El fichaje pedido por Unidas Podemos

El pinchazo de Cintora en la sobremesa de La 1

  • La administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, ha defendido a ultranza este jueves en sede parlamentaria la externalización de un programa que a raíz de sus descendentes datos audiencia cuestiona la decisión

Jesús Cintora, 'Las cosas claras' Jesús Cintora, 'Las cosas claras'

Jesús Cintora, 'Las cosas claras' / RTVE

En las filas de Unidas Podemos, tanto entre su cúpula como entre sus simpatizantes, tienen una cita cada mediodía en redes sociales para aplaudir las virtudes de Jesús Cintora y su nuevo programa en TVE, Las cosas claras. Palmas en forma de tuits. Un acto de pleitesía virtual para encumbrar a su profeta.

La administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, ha defendido este jueves de forma tajante ante las airadas críticas de la oposición por la externalización de este contenido de corte político.

El público, más allá de tuiteros afines al partido de Pablo Iglesias, le está dando la espalda a juzgar por las cifras de audiencia.

Las cosas claras ha ido perdiendo adeptos día tras día, completando una primera semana en clara evolución descendente. Lo que el primer día fue motivo de júbilo (pese a tratarse de una cuota de pantalla muy discreta (9,2% de share), en los siguientes ha ido bajando progresivamente, hasta cerrar la semana en poco más de 7 puntos, como se ha ido confirmando a lo largo de esta semana. Los informativos territoriales, que van en el ecuador del este espacio dividiéndolo en dos, comienzan a tener mejor cuota.

Cintora no sólo perdió casi 2 puntos (de 9 alcanzados en su estreno) en cinco días, sino que además el programa de Cintora promedia por debajo de la media de La 1, que en este mes de noviembre está en un 9,3%. Es decir, buena parte del público de TVE no entra en este espacio. Y eso que no parece un reto tan grande alcanzar la media de La 1 ya que el canal se encuentra en los peores registros de su historia.

Otro dato preocupante para el soriano y su nuevo programa es que tampoco ha logrado hacer daño a La Sexta, que es el otro gran objetivo, ya que la cadena verde promedió en esa primera semana un 12,4% de cuota en la franja en la que se emite Las cosas claras (de 13.00 a 15.00).

El pinchazo de Las cosas claras es tan notorio que no es que no haya logrado erosionar a Ferreras y los suyos: es que La 1 es la quinta opción en su franja de emisión. Por delante del programa de Cintora quedan las ofertas que a esa hora emiten Antena 3, Telecinco, La Sexta y las cadenas autonómicas.

Con estas cifras a las primeras de cambio es lícito preguntarse si le merecía la pena a la TVE de la interina Rosa María Mateo tal aventura con la polémica que ha acarreado y con el descrédito que está suponiendo para su marca informativa un programa acusado de estar al servicio de unos intereses ideológico muy concretos y con el enfrentamiento en el seno de la plantilla de Informativos.

Vista la satisfacción con la que jalean los líderes de Unidas Podemos, y sus portales oficiales, la llegada de Cintora a TVE, quizá solo para ellos haya merecido la pena este empeño. Bueno, y para el propio Cintora y la productora que está detrás de este programa (y lo cobra).

¿Eran estos los mismos que clamaban por una Televisión Pública no politizada?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios