaba con fideos normales y pescado de morralla, después con el tiempo se generalizó y evolucionó un poquito.

Nuececillas con tomate

Ingredientes (4 personas)

Un kilo de nuececillas /tres cucharadas de aceite /dos dientes de ajo /dos tomates /una cucharadita de pimentón /una cucharada de perejil /sal y pimienta

En una cazuela de barro con aceite se saltea el ajo picado, se retira y reserva. En la misma cazuela y aceite se rehoga el tomate picado sin piel ni pepitas junto al pimentón. Se cocina cinco minutos, se añaden las nuececillas y el perejil, se cocinan hasta que abran, se añade el ajo y se sirven en la misma cazuela de barro.

Nuececillas con salchichas caseras

Ingredientes (4 personas)

Un kilo de nuececillas /cuatro salchichas caseras /cincuenta gramos de jamón /media cucharadita de piri-piri /una cebolla /dos cucharadas de aceite /una cucharadita de pimentón /un vaso de vino /sal y pimienta.

En una cazuela de barro se saltea en aceite la cebolla picada, cuando transparente, se espolvorea con el pimentón y el piri-piri, se remueve, se añaden las salchichas picadas y el jamón cortado en taquitos, se riega con el vino y se cocina tapado con la tapadera del revés un cuarto de hora.

Se añaden las nuececillas, se abren, se remueven, se cocinan cinco minutos para que se impregnen bien y traben los sabores, se sirven.

Receta recogida en la Puebla de Guzmán (Huelva). Las salchichas caseras le dan un sabor y un aroma al plato verdaderamente curioso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios