Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Recreativo

El ascenso no es novedad para todos en el Recre

  • Hasta cinco integrantes de la plantilla ya ascendieron el año pasado

La celebración de la victoria del Recre ante el Cartaya.

La celebración de la victoria del Recre ante el Cartaya. / Alberto Domínguez (Huelva)

El ascenso del Recreativo está a unos centímetros. Cuestión de un pinchazo del Utrera en Pozoblanco, donde el conjunto del Valle de los Pedroches necesita sumar en su lucha por la permanencia, o de una victoria albiazul más. El objetivo con el que se comprometió el club al inicio de la temporada y para el que fue creada la plantilla está a punto de conseguirse. El equipo que ha militado por la Tercera RFEF con el Decano es completamente nuevo, con jugadores que venían de diferentes equipos y la mayoría de categorías más altas. El reto era claro: el ascenso sí o sí o sí y sin ningún tipo de excusas. Estar en la categoría más baja de la historia del Decano solo podía ser un paso efímero. Estar era un fracaso, permanecer más tiempo un drama. 

Para ello, se le dio el mando a Dani Alejo con el objetivo de configurar desde la planificación deportiva una plantilla competitiva y de garantías para asumir el reto. Los mejores puesto por puesto con un reto innegociable. A los mandos, un técnico que sabía de qué iba la historia: Alberto Gallego. Cada uno de un punto de España pero con el mismo objetivo, ascender al Recre. La experiencia del salto de categoría es algo conocido para muchos de los que están en el vestuario del Nuevo Colombino pero nuevo para otros que aún no han cosechado este objetivo. La pasada temporada ascendieron tres jugadores de los que ocupan ahora las filas albiazules. Juanjo Mateo es uno de ellos. El sevillano jugó en la temporada 2020/2021 en el San Roque de Lepe. El conjunto lepero militaba en Tercera RFEF y consiguió hacerse con un puesto en los play-off. Certificó su ascenso ganando al Xerez DFC por 2-1 y por la derrota del otro Xerez ante el Puente Genil. Ahora compite en la Segunda RFEF, donde tiene al alcance de la mano la permanencia y la garantía de un derbi provincial con los albiazules la campaña venidera. Dos que compartieron equipo la pasada temporada fueron Dani Sales y Gonzalo Piña, ambos ascendieron con el Algeciras. El conjunto algecireño quedó primero de grupo y certificó su salto a Primera RFEF en el partido frente a la Balompédica Linense por 0-1.

El técnico Alberto Gallego e Ismael Barragán consiguieron proclamarse equipo de Segunda RFEF con el Ibiza-Islas Pitiusas hace prácticamente un año. El plantel ibicenco ascendió de manera virtual, empató con el Formentera y fue esa misma tarde, el empate a 0 entre el Platges de Calvià y el Constància en Mafaluf lo que confirmó el ascenso. Saben por lo tanto lo que es festejar el salto de categoría desde casa y no en el terreno de juego. Hoy pueden repetir experiencia por partida doble.

Para otros muchos de los futbolistas es una experiencia conocida pero no reciente. Otros en cambio se estrenan. Algunos de los albiazules han disfrutado de un ascenso en equipos anteriores y saben lo que es conseguir el objetivo marcado a comienzo de competición. Tienen carreras más o menos dilatadas a sus espaldas como Pablo Gallardo, Juan Delgado o Chendo Alarcón. En cambio, jugadores como Víctor Barroso, solo han conocido sinsabores desde que ascendieron al primer equipo con el paréntesis de la temporada de Salmerón, o Rubén Gálvez, a quien el destino le debe una celebración como albiazul, y vivirán la experiencia este año por primera vez. Todos ellos asumen que no será la última. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios