Vivir en Huelva

La Umbría disfruta de sus afamadas Migas Solidarias

  • Numeroso público participó en esta jornada organizada por la Asociación de Mujeres El Pilar a beneficio de la asociación serrana Sanicher

La Umbría disfruta de sus afamadas Migas Solidarias La Umbría disfruta de sus afamadas Migas Solidarias

La Umbría disfruta de sus afamadas Migas Solidarias

La aldea aracenense de La Umbría acogió ayer sus afamadas y populares Migas Solidarias. Es ya una de las citas más antiguas, consolidadas, y de mayor reclamo turístico durante el Puente de la Inmaculada, ya que el próximo año cumplirán su mayoría de edad.

Se vivió una jornada casi divina en cuanto a la climatología, algo fría, y en la que un año más muchos de los visitantes y serranos se fueron a La Umbría, aldea situada a pocos kilómetros de Aracena, una de las más pobladas y muy cerca de la N-433.

Desde primera hora de la mañana la carretera de La Umbría empezó a tener un constante tránsito de vehículos y, como siempre, algo colapsada hasta la entrada. El objetivo era claro, llegar al Pabellón Multiusos, al final de la aldea, justo detrás de la bonita iglesia de la Virgen de la Antigua. Cada visitante aparcó donde pudo, algunos incluso se fueron en el autobús gratuito desde Aracena, con servicio de lanzadera constante desde las doce del mediodía hasta las seis de la tarde desde la parada de autobús de Aracena, gentileza del Ayuntamiento.

Ya por la tarde, cuando mejor estaba el tiempo, la estampa fue única: centenares de personas en el gran rellano donde se ubica el pabellón. Y por supuesto, el interior del recinto también estaba lleno de personas, acomodadas con muchas mesas y sillas habilitadas para la ocasión. La organización expresó su especial agradecimiento a la Diputación provincial de Huelva y en concreto al diputado serrano Ezequiel Ruiz.

En la zona de cocina del pabellón, tras la barra, se podía entrar a hacer alguna fotografía. Allí doce vecinos de La Umbría hicieron migas durante varias horas seguidas. Material había porque las previsiones de años anteriores ya lo hacían intuir. De hecho, en el día de ayer los centenares de presentes se comieron migas hechas con más de 150 kilos de patatas y más de 500 panes artesanos de la zona.

En el exterior del pabellón había una zona de tickets y cada uno pidió lo que quiso; plato de migas, bebidas, dulces caseros (es otro de los éxitos de este evento) u otras delicias. Por cuarto año consecutivo varios afamados cortadores de jamón, trabajo solidario también, cortaron el mejor producto para que los presentes pudieran comprarlo y degustarlo.

Y además de migas ofrecieron los esperados dulces caseros que, como siempre, se acabaron pronto, pese a haber muchas docenas. Tanto es así que algunas familias y reuniones se los comieron allí por la tarde y otros se lo llevaron de vuelta, e incluso el rico jamón bien cortado, migas de chorizos y chorizos asados o caldereta.

La Umbría, una pequeña y coqueta aldea de Aracena (una de las más grandes en población de la seis bajo la tutela de la localidad cebollera), fue ayer la capital de la Sierra. La gran mayoría de sus vecinos se vuelcan, tanto ayer las como semanas previas, cada tarde en el pabellón, para organizar un evento de una magnitud que a ellos mismos sorprende y que además es solidario.

En concreto, la organización corre a cargo de la Asociación de Mujeres El Pilar. Y en esta ocasión los beneficios son para la asociación serrana Sanicher. El colectivo trabaja desde hace muchos años en la Sierra para traer a la comarca, tanto en verano como en Navidad, a niños bielorrusos y así quitarles la máxima radiación posible de sus cuerpos tras el desastre de Chernóbil, y lo que es mejor, ampliarles su edad de vida. Curiosamente Sanicher ya ha sido la beneficiaria de la labor de las migas en otra edición anterior, aunque este año fue el único proyecto que se presentó previamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios