Vivir en Huelva

Kilómetros de solidaridad

  • Participantes onubenses de la Panda Raid colaboran con la Fundación GoodPlanet

Kilómetros de solidaridad Kilómetros de solidaridad

Kilómetros de solidaridad

No hay dos sin tres y el onubense José Carlos Contreras , tras la experiencia de 2015 y 2016, quiso vivir de nuevo la aventura y se inscribió en otra edición de la Panda Raid. En esta ocasión realizó la ruta por tierras marroquíes acompañado por su hermano Javier y quedaron octavos en su categoría.

Recorrieron durante seis días, del 3 al 9 de marzo, más de 3.000 kilómetros por distintos tipos de terreno (desierto, carretera y pistas), en los que tuvieron que demostrar su destreza al volante y pusieron a prueba la resistencia de su vehículo, que compraron y prepararon para este reto.

Los hermanos José Carlos y Javier Contreras quedan octavos en su categoría

Salieron el 2 de marzo de Lucena del Puerto, que es donde tienen el Seat Panda, y de ahí se dirigieron a Motril, donde embarcaron en un ferry para ir a Nador. Realizaron las distintas etapas establecidas por la organización hasta llegar a la meta, ubicada en Marrakech. Se levantaban a las seis de la mañana y sobre las tres de la tarde ya estaban en el siguiente campamento.

El primer día de la competición, el 3 de marzo, tuvieron que luchar contra una climatología adversa, "tuvimos que dormir incluso en el Panda, no pudimos montar la tienda de campaña", conforme se fueron acercando al sur, el tiempo fue mejorando, "fue más soleado", a lo que añadió que "mecánicamente no tuvimos ningún problema". Contreras destacó el "gran compañerismo" existente entre los participantes, "gente procedente de toda Europa".

Al igual que en las anteriores ediciones, no faltó en esta iniciativa deportiva el componente solidario. A diferencia de las otras, en las que los participantes aportaron material escolar, que se distribuyó por centros escolares de Marruecos, en esta ocasión parte del dinero de la inscripción se destinó a una acción social de la Fundación GoodPlanet, que se llevará a cabo en el municipio de Drarga, con el objetivo de fomentar un sector apícola sostenible como complemento de la producción de aceite de argán; ayudar a los productores a organizarse en cooperativas y profesionalizar la actividad.

De este proyecto se beneficiarán de manera directa doce apicultores del pueblo de Azrarag y dieciocho de Ait Baha Oubaha, e indirectamente, ciento cincuenta miembros de las familias de los apicultores. La apicultura constituye una fuente de ingresos para los habitantes del bosque de Mesguina, en el que unas ciento cincuenta personas se dedican a esta práctica con más de tres mil colmenas tradicionales y poco productivas.

Se pretende con esta acción solidaria contribuir al desarrollo de las dos cooperativas, creadas en 2015 y 2016, y formar a los afiliados en las técnicas apícolas.

Aparte, los hermanos onubenses llevaron en su vehículos leche en polvo y la repartieron durante su estancia en Marruecos entre las personas menos favorecidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios