Enfoque | Falta de médicos El Olivillo, un ejemplo significativo

Antonio Vergara y Teresa Almagro, representantes de la Marea Blanca en Cádiz sirven el caso del Centro de Salud del Olivillo como ejemplo trasladable a otros de la capital y de algunas poblaciones grandes. “En la Sierra y La Janda –dicen–, la situación es aún peor, y no digamos en verano. Otro caso es el del Campo de Gibraltar, a donde no quiere ir nadie... por las condiciones laborales y la problemática social muy poco acogedoras. En este caso habría que poner en marcha incentivos salariales o de otro tipo”.En el Olivillo “las plantillas iniciales previstas eran de 10 médicos y 10 enfermeros (DUE), pero de entrada se dejaron en 9 y 9; desde 2008 y de forma progresiva se decide que no se provean sustituciones (para bajas, vacaciones...) en ningún caso, así que la plantilla es de manera habitual de 7-8 por cada caso, lo que ya supone una reducción del 30%; pero además esta política hace que en los períodos festivos (casi un mes en Navidades, Carnavales, Semana Santa, los tres meses de verano...) la plantilla real sea de 4 o 5 médicos y el mismo número de DUE. Es decir, que el Olivillo está funcionando una buena parte del año con el 40 o el 50% de su plantilla”No obstante, los portavoces de la Marea Blanca reconocen que desde 2017 “y por las presiones de la movilización” se ha decidido retomar las sustituciones en el periodo veraniego, pero aparecee el problema de que no se encuentran especialistas de área, porque tras 10 años de condiciones indignas, ha emigrado a otros países.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios